Seamos ejemplares
Lamentan la falta de respuesta de la Junta a sus peticiones

FAMPA Alhambra denuncia la supresión de más de una veintena de unidades en la provincia, principalmente en la escuela rural

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 27 de Julio de 2020
Las familias se movilizarán si se continúa "desmantelando la escuela pública".
Concentración, en junio pasado, contra los recortes en la escuela pública.
IndeGranada
Concentración, en junio pasado, contra los recortes en la escuela pública.

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de Granada, FAMPA Alhambra, denuncia la supresión de líneas en la escuela pública granadina, "unos recortes que redundarán en unas mayores ratios, a pesar de que las autoridades sanitarias recomiendan reducir el número de alumnado por aula para mantener la distancia de seguridad y evitar así futuros rebrotes de Covid19".

Según el colectivo, se eliminarán más de una veintena de unidades en Granada, un problema que afecta fundamentalmente a los centros educativos de las zonas rurales, donde "resulta preocupante la alteración a la baja de la oferta de plazas y recursos, a pesar de que la supervivencia de las escuelas fomenta el arraigo y evita la despoblación".

Ante esta situación, las familias se preparan para "un otoño caliente contra la precariedad y falta de recursos con las que se pretende retomar las clases el próximo curso". "Son numerosos los colectivos que denunciamos como insuficientes las medidas adoptadas por la administración para la vuelta a las aulas segura", recuerda la federación de AMPA, que prevé futuras movilizaciones si no se garantiza la seguridad en la vuelta al cole y se continúa desmantelando la enseñanza pública. 

Sin respuesta de la Junta a sus demandas

El movimiento de madres y padres, el de mayor representación de la provincia, ya protagonizó una concentración a finales de junio contra estos recortes. El colectivo ha recurrido igualmente a todas las instancias con competencias en educación para denunciar la situación: ha presentado varios escritos de rechazo en la Delegación y la Consejería del ramo y ha mostrado su rechazo en el consejo escolar. Ha solicitado, paralelamente, a los diferentes partidos impulsar una moción en Diputación y ha recurrido a la Confederación de AMPA de Andalucía (CODAPA), que trasladó a la viceconsejera de Educación este problema en una reunión el pasado 14 de julio. 

"Si no obtenemos respuesta positiva a nuestras reclamaciones, en septiembre pasaremos a actuaciones de mayor contundencia", anuncia Fampa Alhambra, que llama a las familias a "volver a unir sus fuerzas en defensa de una enseñanza pública que están desmantelando poco a poco, siendo conscientes de que cada supresión de un servicio, de un aula o de una unidad se queda para siempre".  

Centros educativos afectados

Entre los centros educativos afectados por los recortes de líneas en la capital se encuentran los CEIP José Hurtado, Gómez Moreno y Tierno Galván. 

En la provincia reducirán unidades en los CEIP Virgen de la Antigua (Almuñécar), Gran Capitán (Íllora), Nuestra Señora del Rosario (Chimeneas), Virgen de la Cabeza (Beas de Granada), Miguel de Cervantes (Armilla), Nuestra Sra. del Rosario (Castril), Berta Wilhelmi (Pinos Genil), Ntra. Sra. del Rosario, (Domingo Pérez), Natalio Rivas (Albuñol) y Cristo de la Yedra (Válor), donde recortan profesorado. A esta lista se suman los institutos Los Cahorros (Monachil) y Jiménez Quesada (Santa Fe), así como la escuela infantil Lucilo Carvajal (Albolote).

También verán recortadas sus unidades los colegios públicos rurales (CPR) Parapanda (Brácana, Obeilar y Escóznar); Las Atalayas (Puerto Lope); Barranco de Poqueira (Capileira) y Gibalto (Riofrio), lamenta FAMPA Alhambra, que frente a apuesta de la Consejería de “reducir costes y hacer menos con menos” insta destinar los recursos necesarios en Educación para invertir en futuro y garantizar una vuelta saludable a las aulas.

"Por sostenibilidad social, seguridad sanitaria y calidad de la docencia, las familias del alumnado de Granada estamos decididas a reclamar la integridad de la oferta de plazas públicas con el convencimiento de que a medio y largo plazo redundará en beneficio social, formando personas necesarias para la sociedad granadina, andaluza y española", concluyen.