El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022

Diputación presenta alegaciones al anteproyecto del Instituto Andaluz de Salud y pide que su sede esté en Granada

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 30 de Junio de 2021
La institución provincial considera que la prevista sede en Sevilla es una pérdida de protagonismo de Granada y un ataque al Estatuto de Autonomía, que propugna la cohesión territorial, convergencia y solidaridad entre los territorios.
Pirámide del edificio de la Escuela Andaluza de Salud Pública.
easp.es
Pirámide del edificio de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

La Diputación ha formulado alegaciones al anteproyecto de ley de creación del Instituto Andaluz de Salud, que salió a información pública el pasado 24 de mayo, para solicitar que la sede de dicho organismo se ubique en la provincia de Granada. La institución provincial fundamenta sus alegaciones en el Estatuto de Autonomía, que recoge, entre otros objetivos básicos de la comunidad autónoma, “la consecución de la cohesión territorial, la solidaridad y la convergencia entre los diversos territorios de Andalucía, como forma de superación de los desequilibrios económicos, sociales y culturales y de equiparación de la riqueza y el bienestar entre todos los ciudadanos, especialmente los que habitan en el medio rural".

En el escrito de alegaciones, que firma el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, la institución provincial destaca que la provincia cuenta con “un fuerte proyecto en el campo de la investigación, formación, asesoramiento y prestación de servicios sanitarios” por la existencia de la Escuela Andaluza de Salud Pública y por la implementación y desarrollo del Parque Tecnológico de la Salud.

También alude al artículo 14 del anteproyecto de los Estatutos del Instituto de Salud de Andalucía, que fija la sede de dicho organismo “en el domicilio de la sede de la Consejería competente en materia de salud”, es decir, en Sevilla, “o en lugar que determine su Consejo Rector”. En este sentido, el escrito de alegaciones precisa que el anteproyecto fija en Granada un centro dedicado a la generación de procesos de formación, asesoramiento y cooperación internacional e investigación que queda como mero servicio administrativo, puesto que toda la estructura del Instituto de Salud de Andalucía y sus órganos decisorios (Consejo Rector, Dirección, Consejo Asesor…) tendrán todas las competencias organizativas, presupuestarias, decisorias, planificadoras y representativas”.

“La creación del Instituto, tal y como está prevista en el anteproyecto de ley, supone una pérdida de protagonismo de Granada en materia de salud pública, al desmantelarse uno de sus principales activos para la ciudad y la provincia, además de un ataque a los objetivos reflejados en nuestro Estatuto de Autonomía, que propugna la cohesión territorial, la convergencia y solidaridad entre los territorios”, afirma el presidente de la Diputación.

Perjuicio también al PTS

Es evidente, según señala Entrena, que esa pérdida de protagonismo de la provincia de Granada en materia de salud pública tendrá “una clara incidencia en el futuro desarrollo del Parque Tecnológico de la Salud, contribuyendo a aumentar los desequilibrios económicos y sociales”. El presidente de la Diputación incide en que la Escuela Andaluza de Salud Pública supone una inversión directa e indirecta de más de 15 millones anuales, con la incidencia que ello supone para el tejido empresarial y laboral de la provincia”.

Por ello, y por el arraigo que tiene la Escuela Andaluza de Salud Pública en la ciudad y su provincia, y dado que el propio anteproyecto de ley prevé la posibilidad de modificar la ubicación de la sede por decisión del Consejo Rector, la Diputación solicita en su escrito de alegaciones que la sede del Instituto Andaluz de Salud se fije de forma permanente en la ciudad de Granada.

Además, la institución provincial plantea en sus alegaciones que la creación del Instituto Andaluz de Salud no puede ir en detrimento del territorio ni puede suponer una “merma de recursos humanos”, que “deben ver respetados sus derechos laborales, funcionales, territoriales, salariales y profesionales”.