Acude al partido internacional de fútbol sub-21 España-Rumanía
Tras expresar su respeto por el nuevo gobierno, ha recordado que su candidatura ganó, con más de un millón de votos

Susana Díaz liderará una oposición "responsable" y está dispuesta a repetir como candidata para recuperar la Junta

Política - Europa Press - Viernes, 11 de Enero de 2019
Así lo ha manifestado en una rueda de prensa en la que ha prometido que el traspaso de poderes será "ejemplar".

Susana Díaz, este viernes en rueda de prensa. jesús prieto/europa press

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ha confirmado este viernes que liderará una oposición "responsable, constructiva y útil" en el Parlamento andaluz y ha expresado su disposición a presentarse a las próximas elecciones autonómicas para volver a recuperar el Gobierno de la comunidad.

En rueda de prensa en la sede regional del PSOE-A, Susana Díaz ha indicado que de hecho los socialistas andaluces están ya preparados para afrontar las elecciones autonómicas cuando sean, sobre todo, después de haber oído al presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, o a un dirigente de la "extrema derecha" de Vox hablar de elecciones "inminentes".

En cuanto al futuro Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos (Cs), presidido por Juanma Moreno, y que cuenta con el apoyo de Vox, Susana Díaz ha manifestado que nace como un "pato cojo" y marcado por la "inestabilidad", con "desconfianza" entre los propios partidos que conforman ese "tridente" de la derecha y extrema derecha.

Susana Díaz ha manifestado que ella ha trasladado al secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien habló por última vez para felicitarse las fiestas navideñas, su intención de liderar la oposición en Andalucía y que en él ha encontrado "apoyo y cariño".

Preguntada sobre algunos pronunciamientos que se han hecho desde Ferraz en relación con el futuro del PSOE-A, Susana Díaz, que ha asegurado que no será senadora en representación de la comunidad autónoma, ha querido dejar claro que no existe ninguna "discrepancia en materia orgánica" ni con Pedro Sánchez ni con el resto de la dirección federal, sobre todo, porque todos los socialistas andaluces están al lado de esa dirección federal.

En cambio, no ha descartado que en algún momento pueda haber alguna "discrepancia política" ante asuntos en los que ella tenga que salir en defensa de Andalucía: "Yo siempre pondré la defensa de Andalucía por delante de la defensa de los intereses de nuestro partido".

Díaz se ha mostrado convencida de que las próximas elecciones municipales de mayo van a ir "muy bien" para el PSOE en España y Andalucía, porque la gente ya le ha visto el "plumero a la derecha", y ha augurado una importante movilización de la izquierda.

Decisiones en Madrid

En cuanto al futuro Gobierno de coalición PP-Cs, Susana Díaz ha mostrado su preocupación por el hecho de que las decisiones se hayan tomado en despachos de Madrid, por parte de representantes de esos partidos y de Vox ajenos a esta tierra. Ha confiado en que "no se gobierne Andalucía desde Madrid" una vez que el nuevo Ejecutivo empiece a andar.

Un nuevo Gobierno que, según la presidenta en funciones, viene marcado por la "inestabilidad" política y por la desconfianza entre los propios partidos que han llegado a acuerdos, en clara referencia al hecho de que Ciudadanos (Cs) diga que no le vincula el pacto del PP con Vox. En su opinión, llama la atención que Cs haya unido sus votos al PP para echar al PSOE-A de la Junta y ahora no quiera "mancharse votando con la extrema derecha".

Ha insistido en que ella va a centrar todos sus esfuerzos en ejercer una oposición constructiva al frente del grupo mayoritario en la Cámara andaluza, con el objetivo fundamental de defender todo lo que esta tierra ha conquistado y de que los andaluces que han votado al PSOE-A vean que su voto ha merecido la pena.

Ha señalado que su responsabilidad es intervenir en el debate de investidura que el Parlamento desarrollará el martes y miércoles y que ella felicitará a Juanma Moreno una vez que sea elegido presidente de la Junta.

Un traspaso de poderes "ejemplar"

Ha anunciado también que ha dado "instrucciones" para que se produzca un traspaso de poderes "ejemplar" con el Ejecutivo que están diseñando el PP-A y Ciudadanos (Cs) -con el apoyo de Vox en la investidura-, que considera que es "legítimo" pero "no es el que merece Andalucía".

