Seamos ejemplares
Entrevista a la rectora de la UGR

Pilar Aranda: "En época de crisis, que no se toque la educación y la sanidad pública"

E+I+D+i - M.A. - Lunes, 27 de Abril de 2020
Tras casi cinco siglos como universidad presencial, en cuarenta y ocho horas la UGR se tuvo que convertir en una universidad virtual para una comunidad que, entre profesorado, estudiantado, investigadores y PAS, alcanza las 70.000 personas. Estas palabras de su rectora, Pilar Aranda, en una entrevista con El Independiente de Granada, resumen la situación cómo se ha adaptado la UGR a la situación provocada por la pandemia del Covid-19.
Pilar Aranda, en un conferencia telemática durante el estado de alarma.
vía UGR
Pilar Aranda, en un conferencia telemática durante el estado de alarma.

 

  • "Una universidad que era presencial durante cinco siglos casi, en 48 horas, se convirtió en una universidad virtual"

  • "Hay temas que ajustar mejor, y en eso estamos. Lo importante es que el curso transcurre con normalidad, con la normalidad de esta situación"

- ¿Cómo ha encajado la UGR esta crisis?

Una semana antes del confinamiento nos empezamos a preparar con reuniones con directores de departamentos, decanos, Delegación General de Estudiantes, los sindicatos... y empezamos a avisar de qué estábamos viendo. Al cerrar Madrid, empezamos a tomar medidas y a reforzar. Y cuando los rectores tuvimos la reunión con la Junta, se tomó la decisión de cerrar la enseñanza. A partir de ese momento, en 48 horas, nos convertimos en una universidad virtual. Una universidad que era presencial durante cinco siglos casi, en 48 horas, virtual.

Entre estudiantes, PAS, profesorado e investigadores, somos unos 70.000; es una comunidad intensa, variada, heterogénea. En general, quitando algún tema puntual tecnológico y el lógico encaje que hay que hacer, vamos bien. Nosotros aprobamos el Plan de Contingencia el viernes pasado, hoy [por el viernes, cuando se hizo esta entrevista] hace una semana. Hemos trabajado intensamente. Estamos recibiendo mucho apoyo de la Delegación de Estudiantes. Nos están ayudando, con su lógica crítica, pero son su apoyo. El profesorado ha tenido que hacer un esfuerzo muy grande, porque ha tenido que pasar a esa enseñanza virtual. Y el PAS, con el teletrabajo.

Ha habido que hacer una adaptación total por parte de todos los colectivos, pero bien. En general estoy satisfecha. Hay errores, evidentes, hay temas que hay que ajustar mejor, y en eso estamos. Lo importante es que el curso transcurre con normalidad, con la normalidad de esta situación.

Se están haciendo ajustes, se están adaptando las guías para que se pueda recoger el cambio de metodología y todo el tema de evaluación online y cómo defendemos, por encima de todo, la evaluación continua.

- Ha mencionado la evaluación continua y la evaluación online, ¿se descartan los exámenes presenciales, o los habrá?

El Plan A podría contemplar alguno, excepcional, para alguna asignatura que lo requiera. Pero la inmensa mayoría, y así están trabajando todos los departamentos, con evaluación online. 

El curso sigue, aunque no haya clases presenciales

La rectora lo enfatiza. En las plataformas que se utilizan, hay picos de 32.000 usuarios conectados. Teniendo en cuenta que las clases se imparten en tres bandas horarias. Ha habido dos días, insiste, con picos de 32.000 y 30.000 usuarios; jornadas con 3.600 videoconferencias en una universidad en la que se imparten, no se puede olvidar, 4.000 asignaturas y que cuenta con unos 3.600 profesores.

- El ministro de Universidades planteó que se cuente con el estudiantado. 

Eso lo tenemos recogido en nuestro Plan de Contigencia y en los acuerdos de los rectores con el consejero y la DEVA -Dirección de Evaluación y Acreditación-. Nuestros títulos están homologados para toda Europa y tenemos que reunir una serie de requisitos para que sigan estando homologados. Las guías se hacen siempre con el estudiantado. Ahora hay que aprobar esa adaptación de las guías consultado con el estudiantado. Eso es lo que nos trasladó el ministro y también las agencias, tanto la ANECA como la DEVA.

