Ven, conoce la provincia de Granada.

El alcalde se desmarca del PP y elude pedir la dimisión de Villafranca en la Alhambra

Política - M.A. - Viernes, 26 de Junio de 2015
Torres Hurtado, en la línea del nuevo rol que anunció en su investidura, se centra en reclamar un nuevo modelo de gestión para la Alhambra y se ofrece a la presidenta de la Junta para abordar esa reflexión. Asegura sentir "pena" por la detención de Villafranca, porque este "nuevo escándalo", aún sin juicio ni sentencia y sin restar la presunción de inocencia, somete a todos los políticos al "juicio sumarísimo" de la ciudadanía, que piensa que "todos somos iguales y unos corruptos".

"Los partidos están para hacer política y en este caso, oposición. Yo soy el alcalde de Granada y no voy a pedir la dimisión". Así de contundente se ha expresado esta mañana el alcalde, José Torres Hurtado, cuando se le ha preguntado si se sumaba a la petición de dimisión de María del Mar Villafranca, la directora de la Alhambra que ayer quedó en libertad con cargos tras ser detenida por las supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de audioguías del monumento.

El alcalde hacía estas manifestaciones, a preguntas de los periodistas en un acto junto a la delegada de la Junta en Granada, Sandra García, prácticamente a la misma hora en la que la secretaria general del PP granadino, Marifrán Carazo, comparecía ante los medios para criticar la detención, señalando que evidencia la "opacidad" del monumento y considerando que Villafranca ha de apartarse del monumento.

Descartando esa petición, lo que ha hecho Torres Hurtado es insistir en la necesidad de cambiar el modelo de gestión de la Alhambra y se ha ofrecido a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que es quien tiene en su mano esa "reflexión", para sentarse a discutirlo. Considera el alcalde que ese cambio de modelo contribuiría a sacar al monumento de la "batalla permanente" que tenemos y a la que ha contribuido él mismo fomentándola, como ha admitido, "porque creo que debe gestionarse de otra manera para beneficio de la ciudad y del Ayuntamiento". 

Este nuevo "escándalo económico" no beneficia -ha dicho Torres Hurtado- "ni a la Alhambra, que es el mejor monumento de España, ni a la ciudad, ni al destino turístico". 

Sobre la detención en sí misma, ha afirmado sentir "pena" cada vez que aparece una noticia de una detención o que perjudica al funcionamiento de una institución o personas porque "nos afecta a todos". El "juicio sumarísimo" de la ciudadanía ya está hecho, y pese a la presunción de inocencia y el hecho de que no haya ni juicio, ni sentencia -ha agregado-, con estos casos se piensa que "todos los políticos somos iguales, unos corruptos". 

Comisión de investigación

El PP pedirá en el Parlamento andaluz una comisión de investigación para escrutar la gestión del Patronato de La Alhambra desde 2007, fecha en que se firmó el contrato de las audioguías que está siendo investigado por la Fiscalía por posibles irregularidades, informa Europa Press.

Así lo ha señalado en rueda de prensa la vicesecretaria general de los 'populares', Marifrán Carazo, quien ha opinado que "la gestión de La Alhambra tiene que ser impecable, no puede gestionarse como un cortijo; tiene que ser más granadina que nunca". La dirigente del PP granadino ha considerado además que la investigación policial y de la Fiscalía en relación con este contrato, pero también el caso aún abierto relacionado con la venta de entradas, "sobre el que aún no hay ninguna explicación política", confirman las denuncias que los 'populares' vienen haciendo públicas desde hace años sobre la gestión del monumento y sobre su "opacidad" y, en todo caso, arrojan "nuevas sombras" sobre la administración del conjunto monumental.

La vicesecretaria general del PP de Granada, en rueda de prensa hoy. prensa pp

"Nos preocupa, y nos preocupa mucho que haya toda una estructura salpicada", ha subrayado la vicesecretaria general del PP que ha indicado que en la actualidad el monumento se gestiona "como un cortijo en el que es difícil el control político". En opinión de Carazo, el cambio de modelo de gestión del Patronato, convertido ahora en Agencia Administrativa por parte del gobierno andaluz "no hace sino incidir en esa falta de control".
 
En todo caso, el PP ha acusado a Mar Villafranca, al gobierno andaluz, "como responsable del monumento", y al PSOE de manchar la imagen de La Alhambra después de que la detención de la directora fuera protagonista de los espacios informativos de los principales medios de comunicación de España.
 
"Sólo la directora y el PSOE son responsables de que La Alhambra aparezca en el mapa de la corrupción en España y en los bloques dedicados a la corrupción de los informativos y los telediarios nacionales", ha dicho la vicesecretaria 'popular', quien ha asegurado "que muchos granadinos y muchos andaluces se sintieron ayer avergonzados por el hecho de que nuestro principal monumento apareciera bajo investigación y de que su primera responsable fuera detenida y prestara declaración".
 
En ese sentido Carazo ha lamentado "las nulas explicaciones" ofrecidas por la propia Villafranca en la rueda de prensa que ofreció tras su declaración y le ha reprochado que incluso "se atreviera a dar indicaciones al juez sobre que sus actuaciones no tienen responsabilidad penal". A preguntas de los periodistas, la parlamentaria popular ha señalado que en su opinión "y si tanto ama al monumento, Mar Villafranca, debería apartarse de la dirección, al menos hasta que se aclare el caso".
 
 Pero la vicesecretaria general, que ha recordado que este mismo jueves fueron imputados por el Supremo los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ha extendido el reproche a todo el PSOE granadino "que mientras los demás nos avergonzábamos y mientras los demás pedimos una gestión transparente, lo que hizo fue salir en tromba para proteger, tapar, y esconderse una vez más, incluso responsabilizando a los demás de un comportamiento del que son únicos responsables".
 
Una estrategia que, ha incidido Carazo, no es la primera vez que usa el PSOE provincial, que también criticó el procedimiento cuando fue detenida la exdelegada de Empleo de la Junta y actual gerente del Legado Andalusí, Marina Martín, por su presunta vinculación con los casos de fraude en la formación. "Lejos de asumir responsabilidades, se esconden tras las de los demás", ha concluido.