Nueva reordenación del transporte público en la capital.
Granada respiró el pasado año el aire más contaminado desde que se tienen registros

La capital pedirá a Fomento que reduzca en 10 kilómetros hora la velocidad en la Circunvalación

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 7 de Febrero de 2018
El gobierno local, que ya ha activado la comisión que debe poner en marcha el protocolo para actuar en casos de episodios graves de contaminación, en el que se plantearán también restricciones de tráfico si son necesarias, advierte de que ninguna medida será efectiva si no se aborda desde un punto de vista metropolitano.

Cada día atraviesan de Sur a Norte la Circunvalación 200.000 vehículos. m.r.

Los últimos datos sobre contaminación en Granada, que como informó El Independiente de Granada, respiró el pasado año el aire más contaminado desde que se tienen registros, han llevado al gobierno local a agilizar la estrategia recogida en el Plan de Calidad del Aire aprobado el pasado noviembre y que desde el 22 de enero ya está en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. 

Las primeras medidas ya se han puesto en marcha. Así, se ha constituido la comisión que se encargará de evaluar la situación y tomar decisiones ante eventuales episodios graves de contaminación. Coordinada por el director general de Medio Ambiente del Ayuntamiento, y en la que participarán representantes de distintas áreas municipales además de las delegaciones territoriales de la Junta de Medio Ambiente o Salud, esta comisión será la encargada de informar al alcalde para que ponga en marcha las medidas necesarias. Su primera labor, redactar un protocolo para actuar en casos de gravedad, en el que se incluirán las restricciones de tráfico. Porque el tráfico es uno de los principales contaminantes.

Un flujo de 200.000 vehículos al día de Sur a Norte por la Circunvalación

Pero el concejal responsable de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, avisa: aunque se prohibiera circular en la ciudad, el problema seguiría. "Aunque pusiéramos a una pareja de la Policía Local en cada acceso y salida de la Circunvalación". A diario 200.000 vehículos atraviesan de Sur a Norte la ciudad, pero lo hacen por la Circunvalación, donde el Ayuntamiento no tiene competencias de tráfico. 

Ha defendido el edil que con esos datos no pretende escudarse detrás de aspectos competenciales. "La contaminación mata. Eso es una realidad que nos tiene que preocupar a todas las administraciones". Pero ha considerado necesario, para que cualquier paso sea realmente efectivo, que sea compartido por todos los municipios del Área Metropolitana y que implique a las administraciones y grandes centros de trabajo.

"Que no le quepa duda a nadie de que si nos dicen que hay que restringir el tráfico, lo vamos a hacer", ha dicho Fernández Madrid recordando las consecuencias económicas que tendría si se toma "unidireccionalmente" la medida: llegar tarde a los centros de trabajo, no poder acceder a los hospitales o a la Universidad.

Por ello ha anunciado que la capital liderará una estrategia para sumar al resto de administraciones, incidiendo, además de los municipios metropolitanos, en la Junta de Andalucía -con competencias en transporte y que tiene en marchar la redacción de planes de movilidad o el de la Vega- y también al Gobierno central. 

Precisamente a este último se dirigirá para solicitar una de las primeras medidas: una reducción de la velocidad para circular en la Circunvalación. Ahora es de 100 kilómetros por hora en la mayor parte, aunque hay tramos en los que se reduce a 80 kilómetros/hora. El Ayuntamiento de Granada pedirá al Ministerio de Fomento, al que invitará también a participar en la comisión de evaluación recién constituida, a que reduzca en 10 kilómetros hora la circulación por la vía.

En la capital ya se ha reducido la velocidad en algunas calles y se seguirá apostando por la peatonalización, como ha recordado el concejal, que también ha considerado también necesario que se impliquen la Universidad o el PTS, fomentando iniciativas para el uso del vehículo compartido.

El concejal de Medio Ambiente con el director general del área, en rueda de prensa. j.a./ayuntamiento

El problema es metropolitano y las soluciones deben ser metropolitanas

El concejal ha anunciado que la capital mantendrá una posición "exigente" en el Consorcio de Transporte Metropolitano. En ese foro reivindicará mejoras en las líneas de transporte público metropolitano, y que se mejoren las frecuencias en municipios como Santa Fe o Atarfe -cuyos ayuntamientos lo han reclamado esta misma semana, atribuyendo la reducción de estas a la entrada en funcionamiento del Metro-. Según ha destacado, el Ayuntamiento ha comenzado a pagar la deuda que mantenía con el Consorcio. "Así se puede exigir", ha dicho deslizando una crítica contra el anterior gobierno del PP, que dejó de abonar las cuotas. 

A la Junta de Andalucía pedirá también que desarrolle la Estrategia andaluza de Calidad del Aire y que actualice de una vez planes como los de movilidad. "No puede ser tengamos un Plan de Calidad del Aire y que el Cinturón no lo tenga, o de movilidad urbana sostenible", ha precisado al respecto. 

Fernández Madrid ha recordado también que ya finalizó la prórroga que la Unión Europea había otorgado para reducir los niveles de contaminación, advirtiendo en este sentido que en cualquier momento se podrían activar sanciones. Y en este sentido ha augurado "pugna" con el Ministerio de Medio Ambiente, que en una reciente reunión europea "trasladó la responsabilidad a los municipios". En este sentido ha considerado necesario que se activara una estrategia nacional que pusiera a disposición de los municipios fondos, y que obligara también a las Comunidades Autonómas. 

Inspecciones de calderas, cámaras y pantallas

Además de esa petición a Fomento para reducir la velocidad de circulación por la Circunvalación, el Consistorio ya tiene otras actuaciones en marcha. 

Ha hecho más de 6.605 visitas a comunidades, centros administrativos y comerciales para inspeccionar las calderas de la calefacción. De este análisis se tienen ya las primeras conclusiones sobre el tipo de combustible que fundamentalmente se utiliza: algo más del 70 por ciento son de gasóil; el 26 por ciento de gas natural; un 1,96 por ciento de biomasa; y 0,76 de propano. El trabajo que queda en esta materia es "arduo", ha apuntado para indicar que solicitarán a la Junta de Andalucía que active una línea de ayudas para facilitar los cambios de calderas por otras menos contaminante. 

También se han adquirido sensores para medir la calidad del aire; se ha instalado la primera cámara para tener una evolución de la boina de contaminación; y colocado pantallas, ya en pruebas, en edificios municipales para informar a la ciudadanía de la situación diaria de estos registros. 

Las mediciones corresponden a la Junta de Andalucía, pero se pretende tener información complementaria. Además, como ha recordado Fernández Madrid, una de las peticiones de los colectivos ecologistas durante la tramitación del Plan de Calidad del Aire, fue la necesidad de ser transparentes y no ocultar este tipo de datos a la población. 

Como ha recordado el director general de Medio Ambiente y ya publicó El Independiente de Granada, en 2017 se superaron los límites establecidos para el dióxido de nitrógeno, el ozono y las partículas en suspensión.

Más información en: ​Granada respiró en 2017 el aire más contaminado de su historia