- ¿Se plantea la UGR, ante la futura desescalada, reabrir espacios como bibliotecas?

Estamos valorando algunos espacios, desde luego que las clases por supuesto que no. Estamos pendiente de ver los decretos y las notificaciones que van saliendo. La Gerencia ya está a la búsqueda de las mascarillas, los protectores, mamparas e incluso detectores de temperatura. Es decir, estamos trabajando en ver cómo va a ser la desescalada de la Universidad. En el caso de las bibliotecas, ahora mismo están funcionando las virtuales, nuestros repositorios están totalmente disponibles, se ha hecho un esfuerzo por parte de las bibliotecas para ello. Pero estamos valorando que se pueda abrir en esa desescalada alguna biblioteca, pero Salas de Estudio, como las conocíamos, eso va a ser imposible. Enseñanza presencial no vamos a poder tener, y tampoco las Salas de Estudio que teníamos con tantísima disponibilidad. Si  se abre alguna será respetando espacios, pero todo depende de lo que se nos vaya autorizando. Y sobre las bibliotecas, también estamos valorando en qué momento se puede poner en marcha el préstamo bibliotecario, estudiando qué medidas sería necesario adoptar.

  • "Soy consciente del papel y lo que representa en la economía de la provincia la Universidad de Granada y en cuanto podamos volver a la normalidad, lo haremos"

- Al margen de toda la adaptación para este curso que ha cambiado con el coronavirus, están también preparando el siguiente.

Íbamos a empezar el 14 de septiembre y vamos a empezar ya el 21. Para defender los TFG y TFM se ha prorrogado el plazo, los pueden defender en la fecha que tenían, pero pueden defenderlo un poquito más adelante. Siempre sería con el curso 19/20. Aunque tengamos que llegar a noviembre, aunque alguna práctica llegue a diciembre, si algún estudiante para finalizar necesita una práctica o algo especial, que no se preocupe. Siempre finalizaría en el curso 19/20. No queremos que todo esto nos contamine el próximo curso.

Y el próximo curso, bueno, pues nos tenemos que poner en todos los escenarios. Que podamos tener la presencialidad tal y como la conocemos, o semipresencial…Vamos a ver cómo son las directrices que nos van dando.

También nosotros somos una ciudad eminentemente universitaria. Soy consciente del papel y lo que representa en la economía de la provincia la Universidad de Granada y desde luego nosotros en cuanto podamos volver a la normalidad, lo haremos. Porque son 25.000 estudiantes que proceden de fuera de la provincia, y podemos llegar a los 27.000 y hasta 30.000, y sé lo que significa. Y por ello haremos todo el esfuerzo posible para volver a la normalidad, si no absoluta, prácticamente. Pero nos debemos a las normativas que nos vayan dando.

- Al declararse el estado de alarma la UGR puso material y recursos a disposición de los servicios sanitarios...

El mismo lunes llevamos todo el equipamiento que teníamos en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud al Hospital del PTS, y el martes de todos los laboratorios de todas las facultades al Virgen de las Nieves. Empezamos a hacer los protectores 3D, y desde el primer momento pusimos a disposición todo nuestro personal, todo nuestro equipamiento y todas nuestras infraestructuras.

- ¿Podrán laboratorios de la UGR acreditarse para hacer PCR?

Desde el principio Ministerio y Consejería nos pidieron laboratorios con PCR y el personal formado para poder utilizarla. Enviamos todo, para ponerlo a disposición porque tenemos bastante capacidad y personal altamente cualificado en un laboratorio de la Facultad de Ciencias y en el Centro de Biomedicina, en el PTS. Son unos grupos del profesor Marchal y del profesor Osuna, unos grupos que tienen alta cualificación para poder desarrollarlos. Esto sigue unos protocolos y estamos en el proceso de acreditación. 

No obstante, como estamos en contacto directo con las autoridades sanitarias, prácticamente todos los días contacto con el delegado, y con el secretario general de Investigación e Innovación, estamos pendientes de las instrucciones que nos van dando. En esta situación la jerarquía es fundamental, y evidentemente son las autoridades sanitarias las que tienen que ir marcándonos las pautas. 

