El Marrón Más Caro del Mundo

Pilar Rivas advierte de que "la ciudad no resiste ni un día más con unos presupuestos prorrogados" y apunta a la cuestión de confianza

Política - IndeGranada - Lunes, 21 de Mayo de 2018
La concejala no adscrita cree que se está poniendo "en grave peligro la supervivencia" de las pymes y también la continuidad en la prestación de los servicios más básicos.
Pilar Rivas.
IndeGranada
Pilar Rivas.

La concejala no adscrita del Ayuntamiento de Granada, Pilar Rivas, ha pedido al equipo de gobierno que dé las instrucciones a la Oficina Presupuestaria y al Observatorio Económico para que elabore un documento donde se refleje las cifras reales que está suponiendo no contar con un presupuesto.

"¿Cuánto nos está costando seguir parcheando la situación, una transferencia de crédito tras otra, sentencia tras sentencia?", se ha preguntado Rivas para añadir que "no podemos obviar que los intereses de demora están al 8 por ciento, estamos pagando un 8 por ciento más de todo y a la orden de sentencias judiciales sin plazos para hacer una previsión del gasto, y especialmente de aquellos proveedores concesionarios de los servicios municipales más costosos  que son quienes tienen los medios para irse a los juzgados y esperar las sentencias". 

En este pleno, ha recordado, se ha incluido un punto para, "sin más opciones", una transferencia que según explica "dejará a cero el fondo de contigencia para hacer frente al pago de 600.000 euros de intereses de demora, aunque son 3 millones en realidad lo que se deben. Estas son, entre otras las consecuencias de tener un presupuesto prorrogado".

La concejala ha enumerado entre otros ejemplos "el anuncio de suspensión de la prestación del servicio de comedores sociales por el impago de apenas 30.000 euros, la deuda insostenible a la concesionaria de la ayuda a domicilio o la falta de realismo en la subvención al transporte público que obliga a dirimir, año tras año, en los juzgados los gastos reales y un largo etc de ajustes presupuestarios que resultan absolutamente ineludibles y muy costosos".

"Que la situación económica y financiera de las arcas municipales limiten inversiones a las que pudiéramos llegar a consensos o que impidan llevar a término las mociones o declaraciones institucionales que expresan esos acuerdos es una cosa, y que esta situación provoque que las empresas de la ciudad terminen en la ruina destruyendo el escaso empleo que queda y dejando endeudadas a las pymes y las familias que hay detrás, eso es otra cosa. Que el Ayuntamiento se convierta en el primer actor destructor de la  economía local y de desarrollo de nuestro territorio es algo que no podemos permitir", ha argumentado.

El artículo 197 Bis de la Loreg prevee la figura de la moción de confianza que posibilita la aprobación de unos presupuestos municipales pese a no encontrar consensos en el pleno. "Es evidente que no es la fórmula más adecuada para la aprobación de un instrumento tan importante para la gestión municipal especialmente por el déficit en la participación que permite, pero permitiría dotarnos de un instrumento fundamental para la gestión económica".

"Por esa misma razón entendemos que con la elaboración de un documento que contabilice en cifras reales el coste de tener unos presupuestos tan desfasados, no solo hará mucho más difícil a una oposición que dicen ser tres partidos pero que funcionan como uno solo en su decisión de desgastar al PSOE, mostrar su oposición a unos presupuestos que permitan el ahorro del despilfarro, con las cuantías y conceptos perfectamente definidos", ha agregado la edil.

"No nos olvidamos que tenemos unos presupuestos de hace 3 años y elaborados a las puertas de las elecciones municipales y que ya en su momento suponían una patada hacia adelante por parte del PP posponiendo el pago de los préstamos, después de haber tomado decisiones absolutamente electoralistas que supusieron la sobredimensión de los servicios. Salir de la situación en la que nos encontramos tiene un coste político indudable pero el PSOE tiene la herramienta adecuada a su alcance para que el coste político sea asumido por cada quien, cada uno con su cuota de responsabilidad.  Es su obligación ponerla en marcha por el bien y el interés de esta ciudad".