Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Operación Crazy de la Policía Nacional

Desarticulado un clan que cultivaba marihuana en una finca rústica de Motril para su distribución a gran escala

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 28 de Noviembre de 2023
Han sido detenidas tres personas pertenecientes a una misma familia como presuntos responsables del cultivo y distribución de derivados cannábicos.
Plantación descubierta en Motril.
Policía Motril.
Plantación descubierta en Motril.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, con vínculos familiares, que cultivaban marihuana en una finca rústica de Motril -dedicada al cultivo de leguminosas- para su distribución a gran escala. Son dos hombres y una mujer con edades entre 26 y 42 años. 

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, en la operación, denominada Crazy, la Policía se ha incautado de 6,5 kilos de cogollos de marihuana preparados para su distribución, así como más de 15 kilos de plantas de dicha sustancia en proceso de secado. Además, en la finca se cortaron otras 100 plantas.

El operativo, bajo el nombre de Operación Crazy y que ha desarrollado el Grupo de Estupefacientes y de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Motril, se inició el pasado mes de agosto tras recibir cierta información referida al cultivo de una gran plantación de marihuana en una finca rústica situada en el término municipal de Motril. Según la información recibida y las comprobaciones realizadas por los agentes, el 90 por ciento de la superficie de la finca estaba siendo destinada a la explotación agrícola de leguminosas, mientras que el resto, oculta tras una empalizada, se dedicaba al cultivo de cannabis sativa.

Tras las primeras pesquisas, los investigadores pudieron identificar a las personas relacionadas con el cultivo. En uno de los dispositivos de control llevados a cabo por los agentes para comprobar el estado de la plantación, se descubrió que gran parte de las plantas habían sido cosechadas por lo que entendieron que podrían haberse trasladado al domicilio de los investigados. Una vez en el mismo, se llevó a cabo un registro en el que se localizaron 6,5 kilos de cogollos de marihuana limpios y secos, preparados para su distribución, así como una importante cantidad de plantas de cannabis sativa en proceso de secado cuyo peso superó los 15 kilos. Posteriormente, en la propia finca, se incautaron 100 plantas de marihuana.

Los agentes detuvieron a los tres presuntos miembros del clan familiar, que son dos hombres de 42 y 26 años de nacionalidad española y una mujer de 36, de origen francés.

El resultado de la investigación ya se ha comunicado a la autoridad judicial.