Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano

La adjudicataria de las obras del AVE en Loja solicita la rescisión del contrato

E+I+D+i - IndeGranada - Miércoles, 24 de Agosto de 2016
La Unión Temporal de Empresas formada por Dragados y Tecsa no han alcanzado un acuerdo con Fomento. Pedían más dinero por la finalización de los trabajos.

Las empresas adjudicatarias de las obras del AVE en Loja, una unión temporal formada por Dragados y Tecsa, han solicitado al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) la rescisión del contrato, según informa Ideal.

La UTE negociaba con Fomento una modificación del contrato y una mejora económica. Esa negociación, que Fomento mantiene con otras adjudicatarias, era clave para desbloquear los trabajos. 

La situación afecta a las obras de acondicionamiento de 27 kilómetros de la línea de ancho convencional Bobadilla-Granada para adaptarla al paso de trenes Alta Velocidad, según han confirmado a Europa Press fuentes de ADIF. En este escenario, ADIF ha solicitado una serie de informes técnicos que permitan garantizar la viabilidad del proyecto adjudicado, para alcanzar, de esta forma, una solución dentro del marco legal del contrato y evitar el rescate de la licitación.

Fomento ya anunció que cualquier modificación debía ajustarse a lo establecido en la ley, que no permite mejoras superiores al 10 por ciento. Los problemas con la renegociación de las condiciones de los contratos adjudicados han aparecido también en otras obras del AVE.

En estos casos ADIF analiza, "con el mayor rigor posible", las solicitudes de este tipo para determinar la coherencia y razón o no de las mismas, siguiendo un procedimiento estipulado en el que se plantean tres escenarios.

En caso de que las reclamaciones de la UTE sean correctas, se podrá proceder a la modificación de los proyectos. Si por el contrario, sus argumentos no son adecuados o insuficientes, se exigirá la continuación de los trabajos conforme a las estipulaciones de cada contrato.

En caso de continuar las discrepancias y desacuerdos entre las partes, se procederá a la probable rescisión de los contratos y a una nueva licitación.

La legislación imposibilita la modificación de los proyectos si ésta supera económicamente el máximo del 10 por ciento del importe total del contrato adjudicado, como es el caso concreto de este contrato.

Cuando las reclamaciones de los adjudicatarios superan dicho porcentaje, solo cabe el acuerdo con ADIF Alta Velocidad o la rescisión de los contratos.

Por ese motivo, ADIF explica que se encuentra actualmente inmersa en un proceso de análisis de la solicitud de la UTE adjudicataria con el objetivo de resolver las discrepancias conforme a los argumentos anteriormente citados y posibilitar la inmediata continuación de las obras.

Sindicatos y partidos han venido criticando las adjudicaciones muy a la baja que han derivado en las reclamaciones de las empresas, pidiendo modificados de los proyectos. 

Ahora, según Ideal, estas adjudicatarias de la línea a su paso por Loja se niegan a ejecutar los trabajos, que ya habían paralizado hace meses. 

Con el estado de las obras en Loja, y otros aspectos como el cierre presupuestario del Gobierno central, es inviable pensar en que el fin del aislamiento, así como la llegada del AVE pueda vislumbrarse antes de 2017.