Nueva reordenación del transporte público en la capital.

Comerciantes valoran el impacto positivo de la apertura del Día de la Toma, en una campaña "irregular"

E+I+D+i - Europa Press - Miércoles, 3 de Enero de 2018

La presidenta de la Federación de Comercio de Granada y provincia, María Castillo, ha valorado de forma positiva el impacto de la medida que ha permitido abrir a los comercios de la capital, el día 2 de enero, fiesta local con motivo de la conmemoración de la Toma, en el marco de una campaña navideña que ha calificado de "muy irregular".

En declaraciones a Europa Press, Castillo ha explicado que a la posibilidad de abrir sus tiendas se han acogido sobre todo en los sectores de regalos, perfumería, complementos o ropas, habiendo habido más afluencia de público en el centro de la ciudad, donde se desarrollaron este pasado martes los actos por el Día de la Toma, y menos en los barrios.

A más distancia del centro, las tiendas "menos actividad tenían aunque hubieran abierto", pues se trató, en cualquier caso, de un día festivo, y "todo el mundo se fue adonde estaba la fiesta, al centro".

En este sentido, a faltas de datos concretos de balance, los primeros datos apuntan a un impacto positivo aunque "irregular" y que "varía mucho por barrios", ha agregado Castillo, que ha subrayado la repercusión en la hostelería, que va siempre "de la mano" del comercio en Granada.

La campaña, en general, está siendo así, con "picos" que fueron más pronunciados en vísperas de Navidad y la semana pasada, y por debajo de las expectativas que había respecto de los resultados de las compras navideñas del año pasado, que apuntaban a un incremento de un cuatro por ciento, que se estaría quedando en entre un uno y un dos por ciento.

La representante granadina ha recordado que el comercio de cercanía está en vísperas de las "rebajas tradicionales" y se va adaptando a los nuevos "formatos" que han adelantado los descuentos desde hace semanas, en un contexto general de "pérdidas" desde hace "casi siete u ocho años".

Es bueno, sea como sea, haber podido "ofrecer al consumidor cuanta más oferta mejor", sobre todo después de "tres días festivos", y, si hiciera falta, en años venideros, se volvería a estudiar la idea de abrir en festivo el día 2 de enero.

La Junta autorizó este año la apertura el 2 de enero, fiesta local, tras solicitarlo los comerciantes de la ciudad, apoyados por el Ayuntamiento, en sustitución del 15 de agosto, que cerrarán.

Según datos facilitados por la Federación de Comercio cuando fue presentada esta medida, el hecho de que las tiendas de la ciudad abrieran sus puertas, podía suponer alrededor de tres millones de euros en compras, que de otro modo se previó que se hubieran gastado en negocios del entorno metropolitano de Granada, como el nuevo centro comercial Nevada, ubicado en Armilla, donde no fue fiesta.