Ven, conoce la provincia de Granada.
Durante unos minutos se ha cortado el tráfico en el Camino de Ronda, que se ha restablecido sin problemas

Luz para la Zona Norte

Ciudadanía - M.A. - Jueves, 3 de Octubre de 2019
Una concentración protagonizada por vecinos y vecinas del barrio y gente comprometida por los derechos arropa al Defensor de la Ciudadanía y al párroco de La Paz y reivindica un derecho tan básico como es la luz.
La concentración, con velas, se ha desarrollado a las puertas de los franciscanos, que acogen el encierro solidario.
IndeGranada
La concentración, con velas, se ha desarrollado a las puertas de los franciscanos, que acogen el encierro solidario.

"Nosotros también somos Granada". Tras ese mensaje escrito en una sencilla pancarta, elaborada por la Asociación de Vecinos Nueva Cartuja, el Defensor de la Ciudadanía, Manuel Martín, y el párroco de La Paz, Mario Picazo, se han situado para reivindicar un derecho tan básico como es la luz. Lo han hecho a las puertas de la Iglesia de San Francisco, donde siguen su encierro para denunciar los indecentes cortes de luz en el Distrito Norte. Lo han hecho arropados por vecinos y vecinas del barrio y también otra mucha gente comprometida en la lucha por los derechos. Porque de eso se trata. A las puertas de los franciscanos, en el Camino de Ronda junto a Recogidas, el centro de la ciudad, no se han pedido privilegios. 

Con esta concentración el Defensor y el párroco siguen dando visibilidad a un problema para el que, inexplicablemente, ni la eléctrica Endesa ni las administraciones encuentran solución.

Con velas encendidas y recordando que luz, agua y gas son un derecho universal, se ha desarrollado la movilización que ha cortado durante unos pocos minutos el Camino de Ronda, momento en el que han acudido hasta la zona varias dotaciones de Policía Local y Policía Nacional. No ha hecho falta intervención policial. Los allí concentrados se han retirado poco a poco y el tráfico ha vuelto a la normalidad. 

Desde los balcones del Camino de Ronda, algunos vecinos con luces apoyaban una reivindicación justa. La que en la calle ha protagonizado un vecindario que tiene problemas para mantener en funcionamiento bombonas de oxígeno para enfermos; que no puede enceder la luz para que los niños y niñas hagan sus deberes -"Tus hijos estudian, los míos también", han coreado los asistentes; un barrio cuyos comercios no pueden atender a sus clientes; como tampoco pueden ofrecer una atención sin incidencias los centros de salud. Precisamente, junto a a pancarta que se instaló el primer día en la fachada de los Franciscanos pidiendo que paren los cortes de luz, hoy también se encuentra la de los centros de salud de Cartuja y Almanjáyar, que vienen alertando de los problemas de salud que provocan los constantes cortes de luz. 

Una llamada de atención para despertar conciencias, porque como han recordado una y otra vez durante la protesta, el Norte también es Granada, aunque se nos olvide y sea más fácil mirar a otros barrios y no afrontar un problema, de difícil solución, pero para el que ya no caben excusas.