Granada mil y una
Denuncia de IU

El socio privado de Emasagra obtiene más de 80 millones en 11 años, tres veces más que el canon que aportó

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 20 de Marzo de 2019
El concejal Francisco Puentedura pide que no se distribuyan dividendos y se destinen a inversiones y reserva ante la sequía

El socio privado de Emasagra es Hidralia. indegranada

La segunda privatización de la empresa de aguas, Emasagra, ha generado al socio privado -Hidralia- más de 80 millones de euros en once años, tres veces más que lo que aportó de canon.

Lo ha denunciado el concejal de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, que ha reclamado que este año no se repartan dividendos y esa cantidad se destine al fondo para sequía -para asumir el coste que suponga poner en funcionamiento los pozos- y a las inversiones necesarias en la red de abastecimiento y depuración. 

Puentedura ha recordado que la segunda privatización de Emasagra, operación liderada según ha precisado por Sebastián Pérez, el ahora candidato del PP a la Alcaldía, se cerró por 27 millones de euros, una cantidad que "dilapidó el PP en obras faraónicas". El periodo de concesión es por 25 años. 

Con el cierre de cuentas, desde 2007 hasta 2018, el socio privado se ha llevado más de 80 millones de euros, entre el 13 por ciento sobre el volumen de negocio que le garantiza el contrato y la distribución de dividendos, lo que supone, según el edil, tres veces más de lo que aportó como canon.

La inversión que hizo está "más que cubierta como para distribuir cada año dividendos y seguir engordando sus beneficios", ha opinado Puentedura, que ha recordado que Emasagra -de las que el Ayuntamiento tiene el 51 por ciento de las acciones- cerró el pasado ejercicio con 4,3 millones de beneficios, una cantidad que se incrementará este. 

A su juicio, "Sebastián Pérez no privatizó Emasagra, hizo una gran estafa política y económica para la ciudad de Granada" y por ello ha considerado que "hay que revertir esta situación". Ha lamentado que el PSOE "no sea capaz de revertirla". Ha admitido que con un contrato hasta 2047 pedir la reversión inmediata implicaría una indemnización "por centenares de millones" que la ciudad no tiene. Pero "sí hay capacidad para ir acotando el terreno al socio privado", ha añadido.

Y en ese sentido ha reclamado que no se repartan dividendos.