Recicla las pilas
Día de Mariana Pineda

'Fiesta local por la igualdad'

Ciudadanía - Paco Vigueras, Carmen Caballos, Juan Antonio Díaz y Consuelo Fernández - Miércoles, 26 de Mayo de 2021
Paco Vigueras, Carmen Caballos, Juan Antonio Díaz y Consuelo Fernández, de Granada Abierta, reivindican en este artículo la figura de Mariana Pineda y los valores que representa para volver a reclamar que se recupere el 26 de mayo, fecha de su ejecución en el siglo XIX, sea declarada fiesta local, como ya lo era antes de que la dictadura de Franco lo prohibiera.
Detalle del monumento a Mariana Pineda.
Facilitada por los autores
Detalle del monumento a Mariana Pineda.

Antes de ser ejecutada con garrote vil, Mariana Pineda escribió una carta de despedida a su hijo José María, pidiéndole que fuera fiel a la revolución liberal y que no se avergonzara jamás de haber tenido una madre que había sucumbido bajo las manos del verdugo, porque lo había hecho en defensa de la libertad y de los derechos del pueblo. Así lo describe la escritora Antonina Rodrigo en su magistral biografía Mariana de Pineda, heroína de la libertad. Aquel 26 de mayo de 1831, mataron a la mujer, pero nació la heroína. El crimen cometido por el rey déspota Fernando VII ha sido recordado por dramaturgos y poetas durante casi dos siglos.

Mariana, ejemplo de lealtad. El rey déspota Fernando CII la condenó a muerte por no delatar a sus compañeros de la revolución liberal. 

Como dice Antonina Rodrigo: "A Mariana no sólo la mataron por defender la libertad, sino también por reivindicar la igualdad, ya que se atrevió a participar en la revolución liberal, en un tiempo en el que la política estaba prohibida para las mujeres"

Como dice Antonina Rodrigo: "A Mariana no sólo la mataron por defender la libertad, sino también por reivindicar la igualdad, ya que se atrevió a participar en la revolución liberal, en un tiempo en el que la política estaba prohibida para las mujeres". Acabaron con su vida, de apenas 27 años, mediante el garrote vil, un instrumento de tortura inventado por la Inquisición y utilizado después por el franquismo, que intentó borrar su memoria. Pero nunca olvidaremos la muerte de Mariana, cruel y despiadada, que nos recuerda a las mujeres que son asesinadas, por este sistema patriarcal, en el cadalso de la violencia machista. 

La joven Mariana hizo frente, con entereza y dignidad, al garrote vil, instrumento de tortura cruel y despiadado,  con el que fue ejecutada por la Inquisición.

La primera representación teatral de la historia de Mariana se remonta a 1836, cinco años después de su brutal ejecución, cuando se procedió a la exhumación de sus restos y se celebró un programa de actos en su ciudad natal

Mariana Pineda ya mereció la atención de los autores románticos del siglo XIX. La primera representación teatral de la historia de Mariana se remonta a 1836, cinco años después de su brutal ejecución, cuando se procedió a la exhumación de sus restos y se celebró un programa de actos en su ciudad natal. Entonces se puso en escena Aniversario de la muerte de Doña Mariana Pineda, de Fernando Nieto. Dos años después, se publicó el drama, escrito por Francisco Lasso e impreso en Lisboa en 1838, con el título: El heroísmo de una Señora.

Mariana en el drama lorquiano

Sin embargo, fue el poeta Federico García Lorca, ya en el siglo XX, el que dedicó a Mariana la obra dramática que le dio fama universal. Cada 26 de mayo, cantamos los versos con los que inmortalizó a la heroína:

"Oh, qué día tan triste en Granada, que a las piedras hacía llorar, al ver que Marianita se muere en cadalso por no declarar! 

"Ya no verán tus ojos las naranjas de luz que pondrá en los tejados de Granada la tarde. Ni sentirás la dulce brisa de primavera pasar de madrugada tocando tus cristales. ¡Clavellina de mayo! ¡Luna de Andalucía”.

Plaza de Mariana Pineda, hace un siglo. A la derecha, el célebre Teatro Cervantes, ya desaparecido.
El 5 de mayo de 1929, Federico García Lorca estrenó con gran éxito su drama sobre Mariana Pineda en el Teatro Cervantes. 