Está muy adelantado el Laboratorio de Biomedicina, el instituto de investigación de la UGR, y el otro, el de la Facultad de Ciencias. También Genyo, un centro mixto de la UGR, está trabajando. 

- ¿Se incorporó alumnado de último curso de Medicina y otras enseñanzas de la Salud a los hospitales?

Alumnado no. Hace 10 días voluntarios de Farmacia de nuevo se ofrecieron y hay incluso listados de voluntarios. 

  • "No se invierte lo suficiente en investigación. Estamos muy por debajo de la media europea, no estamos todavía en niveles de 2008, hemos perdido doce años"

  • "Estoy convencida de que se va a apostar más todavía por el acelerador. Europa es consciente de la importancia que los avances científicos y tecnológicos tienen para el desarrollo socioeconómico"

- En esta situación que vivimos a consecuencia del coronavirus, una de las preguntas que surgen es si se invierte lo suficiente en investigación. 

No, no es suficiente, no es suficiente. En absoluto. Estamos muy por debajo de la media europea, no estamos todavía en niveles de 2008, hemos perdido doce años. Y yo creo que se está dando cuenta la sociedad, que ya lo sabía, de la importancia de la investigación, de la importancia de la educación y de la sanidad pública, de la necesidad de reforzar esos temas fundamentales con uniones públicos-privadas, trabajando juntos todos porque es fundamental.

- ¿Cree que esta crisis puede afectar a un proyecto tan importante como el acelerador?

Creo que no. Yo soy muy positiva, esto es un proyecto a largo plazo, que además es un proyecto de futuro. Es un proyecto científico tecnológico y empresarial, una colaboración público-privada. Y estoy convencida de que va a ser uno de por los que se apueste más todavía. Seguimos, se están generando puestos de trabajo, está el consorcio entre Junta y Ministerio a punto ya, se está trabajando, así que creo que no, al revés, va a ayudar a una apuesta mayor. El Gobierno español lo tiene hecho, somos un proyecto europeo y Europa es consciente de la importancia que los avances científicos y tecnológicos tienen para el desarrollo socioeconómico.  y por supuesto, en esto, la empresa es también fundamental.

Un laboratorio vinculado al acelerador en el antiguo Clínico

La UGR avanza en la preparación, en el complejo del antiguo Clínico, de un segundo laboratorio vinculado a la candidatura europea para albergar en Escúzar el acelerador de partículas del proyecto Ifmif-Dones. Aranda ha señalado a Europa Press que, pese a que, en el actual contexto sanitario, no se están realizando las obras de adaptación, confía en que, si el proyecto se pone en marcha "pronto", el laboratorio de esta zona de la antigua Facultad de Ciencias de la Salud pueda estar preparado para activarse a partir de "comienzos del próximo curso o antes". Se sumará al que ya funciona como modelo simulador en la sede del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia, en Gran Vía de Colón, y a la convocatoria de becas específicas que se prepara también para el proyecto, en el que ya se ha creado unos seis puestos de trabajos directo.

- ¿Qué aprendizaje tenemos que sacar de esta situación tan grave?

Primero, la sanidad pública. Una defensa de los sanitarios, que tengan todas las condiciones adecuadas. Que cuando hay que hacer recortes en época de crisis, que no se toque la educación y la sanidad, creo que todos tenemos que sacar. 

Tenemos que ser una sociedad más solidaria, ver nuestras pautas de conducta, cómo nos relacionamos. Creo que también tenemos que sacar la comprensión, Tener empatía debe de ser algo fundamental y respetar y entender que el que tiene que tomar de decisiones se puede equivocar pero lo rectifica y tiene que rectificar. Y la unión,  creo que es la única posibilidad para que podamos salir bien, pronto, rápido, como sociedad. 

- ¿Teme que, como ocurrió en 2008, termine afectando a la financiación de la Universidad

Evidentemente esta espada de Damocles la tenemos encima. Vamos a ver qué ajustes presupuestarios se hacen para hacer los ajustes correspondientes. Creo que hay un tema social importantísimo y la universidad, una vez más, estará atenta a dar respuesta a esas demandas sociales. 

- ¿Qué mensaje le envía a la comunidad universitaria?

Comprensión, adaptación, estímulo e ilusión.