Díaz ha defendido que la administración que ella dirige es "seria, solvente y transparente", y, para demostrarlo, cree "fundamental" que el traspaso de competencias se realice "con toda la rapidez, seguridad, transparencia y de manera ejemplar".

Al respecto, el líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, ha explicado este viernes a Europa Press que el vicepresidente y consejero de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática en funciones, Manuel Jiménez Barrios, contactó este jueves telefónicamente con él para felicitarle por su próximo nombramiento como vicepresidente de la Junta y para ofrecerle ayuda en el relevo de cartera, una vez que se formalice el cambio de gobierno.

Marín ha explicado que durante la conversación con el actual número dos del Gobierno de Susana Díaz, Jiménez Barrios le emplazó a mantener un encuentro cuando tome posesión del cargo para informarle de la situación en la que se encuentra dicho departamento, así como también de todas aquellas cuestiones que considere oportunas, a fin de llevar a cabo un cambio tranquilo en la Vicepresidencia del Ejecutivo andaluz.

Subraya la victoria del PSOE-A

En su rueda de prensa, Susana Díaz ha querido dejar claro que considera "legítimo" al próximo gobierno que encabezará el 'popular' Juanma Moreno, y por eso le manifiesta su "máximo respeto" hacia el mismo, apostillando que "ese respeto profundo que tenemos todos los socialistas andaluces a la legitimidad del próximo gobierno es el mismo que pedimos al resultado que obtuvimos en las urnas", en la cita del 2 de diciembre.

En ese sentido, ha recordado que, en esos comicios, la candidatura que ella encabezó fue la ganadora, con más de un millón de votos, según ha recordado, si bien ha admitido que fue una victoria "insuficiente" porque no le va a permitir seguir al frente de la Junta debido a que "se han unido dos partidos de derecha y uno de ultraderecha", en alusión a Vox, que así "está reconocido" y que "ha manifestado posiciones racistas, homófobas y justificando la violencia contra las mujeres".

Al respecto, ha hablado de "un momento muy difícil para la democracia española" porque "la extrema derecha ha entrado en el Parlamento de Andalucía", ha llegado "galopando, a por todas" y sin "complejos", lo que está generando "inseguridad" y "preocupación" en colectivos como los homosexuales, los docentes de la escuela pública o los profesionales de la sanidad pública.

Por otro lado, Díaz cree que hay que felicitarse "por el proceso ejemplar que se está llevando a cabo" tras los últimos comicios y en el desarrollo de los procedimientos establecidos en el Estatuto de Autonomía de cara a la elección del presidente.

Ha indicado que espera que no se vuelva a poner en cuestión la voluntad libre de los ciudadanos en las urnas, y ha expresado su "preocupación" por que "se gobierne Andalucía desde fuera de Andalucía", y ha reclamado "transparencia y claridad" al próximo Gobierno, y al líder del PP-A, Juanma Moreno, que "ejerza con claridad y seguridad hacia los andaluces" su cargo como jefe del Ejecutivo andaluz si es investido la próxima semana, como está previsto, con los votos de Cs y Vox.

Susana Díaz ha avisado de que los socialistas estarán "atentos a los compromisos que se ponen sobre la mesa en la sesión de investidura de la semana que viene".

Agradecimiento y apoyo a los funcionarios

Por lo demás, la presidenta en funciones ha dedicado palabras de agradecimiento "a todos los funcionarios, trabajadores y empleados públicos de servicios centrales, órganos territoriales a entes instrumentales", hacia quienes ha pedido "respeto", porque "hacen todos los días trabajos encomiables que garantizan los servicios públicos en Andalucía".

En ese sentido, ha lamentado "descalificaciones, en el fragor de negociación" del próximo Gobierno, "hacia los entes instrumentales y organizaciones de la administración" que prestan ese servicio esencial, y ha confiado en que en el futuro inmediato no se sigan vertiendo descalificaciones hacia esos trabajadores.

Susana Díaz ha recalcado que "siempre" ha contado con el "compromiso, apoyo y esfuerzo de todos esos trabajadores, funcionarios, de toda la estructura de la Junta puesta al servicio siempre del bienestar de los andaluces", según ha recalcado.