Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
En total han sido apercibidos 637 municipios españoles, 43 de ellos en Andalucía

Municipios buscan sus últimos vestigios franquistas tras el aviso del Gobierno para que cumplan la Ley de Memoria

Ciudadanía - Europa Press - Sábado, 16 de Febrero de 2019
Una docena de ayuntamientos recibieron una carta del Ministerio de Justicia instándoles a que procedieran a eliminar los símbolos franquistas que aún permanezcan en sus espacios públicos.

Municipios de la provincia de Granada que han sido avisados por la Dirección General de Memoria Histórica del Ministerio de Justicia acerca de la existencia de vestigios franquistas en sus espacios públicos están revisando sus callejeros y elementos patrimoniales para su localización y posible retirada en virtud de la normativa vigente, aunque algunos advierten que se suprimieron hace años.

Granada es la provincia andaluza que cuenta con más municipios que Justicia dice que deben retirar estos vestigios, con un total de doce, que son Albondón, Alpujarra de la Sierra, Arenas del Rey, Benalúa de las Villas, Benamaurel, Calicasas, Chauchina, Churriana de la Vega, Cortes de Baza, Huéscar, Jun y Quéntar.

Estos ayuntamientos han sido parte del total de 43 municipios andaluces a los que Justicia ha avisado, mediante una carta de carácter informativo, de que deben recabar los vestigios franquistas que existan en su territorio para proceder a eliminarlos y así cumplir con la Ley de Memoria Histórica.

En Huéscar, la Colegiata de Santa María la Mayor conserva en su interior una lápida con unas inscripciones con nombres y apellidos de personas vinculadas al franquismo. Según ha explicado el alcalde del municipio, José García Giralte (PSOE), a Europa Press, su retirada no entra dentro de las competencias municipales sino de las de la Iglesia y, en su defecto, al ser Bien de Interés Cultural, de la Junta.

Por lo demás, el municipio, según ha indicado García Giralte, no ha de retirar nada relativo a la memoria histórica dentro de sus competencias, como inscripciones o nombres de calles o plazas, que afectan al dominio público municipal, pues ya se hizo en su día, así como su adaptación al callejero. En caso de que se tuviera constancia de algún otro tipo de vestigio, se procedería a su retirada.

En la misma línea, el también socialista Juan Francisco Torregrosa, alcalde de Benamaurel, ha indicado que, en las próximas obras de reforma del Ayuntamiento, se retirará, con una subvención de la Junta, el escudo franquista de la fachada consistorial, mientras que, en cuanto al nombre de la Plaza de los Caídos, no se ha tomado ninguna iniciativa desde el ámbito municipal.

En Jun, en el área metropolitana, su alcaldesa, Aurora Suárez (PSOE), ha explicado a Europa Press que ha realizado una "batida" y una ronda de contactos con técnicos para cerciorarse de que en el municipio no quedan vestigios franquistas, después de que, hace un tiempo, se lijara un escudo con un yugo y flechas que aún se conservaba en una fachada, de donde no se pudo retirar.

El objetivo era que "no quedara nada" pues el franquismo es una etapa que "se terminó" y el municipio apuesta por "pasar página" y evitar que nadie pueda tener un "sentimiento de ofensa", ha agregado Suárez.

También en Quéntar, su alcalde, Francisco José Martínez, de Cs, ha repasado, tras recibir la carta del Gobierno, el callejero, actualizando la información disponible sobre sus calles, para confirmar que no queda ningún nombre alusivo al franquismo y que se adecua a la ley, ha asegurado, recordando que, a principios de esta década, el pueblo cambió el nombre de la antigua Plaza de José Antonio por el de 11-M.

Asimismo, fuentes municipales del Ayuntamiento de Churriana de la Vega, gobernado por el PP, han asegurado que el Consistorio ni siquiera ha tenido que revisar el callejero porque en este pueblo del área metropolitana granadina "no hay" vestigios franquistas en el espacio público desde hace al menos 15 años.

Fuentes del Ministerio de Justicia, que dirige Dolores Delgado, confirmaron a principios de febrero que el listado de ayuntamientos a los que se ha remitido la carta se ha elaborado a partir de las estadísticas del INE en las que constaban 637 municipios en España con vestigios franquistas, a los que la Dirección General para la Memoria Histórica ha incorporado otros 19 en los que "también pudieran quedar otros vestigios de exaltación".

Las mismas fuentes de Justicia aclararon que en la misiva "se solicita al Ayuntamiento que recabe los vestigios franquistas que existen en cada municipio y que los retire". De hecho, indicaron que "son los ayuntamientos los que tienen que proporcionar el catálogo de vestigios que todavía queden en su territorio".

En resumen, a los ayuntamientos lo que se les pide es "que cataloguen los vestigios presentes en sus territorios y los retiren". Para ello, se les envió una carta "sin carácter imperativo" en la que se les recuerda a los ayuntamientos el deber de cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

La Ley de Memoria Histórica considera vestigio franquista a los "escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura".

Más información: