Campaña de recogida y adopción de mascota. Diputación de Granada

Agentes de Medio Ambiente y celadores forestales se movilizan contra la "progresiva pérdida de derechos laborales"

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 10 de Julio de 2018
Concentración frente al complejo de la Junta en Almanjáyar.
csif
Concentración frente al complejo de la Junta en Almanjáyar.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada, sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha concentrado esta mañana junto a otras organizaciones sindicales en el Complejo Administrativo Almanjáyar de la Junta para protestar contra el "abandono al que están sometidos los colectivos de agentes de medio ambiente y celadores forestales de la provincia", según el sindicato, y denunciar "la progresiva pérdida de derechos laborales de los 150 agentes de medio ambiente y celadores forestales que operan en la provincia de Granada".

De este modo reivindican una solución urgente a los numerosos problemas de la plantilla –que asciende a 900 en toda Andalucía- que les han llevado a una "situación límite por la inacción continua de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía", dice CSIF.

La responsable del sector de Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) de CSIF Granada, María Teresa Merlo, reivindica “una verdadera negociación y una apuesta decidida por parte de la Administración que cambie definitivamente la situación de estos colectivos en la provincia, que empeora año tras año con plantillas envejecidas donde la media de edad supera los 50 años, jubilaciones que reducen hasta en un 30 por ciento el número de efectivos y sin reposición de personal”.

Entre las denuncias, la plantilla destaca el lamentable estado de la flota de vehículos, la falta de aplicación de las medidas de prevención de riesgos laborales asociadas al desempeño de su trabajo, excesivas jornadas que se realizan en verano durante el plan Infoca, y la congelación de las retribuciones correspondientes a la disponibilidad nocturna desde hace 13 años, la falta de conciliación familiar y laboral y la reclasificación profesional de los celadores forestales.

Al respecto, Merlo indica que “tanto las insuficientes plantillas como el incumplido plan de prevención de riesgos laborales hace que haya agentes que se vean obligados a extender su jornada de 12 a 18 horas, sin una retribución adecuada, con medios deficitarios, ejerciendo funciones de policía de medio ambiente sin iluminación o señalización acústica en los vehículos que agilicen su traslado desde la circunvalación u otras puntos hasta las zonas rurales en medio de un atasco y sin la posibilidad de trabajar en pareja durante el periodo Infoca ante la falta de personal, lo que además les obliga a conducir, hablar por teléfono o atender a la emisora a la vez”.

Por todo ello, CSIF Granada exige una respuesta ágil y urgente por parte de la Administración ante esta situación que pone en grave riesgo la seguridad y la salud de estos empleados públicos, así como la seguridad ciudadana.