Recicla la ropa que ya no usas.
Entrevista con el granadino jesús martín, creador de Aspie Social media, una empresa puntera

El social media más solicitado por las empresas padece síndrome de Asperger

E+I+D+i - Jesús Toral - Miércoles, 1 de Mayo de 2019
Jesús Martín es un emprendedor granadino de 41 años. Hace solo tres decidió abandonar la comodidad de un puesto de trabajo fijo para perseguir su sueño y convertir el que hasta ese momento había sido su ‘hobbie’, en su profesión. Así nació Aspie Social Media. Una de las empresas más solicitadas por su excelencia. Un ejemplo de superación, que te contamos.
Jesús Martín.
J.M.
Jesús Martín.
Aspie es la forma coloquial con la que se conoce a las personas que padecen Síndrome de Asperger, un trastorno de la comunicación dentro del espectro autista. Un trastorno que Jesús Martín padece y que, lejos de ser un impedimento, lo ha convertido en su gran aliado. Y es que las personas con Síndrome de Asperger perciben el mundo e interpretan la realidad de una forma totalmente diferente al resto. Entre sus clientes se encuentran instituciones oficiales como Diputación de Granada, cadenas de hoteles, adiestradores caninos, aeródromos, torneos de golf, revistas sobre economía, empresas de suministros industriales, agencias de viajes, asociaciones, artistas, el director del área de ciencia y tecnología del diario ABC o la productora de formatos como Got Talent y Factor X. Sus seguidores en Facebook se cuentan por millones.

Pese a que el Social Media es un sector relativamente nuevo, este granadino ha revolucionado y reinventado el oficio y las empresas más punteras ya se rifan sus servicios. Pero cuidado, porque Jesús es muy selectivo a la hora de aceptar clientes.

- ¿Cómo empezaste en el mundo de las redes sociales? ¿Qué estudios cursaste para dominar los complicados algoritmos de una red social como Facebook?

Sinceramente soy autodidacta. No llegué a cursar nada relacionado con el mundo del Social Media o el Marketing Digital. Yo empecé en las redes sociales como cualquier persona, con un perfil personal, hablando con familiares y amigos... Al poco tiempo descubrí las páginas fans y abrí mi primera página. Una página de humor. Ahí comencé a interesarme por las estadísticas, saber qué tipo de publicaciones funcionaban mejor, a qué horas, acompañadas de qué tipo de textos, cómo reaccionaba la gente ante cierto tipo de posts, por qué unas publicaciones tenían una participación masiva y en otras había solo unos pocos comentarios…  Y todo ese estudio se convirtió en una sana obsesión.

"Entre las características del Síndrome de Asperger se encuentran los intereses restringidos que básicamente es lo que te acabo de contar. Nos interesamos por un tema o área y queremos saber todo lo posible sobre ese tema y dominarlo. Y eso es lo que me ocurrió con las redes sociales"

Entre las características del Síndrome de Asperger se encuentran los intereses restringidos que básicamente es lo que te acabo de contar. Nos interesamos por un tema o área y queremos saber todo lo posible sobre ese tema y dominarlo. Y eso es lo que me ocurrió con las redes sociales.

La primera página funcionó bien, la segunda mejor, la tercera mejor que las anteriores y así fui perfeccionando mi método. Posteriormente tuve la ocasión de estudiar y obtener una titulación relacionada, pero la verdad, lo vi innecesario. Si mi propio método funcionaba bien, ¿para qué quería yo aprender el método de otra persona? Y ese es el principal elemento que me diferencia del resto de community managers. Que mi método es mío…  Mejor o peor, pero es mío. Ellos aprendieron un método de un profesor que a su vez lo aprendió de otro profesor y junto a otros 100 o 200 alumnos por lo que a fin de cuentas, todos tienen la misma base y el mismo planteamiento a la hora de trabajar las redes sociales de un cliente. Yo estoy a años luz de esos planteamientos planos y cuya finalidad es la publicación. Mi fin no son los posts, para mí los posts son el medio, no el fin.

- ¿Qué consejo darías a las empresas que dudan entre contratar los servicios de un Social Media o llevar sus redes sociales ellos mismos?

