Recicla, para respirar un aire más limpio
Tymon Dogg

‘El hombre que enseñó música, filosofía y sueños a Joe Strummer’ (I)

Cultura - Jesús Arias - Viernes, 8 de Mayo de 2015
Tymon Dogs, en Granada.
Patri Díez
Tymon Dogs, en Granada.

Tymon Dogg apenas tenía 16 o 17 años cuando un buen día decidió ponerse a tocar el violín en alguna estación de Londres. Se preparaba su pequeña mochila de instrumentos: ukelele, guitarra española y violín. Nunca le he preguntado de dónde sacó el violín, pero supongo que de esa chistera mágica que es su cabeza, su alegría por la vida y su sonrisa constante.

Es vegano. No come ni carne, ni pescado, ni huevos ni leche. Pero es inmensamente saludable ante una cerveza. Inquebrantable en sus principios. Innegable amigo. Es de esas personas que, a los cinco minutos de conocerlas, te enamoran.

Reportaje gráfico de Patri Díez durante un ensayo en Granada de Tymon Dogg.

Una mañana de 1968, Tymon Dogg alternaba su violín con su guitarra española en una estación de metro de Londres. Un ingeniero de sonido que pasaba por allí se quedó parado, mirándolo un rato. Luego soltó unas monedas para que aquel adolescente siguiera tocando. Tymon lo agradeció con la cabeza. Al día siguiente, el ingeniero de sonido volvió a aparecer. Dogg, cuyo nombre real es Stephen Murray, agradeció el gesto.

"I need a Dodge! (Joe Strummer on the run)", en una noche mágica en Planta Baja

El próximo 9 de mayo se presenta en la sala Planta Baja de Granada el documental "I need a Dodge! (Joe Strummer on the run)", del realizador británico Nick Hall, sobre las andanzas del líder de The Clash en España. El documental irá aderezado con un concierto en el que participarán el grandísimo Tymon Dogg, el hombre que enseñó a Strummer a tocar la guitarra, que fue su mano derecha y que es autor de canciones como 'Mondo Bongo', tema central de la película 'Mr. & Mrs Smith', protagonizada por Brad Pitt y Angelina Jolie, o 'The Minstrel Boy', tema que cerraba la película 'Black Hawk Derribado', de Ridley Scott. 

También estarán presentes Richard Dudanski, batería de The 101'ers (primera banda de Joe Strummer) y batería de PIL, además de Antonio Arias (Lagartija Nick, ex 091) y Jesús Arias, además de otras muchas sorpresas. IndeGranada

Finalmente, el ingeniero le dijo: “¿Te apetecería grabar esas canciones en un estudio? ¿Esas canciones son tuyas?”. Tymon Dogg le dijo que sí, y que su sueño era grabar un LP. Dicho y hecho. Pocos días después, el ingeniero de sonido reapareció en la estación de metro de Londres. “Recoge tus instrumentos y vente conmigo”.

Tymon Dogg fue el primer compositor contratado por The Beatles para su nuevo sello tras la salida de EMI

Cuando Tymon Dogg llegó al estudio, se encontró con toda una orquesta sinfónica, y guitarristas de la talla de Jimmy Page y John Paul Jones, futuros músicos de Led Zeppelin. Todos estaban ansiosos por escuchar el tema que había cautivado al ingeniero, “The bitter thoughts of Little Jane”. El tema funcionó en el estudio y en pocas semanas ya estaba listo para ser editado como single.

Llegó al número 8 de las listas de éxitos en Gran Bretaña. Tymon Dogg, mientras tanto, seguía tocando en el metro.

A los pocos días de la salida del disco, el ingeniero llamó a Tymon. “Hay unos tíos que te quieren contratar y uno de ellos te quiere producir, regrabar la canción contigo y trabajar a tu lado. Se llama Paul McCartney y el sello que te quiere contratar es Apple, el sello de The Beatles”.

Tymon Dogg fue el primer compositor contratado por The Beatles para su nuevo sello tras la salida de EMI.

Las sesiones con McCartney fueron, sin embargo, desastrosas para Tymon Dogg. Las veía demasiado ampulosas, demasiado artificiales y, tras 17 días de trabajo, le dijo “No” a Paul McCartney. “Hoy le diría que sí, por supuesto”, me contaba el año pasado, cuando hablamos sobre el asunto, “pero yo es que entonces era muy rebelde”.

Paul McCartney se enfadó y la relación se rompió. Tymon Dogg volvió a su estación de metro y volvió a tocar con su violín, su ukelele y su guitarra….

Tymon Dogg con Jesús Arias.

Una tarde, según me contó, aparecieron unos tíos con la pinta de los Rolling Stones. Se pusieron a escuchar sus canciones, se sentaron a su alrededor y, al final, uno de ellos le dijo: “¿Eres tú el que ha rechazado a Paul McCartney y a los Beatles?”. Él les dijo que sí, que no le había gustado cómo Paul lo había tratado y que lo que quería era hacer un LP.

 

Herramientras de un genio.

Los tipos le dijeron: “¿Podríamos ser tu banda de apoyo y que te vinieses de gira con nosotros?”. Tymon Dogg respondió que sí. “Pues a nosotros también nos gustaría?”, le dijeron ellos. Tymon les preguntó: “¿Tenéis una banda?”.

Ellos respondieron: “Sí. Nos llamamos los Moody Blues”.

---FIN PARTE 1---