Recicla las pilas
Se mantiene la incógnita sobre el traslado de los fondos de la Fundación

El Centro Lorca abrirá el 29 de julio sin el legado del poeta ni certeza sobre su traslado definitivo a Granada

Cultura - María Andrade - Martes, 14 de Julio de 2015
Desbloquear la apertura era el principal objetivo de las administraciones que han impulsado el Centro Federico García Lorca. Y ese objetivo se logró ayer después de que Ferrovial entregara el edificio, a lo que se había negado en junio retrasando la fecha de la inauguración. El próximo 29 de julio, más de una década después de que comenzara a fraguarse el proyecto, abrirá sus puertas este espacio cultural. Pero lo hará sin el legado del poeta y con la incógnita de su traslado a Granada, el fin para el que se construyó el centro en la plaza de la Romanilla. Las relaciones con Laura García Lorca no pasan por el mejor momento. El agujero económico de la Fundación que ella preside las ha dificultado. De hecho, en la reunión celebrada ayer en Granada, el Consejo Rector del Consorcio acordó por unanimidad encargar a los servicios jurídicos la posibilidad de emprender acciones legales por el uso que ha hecho la entidad del dinero público que recibió.
El Consejo Rector del Centro Lorca se reunió bajo la presidencia del alcalde.
Miguel Rodríguez
El Consejo Rector del Centro Lorca se reunió bajo la presidencia del alcalde.

Una exposición, un concierto y unas jornadas de puertas abiertas son algunas de las actividades en las que se trabaja para el arranque del Centro Federico García Lorca, que se inaugurará el próximo 29 de julio, más de una década después de que comenzara a gestarse el proyecto, cuyo fin es albergar el legado del poeta que se custodia ahora en la Residencia de Estudiantes de Madrid. Pero esos fondos no estarán en Granada para la apertura y tampoco hay fecha cerrada para su traslado definitivo, que está en el aire. 

Las relaciones con Laura García Lorca se han deteriorado a raíz de la gestión económica de las obras del Centro Lorca a través de su Fundación. Ayer, en la reunión del Consejo Rector del Consorcio se dio un paso más para aclarar el uso del dinero público por parte de la Fundación que preside la sobrina del poeta. Por unanimidad se acordó encargar a los servicios jurídicos que estudien las posibles acciones legales que se puedan emprender por parte del Consorcio para "defender los intereses de la entidad". 

Y esa decisión puede congelar aún más las relaciones, dejando comprometido el objetivo de esta millonaria inversión, de 23 millones de euros, que es convertir a Granada en el referente para el estudio y la proyección de la figura de Federico García Lorca a través de los fondos de la Fundación. 5.000 manuscritos del poeta, 3.000 de otros autores, medio centenar de dibujos, entre ellos de Salvador Dalí, además de un extenso archivo fotográfico y hemeroteca, de los que se ha hablado hasta la saciedad durante estos prolongados años de espera. 

En el Centro se trabaja ya en la puesta a punto para la apertura el 29 de julio. miguel rodríguez

Tras la reunión no hubo declaraciones, sí un comunicado informando de la fecha de apertura y de las acciones legales que se sopesan. Pero, las manifestaciones previas al encuentro de los responsables de Cultura del Ayuntamiento y la Junta pusieron el acento en los fondos documentales y biógraficos, la principal preocupación tras desbloquear la apertura. 

Lo dijo el portavoz del gobierno local, Juan García Montero, el viernes pasado cuando se mostraba ya confiado en la inminente apertura al público, añadiendo un "Dios quiera que con el legado de Federico García Lorca". Y ayer mismo, antes de la celebración del Consejo Rector, también la delegada de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez, hizo mención a los fondos, destacando que el deseo de las administraciones es que se abra sí, pero con el legado. "Porque ese es el objetivo; si no viene el legado no tiene sentido esa inversión tan importante". 

Ese fin está por concretar. Y está por ver la reacción de Laura García Lorca, que ayer no participó en la reunión. La Fundación, según los nuevos estatutos, no es un miembro nato del Consejo Rector. Su papel ha quedado diluido y se ha limitado al Instituto de Estudios Lorquianos, desde el que debe gestionarse el legado. El comunicado conjunto de todas las instituciones lo recordaba. Y, aunque García Montero ha asegurado en alguna ocasión que no cree que se den las circunstancias para que pueda presionar en ese sentido, el contexto en el que debe materializarse es complicado. 

Avance de la auditoría de las cuentas del Consorcio. En la reunión del Consejo Rector se presentó un avance de la auditoría de las cuentas del Consorcio del Centro Lorca correspondiente al pasado año. La conclusión de los auditores es "favorable con salvedades". Y entre esas salvedades está el hecho de no disponer de información sobre los contratos suscritos por la Fundación cuando tenía encomendada la gestión de las obras, para su subrogación por el Consorcio. Esto ha impedido auditarlos. Por otra parte y ya fuera de esa opinión favorable con salvedades, se hace referencia también a que la contabilidad del Consorcio se abrió en 2013, sin que conste ejecución presupuestaria ese ejercicio. Y también se menciona que, aunque la contabilidad del Consorcio se abrió ese año 2013, hay una cuenta con movimientos bancarios desde 2009. 

Los representantes de las instituciones antes de comenzar la reunión. miguel rodríguez

La reunión del Consejo Rector del Consorcio fue presidida por el alcalde, José Torres Hurtado, que según los nuevos estatutos asume la presidencia, que tendrá carácter rotatorio y pasará dentro de dos años a la Junta. Junto al alcalde los concejales Juan García Montero, Rocío Díaz y Telesfora Ruiz. Por la Junta, la viceconsejera de Cultura, María del Mar Alfaro, y la delegada de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez. Por el Gobierno central, la directora general Teresa Lizaranzu. Y por la Diputación de Granada, el todavía ayer diputado provincial de Cultura, José Torrente, que este jueves deja su puesto. 

Todos coinciden en destacar el consenso y entendimiento entre las distintas instituciones.

La situación económica centró buena parte de ese encuentro. Las administraciones reconocen ya abiertamente su preocupación por la gestión realizada. El Consorcio tiene que buscar soluciones. Al margen de sopesar las acciones legales que se puedan emprender, ayer se acordó iniciar el procedimiento que permita el reintegro de las cantidades no justificadas por la Fundación. "Exigirán hasta el último céntimo de dinero público", advirtió García Montero antes de ese encuentro, en el que quedó pendiente cerrar la designación del gerente. 

Hay mucho por aclarar y por concretar y se volverá a celebrar otra reunión antes de la apertura.