Aún recordamos en Granada el homenaje que García Lorca recibió en 1929, en el emblemático Hotel Alhambra Palace, para celebrar el éxito obtenido con el estreno de su obra Mariana Pineda, en el ya desaparecido Teatro Cervantes. La actriz Margarita Xirgú, que dio vida a la Mariana de Federico, recibió una ovación impresionante del público granadino, según la crónica de El Defensor de Granada, que dirigía Constantino Ruiz Carnero, íntimo amigo del poeta.

La actriz Margarita Xirgú, que dio vida a la Mariana de Federico recibio una fuerte ovación.

Tanto García Lorca como Ruiz Carnero vieron en Mariana Pineda un ejemplo de la igualdad entre hombres y mujeres que, en los albores de la República, empezaban a salir del hogar para participar en la vida ciudadana

Tanto García Lorca como Ruiz Carnero vieron en Mariana Pineda un ejemplo de la igualdad entre hombres y mujeres que, en los albores de la República, empezaban a salir del hogar para participar en la vida ciudadana. Mientras Federico escribió su drama sobre Mariana para apoyar el incipiente movimiento feminista, Constantino hizo lo mismo desde las páginas de El Defensor: “La mujer ha ganado sus primeras batallas y bate al hombre en todas sus trincheras. En los colegios electorales, en los cargos públicos, en la medicina, en el foro, en el estadio, en la tribuna… ya no existe zona alguna vedada a las actividades de la mujer”.

Mariana, símbolo mundial

El drama lorquiano convirtió a la heroína en símbolo mundial, aunque, lamentablemente, tiene hoy más reconocimiento en Europa que en su propia ciudad. Por todo ello, Granada Abierta pide que el 26 de mayo,  Día de Mariana Pineda, vuelva a ser fiesta local. Recordamos al Ayuntamiento que fue la gran fiesta de Granada desde 1836 y tuvo su mayor esplendor durante la República. Así informaba El Defensor, en el año 1931: “Un gentío inmenso se apretujaba en los laterales de la hermosa plaza e invadía el centro en la primera velada conmemorativa. El adorno del monumento era también bellísimo y muy artístico. Plantas y flores variadas lo avaloran y reflectores de distintas tonalidades forman un artístico y bello conjunto. Mucha animación y mucha alegría popular dan su más justo carácter a esta fiesta conmemorativa, que duró pasada la medianoche”.  

A la mañana siguiente, una multitudinaria procesión, presidida por el ministro de Justicia, Fernando de los Ríos, recorrió las calles de Granada, informaba El Defensor: "El día de ayer, 26 de mayo, fue una jornada gloriosa para la libertad y la República. Lo fue también para Granada, porque el pueblo granadino supo honrar, con todo fervor, con todo entusiasmo y con toda grandeza, la memoria de aquella heroica mujer, que fue asesinada hace cien años por el despotismo".

La actriz Pepa Flores también interpretó a Mariana Pineda en la miniserie emitida por TVE, en 1984.

Aquella fiesta, en la que cabíamos todas y todos, por encima de ideologías y creencias, fue suspendida durante la guerra civil y finalmente prohibida por el régimen franquista, que impulsó la celebración sectaria y excluyente de la Toma. Sólo queremos recuperar la fiesta popular y laica que la dictadura nos quitó

"Una inmensa muchedumbre, como no se recuerda en Granada -decía El Defensor-, se manifestó por las calles de la ciudad, en procesión civil, para llevar al monumento de Mariana Pineda lo más puro y emocionado del sentimiento popular". Pero aquella fiesta, en la que cabíamos todas y todos, por encima de ideologías y creencias, fue suspendida durante la guerra civil y finalmente prohibida por el régimen franquista, que impulsó la celebración sectaria y excluyente de la Toma. Por tanto, sólo queremos recuperar la fiesta popular y laica que la dictadura nos quitó. Granada necesita una fiesta capaz de unir a toda la ciudadanía en torno a este personaje histórico que es símbolo de igualdad y libertad.

Paco Vigueras, Carmen Caballos, Juan Antonio Díaz y Consuelo Fernández son integrantes de la plataforma Granada Abierta.

Las fotografías incluidas en este artículo han sido facilitadas por los autores.