Deposita la basura a su hora

El bipartito defiende que el presupuesto de 2020 se basa en criterios de "solvencia, prudencia y eficacia"

Política - Europa Press - Martes, 10 de Marzo de 2020
Luis González, este martes.
Ayto.Granada
Luis González, este martes.

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Luis González, ha presentado este martes el anteproyecto de presupuesto para el ejercicio 2020, un documento basado en criterios de "solvencia, prudencia y eficacia" y orientado a objetivos "prioritarios en la actual coyuntura económica municipal" como el mantenimiento del gasto social, la disminución de la deuda, la dinamización de los barrios y el compromiso de aumentar el pago a proveedores, entre otros.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, en palabras del edil, presiden este documento la apuesta por "una austeridad en el gasto que es necesaria para el cumplimiento estricto de las normas de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, y por una cuestión de responsabilidad en la gestión que siente las bases y haga posible el proyecto presente y futuro de ciudad desde el rigor, la seriedad, la responsabilidad y el consenso".

Al referirse al parámetro de solvencia, que recoge la capacidad real de genera ingresos y gastos, Luis González ha subrayado la importancia de "responder a las legislación vigente y de que el documento sea aceptado y compartido por el conjunto de la sociedad granadina, empresariado, instituciones, ciudadanía, entidades financieras y trabajadores municipales".

Respecto al criterio de prudencia ha subrayado que el proyecto presentado "responde a índices reales de la estructura de ingresos y gastos, sin inflar estimaciones de ingresos para permitir expandir el gasto artificialmente".

Por último, en su opinión, el documento es eficiente en tanto que responde a las necesidades reales de las áreas, "dado que es una falacia señalar una partida de gasto de 100 cuando está en 112 o destinar 8,9 millones a transportes y que la realidad sean 18 millones".

En su intervención, Luis González se ha referido al estado de la tramitación y así ha explicado que en paralelo a la celebración ayer del pleno participativo para transmitir a representantes vecinales el borrador, el documento se remitió a los grupos políticos para su estudio "en cuanto tuvimos sobre la mesa el último informe técnico necesario".

La semana próxima se celebrarán las correspondientes comisiones informativas para que, en el plazo de diez días de alegaciones marcados por el ROM, se celebre una nueva comisión de aprobación y/o desestimación de alegaciones recibidas y se pueda remitir para su aprobación inicial en pleno ordinario.

Una tramitación administrativa que el edil espera que en la primera semana de abril pueda estar debatiéndose inicialmente en Pleno.

Para el concejal "el consenso político resulta vital pues este presupuesto no debe ser el presupuesto del equipo de gobierno sino, el de todo el Ayuntamiento; un documento de responsabilidad, de todos y para todos", un documento que, "cumpliendo fielmente con el plan de ajuste y la legalidad ha de contar con el compromiso, el esfuerzo y la generosidad de todos los grupos políticos, para ofrecer a la ciudadanía un proyecto viable que acabe con debates que paralizan".

En grandes cifras, el presupuesto prevé para el ejercicio unos ingresos de 287,2 millones de euros y unos gastos de 273,8 millones, con lo que el superávit previsto iría destinado al objetivo de disminuir la deuda comercial, es decir, pagar a los proveedores que prestan los servicios y dotan de bienes al municipio.

El presupuesto de ingresos supone un 9,5 por ciento respecto del de 2015, que ha estado prorrogado hasta 2019 y en él figuran unos ingresos estimados de 116 millones de euros de impuestos directos; 9,9 millones en indirectos; 58,5 millones correspondientes a ingresos por tasas y precios públicos; 89,8 de transferencias corrientes del estado y 8,2 millones de ingresos patrimoniales, lo que suma 282.625.180 euros en operaciones corrientes. Por su parte, de Operaciones de Capital, el presupuesto estima 4,6 millones de euros en concepto de enajenación de inversiones reales.

Dentro del apartado de impuestos y tasas, destacan entre otros los ingresos de 77 millones de euros previstos por el IBI, que sube un 3 por ciento.

Hay calculados 60,4 millones del Fondo Complementario de Compensación; 15,7 millones correspondientes a la tasa de recogida de basura doméstica; 14 millones procederán del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana; 13,3 del impuesto de vehículos; 10,4 de las transferencias de la Junta de Andalucía al Ayuntamiento para el servicio de Ayuda a Domicilio; 9 millones corresponden a la participación en los tributos de la comunidad autónoma y se esperan 8,2 millones en multas por infracciones en la ordenanza de circulación, entre otros ingresos.

Del lado del gasto y sobre un presupuesto estimado de 273,8 millones de euros, las operaciones corrientes se han cifrado en 254,6 millones de euros y 19,1 millones en operaciones de capital.

Dentro del gran capítulo de operaciones corrientes, los gastos de personal ascienden a 111.7 millones de euros, que absorbe un 40,7 por ciento del presupuesto; la partida de gasto en bienes corrientes y servicios se cuantifica en 102 millones de euros, un 37,34 por ciento del total de gasto; los gastos financieros son un 1,59 por ciento; las transferencias corrientes a organismos dependientes del Ayuntamiento, un 12,8 por ciento, es decir, 35,1 millones de euros y al fondo de contingencias se ha destinado un 0,46 por ciento del gasto previsto.

Por su parte, para las operaciones de capital hay fijados 19,1 millones de euros de los cuales, 5,1 millones son inversiones reales (un 1,83 por ciento), 338.471 son transferencias de capital; y 13,7 millones de euros son pasivos financieros.

Por materias, excluidas nóminas y amortización de préstamos, la limpieza de viario se lleva la mayor parte, con 20,2 millones, seguida por la recogida de residuos, que supone 18,9 millones de euros, la subvención al transporte público, que se lleva 17,4 millones de euros, y el servicio de ayuda a domicilio de la Dependencia, con 10,4 millones de euros.

También figuran entre las principales partidas de gasto la conservación de jardines (con 6,9 millones euros); la transferencia a la agencia municipal tributaria (3,9 millones); o el SAD municipal para asistencia domiciliaria, con 3,3 millones de euros.

Para finalizar, Luis González ha hecho un llamamiento a "la responsabilidad, el compromiso, el consenso y la unión en pro de la ciudad, una ciudad que requiere y merece un proyecto presupuestario riguroso, viable y sostenible en el tiempo; un proyecto en beneficio de todos los granadinos".