Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
La oposición apunta ahora a la dimisión del concejal Fuentes como consejero delegado

La marcha de la directora de TG7 abre la oportunidad para crear una televisión plural

Comunicación - IndeGranada - Jueves, 10 de Septiembre de 2015
La destitución de la directora de TG7, Cristina García, abre la oportunidad para crear una televisión municipal plural, participativa, transparente, de calidad y de servicio público, como así coinciden todos los partidos en la oposición que exigen, además, la salida como consejero delegado del ente público del concejal de Personal, el popular Juan Antonio Fuentes, que ha defendido la labor de la ex directora hasta el final, en lo que también hay acuerdo, incluido Ciudadanos, que sustenta al gobierno local.
Indicativo de la cuestionada televisión municipal.
Indicativo de la cuestionada televisión municipal.
Todos los grupos municipales, salvo el PP, disponen de un plan de renovación radical para TG7 y es coincidente en sus líneas generales: pluralidad, participación y servicio público. También todos consideran que en la nueva etapa que se abre es insostenible que siga vinculado al ente público local el concejal Fuentes. Y más, después de que GranadaiMedia desvelara que utilizaba los aparcamientos reservados para las unidades móviles de la televisión para estacionar su vehículo privado.
 
Pero ni eso, ni de la gestión de la televisión ha dado explicaciones el concejal, muy debilitado por sus pésimas relaciones con Ciudadanos, tras dirigir la campaña electoral de Torres Hurtado, que apuntó con pésimas formas a Luis Salvador, lo que obligó, luego, como exigencia para pactar al alcalde a disculparse de una forma muy particular.
 

La ex directora cuando presentaba el informativo. IndeGranada

Pese a los escándalos continuos y las peticiones de cese, la directora se ha mantenido en el puesto, respaldada en todo momento por Fuentes, hasta que la presión se ha hecho insoportable, tras ponerse serio Ciudadanos. Algunas fuentes consultadas, señalaron que a Cristina García se le dio en varias ocasiones la opción de presentar su renuncia, lo que fue rechazada por la que, antes de dirigir la televisión, fue la responsable de prensa de la campaña municipal de Torres Hurtado hace cuatro años.
 
Dado que Cristina García es personal laboral fijo del Ayuntamiento, tras entrar como directora en la televisión, su destitución lo ha sido de forma singular: desde el área de Personal se le encomendó un nuevo destino, asumir la comunicación y las relaciones con la prensa del área municipal social que engloba Familia, Bienestar Social, Igualdad, Educación y Juventud y que dirige Fernando Egea, lo que será la primera vez que esta área cuente con un departamento de prensa.
 
La orden del nuevo destino llegó desde el área de Personal Servicios Generales y Organización que gestiona Juan Antonio Fuentes.
 
El grupo socialista ya se ha pronunciado reiteradas veces sobre TG7, como también IU. Sus posicionamientos van desde la readmisión de los trabajadores despedidos por promover elecciones sindicales que, finalmente se celebraron y en las que ganó, en representación de CCOO, Isidro Prieto, que fue, precisamente, expulsado de la televisión municipal, tras desvelar por primera vez los acosos y humillaciones que padecía la plantilla por parte de la ya ex directora.
 
En las últimas horas, Ciudadanos se posición con dureza para exigir “cambios inmediatos en la dirección técnica y política” de TG7.
 
Luis Salvador considera imprescindible que, tras los cambios exigidos, se ponga en marcha la comisión de control y seguimiento para “garantizar la pluralidad, la transparencia y la buena gestión de los recursos humanos”.
 
Y concretó: “Ciudadanos exige al PP cambios inmediatos en la dirección de la televisión municipal y en su actual responsable político, el concejal Juan Antonio Fuentes”, según expresó Luis Salvador, líder del partido quien subrayó “la necesidad de poner en marcha cuanto antes” la comisión de control y seguimiento de TG7 para garantizar la “pluralidad, la transparencia y la buena gestión de los recursos humanos” de la televisión de los granadinos.
 
Salvador recordó la pésima situación que atraviesa desde hace unos meses TG7 y valoró la “urgente necesidad” de que vuelva a recuperar la credibilidad. “TG7 es una línea roja para Ciudadanos. No podemos admitir que la televisión municipal esté envuelta permanentemente en la sombra de una gestión partidista llena de escándalos. Ya lo dijimos en el último pleno; para iniciar una nueva etapa en la televisión municipal es fundamental que la comisión entre en funcionamiento con una buena predisposición de todos los partidos políticos y con cambios drásticos en los auténticos responsables de haber llevado a TG7 a su situación actual”, señaló Salvador. 
 
El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos no se conformó con las salidas de la directora y de Fuentes, como consejero delegada: “El gobierno local deberá asumir todas las denuncias con las que ya cuenta TG7 por despidos improcedentes, trabajadores fantasmas y sospechas de parcialidad, así como “responder de los graves daños ocasionados durante esta etapa de gestión”. 
 
“Cada día estamos descubriendo un nuevo eslabón en toda una cadena de despropósitos producto de una nefasta gestión de sus responsables. Ya es hora de que la televisión pública deje de estar en los medios por tantos escándalos y que cumpla su papel: estar realmente al servicio de los granadinos”, ha resaltado.
 
También se posicionó Vamos Granada, quien desde el principio apoyó a los trabajadores, a los que felicitó ayer porque “gracias a su esfuerzo” se pudieron celebrar las elecciones sindicales.
 
Vamos Granada” volvió a reiterar la necesidad de que la gestión de la televisión municipal “sea realizada por un consejo de participación y un consejo profesional independiente como reclama el Sindicato Andaluz de Periodistas”.
 
La portavoz municipal de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, también reclamó una auditoría de los gastos y la contratación de personal realizados durante los últimos años.