Un verano en el Parque de las Ciencias.

El PP piensa ya en Sebastián Pérez como relevo de José Torres Hurtado en la Alcaldía de la capital

Política - María Andrade - Lunes, 15 de Junio de 2015
Aunque el secretario general cree que no es el momento de hablar de ello, reconoce que "lo lógico" es que el presidente del PP granadino, número dos en la capital, asuma las riendas del Ayuntamiento. El relevo se afrontará con "tranquilidad" y "sensatez", ha dicho Santiago Pérez para reiterar que, en el PP, "el proyecto es más importante que las personas".
Santiago Pérez, hoy en rueda de prensa.
IndeGranada
Santiago Pérez, hoy en rueda de prensa.

"La marcha del alcalde se hará de la forma que menos afecte a la ciudad y al Ayuntamiento, y con toda normalidad". Así se ha pronunciado Santiago Pérez al ser preguntado por la situación de interinidad que se vivirá en la capital, donde el acuerdo con Ciudadanos ha puesto fecha a la salida de José Torres Hurtado, que ha de materializarse tras las elecciones generales previstas para otoño y que su partido asume sin ninguna duda.  

Ha insistido Pérez en lo que ya manifestó tras negociar con la formación de Luis Salvador: para el PP, "lo más importante no son las personas que lideran un proyecto", sino "el proyecto en sí y la institución", y que, por tanto, su "preocupación" es que el Ayuntamiento esté "bien gestionado" y ocupado en solucionar "los problemas de la gente". Y ha presumido del banquillo de su formación, con un grupo de concejales que tienen "muchísima experiencia" en tareas de gobierno. 

Aún dando por hecho la salida, no ha querido profundizar en el relevo, considerando que no debía "entrar ahí ahora mismo", pero calificando como "lo lógico", que Sebastián Pérez, número dos en las listas municipales, sea la persona que asuma la Alcaldía cuando se marche Torres Hurtado. Se ha limitado a señalar que es el momento de centrarse "en lo más importante", que son los proyectos para definir el modelo de ciudad con "políticas diferentes", manteniendo lo que se ha hecho bien y rectificando lo que no ha funcionado, elogiando en este punto el discurso de su portavoz municipal, Juan García Montero, que pidió perdón por los errores cometidos. 

El hecho de que la figura de José Torres Hurtado haya sido objeto de negociación, es "una circunstancia que hay que asumir", porque la política, como la vida, "es cambiante" y "lo que hoy es blanco, mañana puede ser gris", ha respondido al ser preguntado al respecto.

El objetivo era mantener "el puesto del PP, no de una persona"

En su reflexión, ha defendido que el PP, que es un partido "serio",  nombró a Torres Hurtado como candidato porque era "la mejor opción", con tres mayorías absolutas y una gran labor como aval. Y luego, sin mayoría absoluta y con unas "exigencias altas" por parte del partido que les podía apoyar, se han planteado "circunstancias" que hay que asumir y que sopesar por "encima de otras". El objetivo era gobernar Granada y "mantener el puesto del PP, no de una persona". En este contexto, ha recoocido Santiago Pérez, "tenemos que optar por el proyecto general de un partido y de una idea de modelo de ciudad". 

Sobre la participación de la dirección nacional de su partido para inclinar la negociación, como ya apuntó El Independiente de Granada, lo ha admitido, viendo con normalidad esos contactos. Y con sinceridad ha afirmado: "A media mañana del viernes, prácticamente habíamos arrojado la toalla".

Ese día, en el que finalmente se celebró el almuerzo entre Torres Hurtado y Luis Salvador, "se hizo una apuesta arriesgada, pero sensata", pidiendo a Ciudadanos que "rebajara el listón", como habían hecho con Susana Díaz en Andalucía, ha recordado el secretario general del PP granadino. 

Unos resultados "dignos" en la provincia

Ha sido el de la capital el asunto que ha suscitado mayor interés durante la comparecencia del secretario general para valorar cómo quedará el mapa del poder de los 'populares' en la provincia. El PP tendrá 49 alcaldes en la provincia de Granada, 39 de ellos gobernarán con mayoría absoluta, cinco con el apoyo de Ciudadanos, 4 con pactos cerrados con independientes y el caso "especial" de Almuñécar, en minoría frente a la oposición pese a contar con el apoyo de dos ediles de otra formació (PMAS). 

Precisamente Almuñécar es una de las tres ciudades más importantes de la provincia, junto a Loja y la capital, que el PP ha logrado mantener, tras perder feudos como Motril o localidades simbólicas del área metropolitana como Albolote, y no conseguir el tan ansiado poder en Armilla o Santa Fe.

Las 49 alcaldías -47 ya cerradas y dos, Galera y Puebla de Don Fadrique, pendientes de la constitución de los ayuntamientos de la comarca de Baza, retrasados por un recurso- representan unos resultados "dignos", en palabras del secretario general de los 'populares' granadinos.

Ha vuelto a criticar los pactos "anti PP" en municipios donde se han formado "bloques" para evitar un gobierno de los populares, "sin más", y ha citado como ejemplos Albolote, Cájar, Vegas del Genil o Motril, una localidad esta última en la que, según ha destacado, se conocerá "el reparto de prebendas" que ha permitido gobernar a los socialistas una vez que se constituya la Mancomunidad de Municipios de la Costa. 

Se ha mostrado especialmente crítico con los resultados en Santa Fe y Armilla, donde partidos que se presentaban como "nuevos" y que decían que ellos no eran "la casta", finalmente no han permitido otras opciones "para mejorar la calidad democrática". Porque, a su juicio, en esas dos localidades era necesaria "una regeneración política al margen de las ideologías".

"Sensatez" del PP frente a "tubos de ensayo"

Todos sus alcaldes y también los concejales que estén en la oposición, tendrán como objetivos la generación de empleo, mejorar los servicios públicos y un mandato: mucha cercanía y participación y sensatez. Al respecto ha advertido de las "ideas estrambóticas" que podrán surgir en algunos municipios, donde se quiera convertir a los ayuntamientos en "pequeños parlamentos que busquen soluciones raras"; en "tubos de ensayo" para poner en marcha ideas "poco contrastadas". 

Constituidos los ayuntamientos, el PP trabaja ahora en la elección de los diputados provinciales. Ahora es el momento de "escuchar" a todos los concejales electos, por comarcas, un proceso del que saldrán "los mejores candidatos posibles". 

Sobre el futuro de la institución provincial, Pérez ha dicho que su partido no la da por "perdida", aunque no son "ingenuos". "Si alguien quiere sentarse, no tenemos ningún inconveniente", aunque admite "las dificultades".