Ven, conoce la provincia de Granada.

Pilar Rivas detecta "graves deficiencias" en la red de bibliotecas municipales

Política - IndeGranada - Martes, 19 de Junio de 2018
La concejala critica la falta de personal, de ordenadores y problemas de accesibilidad, entre otras carencias.
Ordenador averiado en la biblioteca del Centro Cívico Norte.
P.R.
Ordenador averiado en la biblioteca del Centro Cívico Norte.

La concejala del Ayuntamiento de Granada Pilar Rivas ha detectado "graves deficiencias" en la red de bibliotecas municipales de la capital, lo que contribuye a "reproducir las desigualdades".

Las deficiencias detectadas en la red de bibliotecas son 2enormes y graves", dice Rivas. "Algunas no cumplen con los requisitos normativos en seguridad y salud, y ahora que se acercan las vacaciones estivales se hacen más evidentes por un mayor uso y menor personal". 

Según Rivas, algunos de estos déficits hacen que se preste un servicio deficitario y discriminatorio. "Empezando por la falta de personal pero no exclusivamente, que impide de facto la persecución de la mayoría de las funciones marcadas en la Ley 16/2003 del Sistema Andaluz de Bibliotecas y Centros de Documentación".

"Algunas de esas deficiencias son comunes a todas nuestras bibliotecas, como la falta de personal o los problemas de climatización y eficiencia energética de los centros. Otros, como la falta de accesibilidad de la biblioteca del Centro Civico Norte son sangrantes", afirma la concejala.

"La necesidad de muchos de los niños del barrio de hacer los deberes en la biblioteca, para poder acceder a internet, en definitiva las funciones de corrector de las desigualdades, se esfuman en una biblioteca que no tiene más que cuatro ordenadores y dos de ellos rotos desde hace tantos meses que ni lo recuerdan", denuncia Rivas, y continúa: "La biblioteca se encuentra en una segunda planta sin ascensor. La falta de espacio para guardar los fondos documentales o el tamaño y distribución de las salas de la biblioteca de Beiro o las deficiencias del edificio de la de Francisco Ayala, hacen también imposible la prestación del servicio. La demanda de la biblioteca de la Chana de abrir por las mañana como sala de estudios tal y como hace la del Salón empieza a convertirse en histórica y revela una discriminación entre barrios", lamenta la concejala.

"Necesitamos una apuesta real por una red de bibliotecas municipales de proximidad, ya que la cercanía al ciudadano es el requisito fundamental para su dinamización, y que sea capaz de adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos que se han ido produciendo", explica. "Cualquier ciudadano en cualquier lugar debe poder acceder a la información, debe poder disponer de cualquier registro cultural, y esto implica poner los recursos bibliotecarios al alcance de todos", expone. "La efectividad de este derecho implica consolidar la función compensatoria de la política bibliotecaria en relación a las clases sociales, a las minorías étnicas y a los territorios".

"Hace unos días se rechazaron los últimos recursos ante la sentencia que condenaba a la empresa constructora por vicios ocultos en la construcción del edificio de la Biblioteca Francisco Ayala. Por parte de algunos sindicatos como CSIF solicitan, a lo que nos sumamos, que se asigne la cantidad resultante de la liquidación de la sentencia a las mejoras que el edifcio necesita", indica Rivas.

Por último, Rivas explica el art 35 de la Ley de Bibliotecas establece los cauces de cooperación económica y técnica de la Junta de Andalucia que es la competente en materia de bibliotecas a los entes locales a traves de un programa anual de cooperación o a través de convenios de colaboración u otras medidas de cooperación. Así que pedimos al equipo de Gobierno que se siente con la Junta de Andalucia y establezca esos cauces de colaboración, porque Granada necesita una red de bibliotecas accesible en todos sus barrios y no lo tiene". 

Y es que, según reflexiona la concejala, "las bibliotecas municipales y de barrio no solo dan acceso a los registros culturales y de información, permiten el desarrollo educativo y cultural de las personas, dan apoyo a la investigación, posibilitan la participación de la ciudadanía en la vida social y cultural, contribuyen a la preservación del patrimonio cultural y fomenta una sociedad del conocimiento y la alfabetización digital. Especialmente funcionan de corrector de las desigualdades sociales y por tanto contribuyen al desarrollo económico y social del municipio. No estamos hablando de un servicio superfluo o accesorio sino vital para la vida de los barrios y la promoción de condiciones de igualdad en la población", finaliza.