Pues la respuesta a esa pregunta es bastante sencilla. Si tienes un avión y tu sobrino trabaja de azafato, ¿lo pondrías a pilotar el avión por el simple hecho de que trabaja en la empresa o contratarías a un piloto?

- ¿Cuál es tu fórmula secreta?

Trabajo. Nada más. Trabajo constante. Miles de horas en el ordenador. La diferencia es que yo antes de ser community manager, me preocupé de crear una comunidad masiva de seguidores, una red de páginas que me sirvieran de plataforma “gratuita” de promoción para el contenido de mis clientes. Un escaparate mucho más efectivo que las carísimas campañas de Facebook Ads.

"Yo comencé a ofrecer mis servicios a empresas cuando ya tenía más de 7.000.000 de fans en mis propias páginas. Y para eso, el único secreto es el trabajo duro y constante y prestar mucha atención a las herramientas estadísticas"

Yo comencé a ofrecer mis servicios a empresas cuando ya tenía más de 7.000.000 de fans en mis propias páginas. Y para eso, el único secreto es el trabajo duro y constante y prestar mucha atención a las herramientas estadísticas.
 

- ¿No es antagónico padecer un trastorno de la comunicación y fundar una empresa en la que tienes que estar en contacto continuo con clientes y usuarios?

Yo pienso igual que tú, jajaja. Digamos que mi mayor dificultad viene a la hora de vender mis servicios, la labor comercial. Pero para eso están los comerciales, ¿no?, las personas expertas en ventas. Una vez empiezo a trabajar con un cliente, no tengo dificultad alguna ya que se trata de un campo que domino y eso me aporta la seguridad necesaria para no sufrir de ataques de pánico social o ansiedad a la hora de las reuniones.

- Me sorprende mucho esa selectividad a la hora de aceptar o rechazar trabajos. En los tiempos que corren, no es común ver a un autónomo rechazando clientes

"Hay personas que están tan acostumbradas a mandar en su empresa que desde la primera reunión les veo el “ramalazo” y lo siento mucho pero si me hice autónomo fue precisamente para no aguantar tonterías de nadie. Yo padezco de crisis graves de ansiedad, alcanzo picos altos de estrés con mucha facilidad y es muy importante para mí trabajar en un ambiente sano y alejado de presiones o confrontaciones"

Sí, la gente se extraña cuando decido no coger un cliente aunque pague bien pero sinceramente, prefiero ganar menos pero trabajar a gusto, sin presiones innecesarias y sobre todo con gente que no me va a crear problemas. Es así de sencillo. Hay personas que están tan acostumbradas a mandar en su empresa que desde la primera reunión les veo el “ramalazo” y lo siento mucho pero si me hice autónomo fue precisamente para no aguantar tonterías de nadie. Yo padezco de crisis graves de ansiedad, alcanzo picos altos de estrés con mucha facilidad y es muy importante para mí trabajar en un ambiente sano y alejado de presiones o confrontaciones. Ya lo decía Warren Buffete, «contrata a los mejores y déjalos hacer lo que saben o contrata a los mediocres y que hagan lo que tú les digas».

- No cabe duda de que tu mayor fuerte es la capacidad para viralizar cualquier contenido. Una cualidad que cualquier community manager envidiaría, ¿Cuál es el secreto?

El único secreto es el trabajo manual y constante. Cierto es que hay que saber tocar algunas teclas muy concretas pero si a mí me ha costado ocho años entenderlo, como comprenderás no te lo voy a contar, jajaja. Fuera de bromas, el secreto está en saber conjugar bien la publicación con el público al que va dirigido, el texto que la acompaña y el día y la hora a la que vas a publicarla.

- ¿Un último consejo para aquellos que quieran crear la página de su negocio en Facebook?

Que no inviten de forma masiva a todos sus amigos de Facebook a los 2 minutos de crearla, cuando aún está vacía y no tienen nada que ofrecer, porque dará una imagen pobre, cutre y habrá perdido un buen puñado de posibles seguidores. Y sobre todo, que pongan su imagen en manos de un profesional.