Recicla, para respirar un aire más limpio

Concentración de repulsa por la última muerte de una persona sin hogar en Granada

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 26 de Abril de 2018
Las asociaciones Pro Derechos Humanos y Primero Vivienda exigen soluciones "urgentes, dignas y eficaces para las más de 200 personas que viven en las calles".
Cartel de la convocatoria de concentración.
Cartel de la convocatoria de concentración.

La delegación de Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y la asociación Primero Vivienda han convocado para este sábado 28, a las 12.00 horas en la plaza del Carmen de Granada, una concentración de repulsa por la muerte de la tercera persona sin hogar en la capital en lo que va de año, la quinta desde el pasado abril, según sus cálculos. Las organizaciones piden soluciones urgentes, dignas y eficaces para poner a la situación por la que atraviesan más de 200 personas en Granada.

"La tragedia ha vuelto a conmocionar a la ciudad de Granada", afirman en un comunicado. En esta ocasión, la víctima ha sido Adrian-Sorín Ichim, un joven de 27 años que se encontraba en un contenedor de cartón, en el que vivía, cuando "fue aplastado en la planta de reciclaje". Se trata de una persona sin hogar que había pedido plaza en el albergue el pasado mes y que fue devuelto a la calle tras seis días de permanencia en el centro, según explican estas asociaciones.

Antes que él, denuncian, fueron Chema, Joaquín, Teresa y Farid. En todos los casos, la causa última fue la misma: "la exclusión social y las duras condiciones en las que sobreviven estas personas, que no se encuentran en la calle por decisión propia, sino porque los recursos que se les ofrecen les obligan a ello", afirman.

La única solución digna sería, en opinión de la APDHA, Primero Vivienda y otras ONG que acompañan y atienden a estas personas, que “tal como establece la Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos, se facilite por parte de los poderes públicos una vivienda digna, dado que existen en la ciudad numerosos inmuebles vacíos en manos de las instituciones, la Iglesia y los bancos”.

“Es indignante que muera una persona detrás de otra, que pasen los años y sigamos oyendo las mismas promesas mientras perdura esta situación”, denuncian. Por ello, convocan a la ciudadanía a concentrarse y mostrar su rechazo a la inacción de las administraciones ante esta dura realidad.