El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
Contaminación atmosférica en Granada

El calor y el tráfico elevan la polución por ozono a niveles dañinos para la salud

Ciudadanía - J. M. M. - Martes, 7 de Junio de 2016
La calidad del aire en tres de los cinco primeros cinco días de junio ha sido mala por altas concentraciones de O3, un gas invisible que se forma al reaccionar las emisiones del tráfico en jornadas de gran insolación.

Algunos contaminantes del tráfico, al reaccionar bajo la luz solar, forman el ozono. elblogverde.com

El aire que respiramos en Granada vuelve a estar contaminado por encima de niveles saludables. Esta vez no es por la presencia de neblinas de partículas en suspensión, como ha pasado otras veces, sino por una polución invisible: el ozono troposférico (O3).

La estación de vigilancia de la Consejería de Medio Ambiente ubicada junto al Palacio de Congresos lleva varios días calificando la calidad del aire de como 'mala' por altos niveles de O3. De los últimos cinco días, tres han tenido esta calificación, coincidiendo con el aumento del calor. La otra estación de la capital, la de Granada Norte (cerca de la estación de autobuses), no ha ofrecido datos de ozono en esos días.

El ozono troposférico (no confundir con el de la estratosfera, cuya capa protege a la Tierra de las radiaciones solares), no es un contamintante directo, sino que se forma a través de otros compuestos (óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, o metano) que emiten principalmente el tráfico y que, bajo la acción de la radiación solar, reaccionan para dar lugar al O3. Por eso sus concentraciones suelen ser más altas en verano, cuando la acción solar es más intensa, y Granada está viviendo en los últimos días un adelanto del verano, con temperaturas máximas superiores a los 30 grados centígrados.

Junto a las partículas en susensión y el NO2, el ozono es el tipo de polución con mayor incidencia en la contaminación del aire granadino. La Consejería de Medio Ambiente califica la calidad del aire como 'mala' cuando la concentración de O3 supera los 120 microgramos por metro cúbico de media, establecida cada ocho horas. Es lo que marca la normativa europea, según su estimación sobre los niveles máximos a partir de los cuales el gas resulta dañino para la salud humana.

¿Cómo afecta el O3 a nuestra salud?

Según el Ministero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en concentraciones elevadas el ozono puede provocar daños en la salud humana, la vegetación y ecosistemas. Ecologistas en Acción añade que las altas concentraciones que especialmente suelen darse en verano tienen efectos adversos en la función respiratoria, causando inflamación pulmonar, insuficiencia respiratoria, asma y otras enfermedades broncopulmonares. Y también merma la productividad de los cultivos.

El O3 tiende a descomponerse en zonas con alta concentración de NO2 (que emiten, sobre todo, los tubos de escape de motores diésel), y eso hace, indica Ecologistas en Acción, que haya niveles elevados de ozono alejados de las áreas de mucho tráfico. Y explica que, por ejemplo, la estación de vigilancia de la Junta en Armilla (en la Ciudad Deportiva) suela dar baremos muy altos de O3 en verano, incluso superiores a los de la capital.

Aunque el límite máximo de la normativa europea está en 120 microgramos por metro cúbico, la Organización Mundial d e la Salud (OMS) advierte de que hay estudios epidemiológicos que demuestran efectos perjudiciales del ozono sobre la salud en concentraciones inferiores a esa cifra, por lo que su recomendación es que no se superen los 100 microgramos/m3.

En lo que va de año, Granada ha tenido 14 días de aire de mala calidad, según los informes de la Consejería de Medio Ambiente. Tres en enero (por partículas en suspensión), cinco en febrero (de los que tres tuvieron calificación de aire muy malo, también por partículas), dos en marzo (partículas), uno en mayo (ozono) y los tres de este inicio de junio, por altos niveles de ozono.

El calor seguirá

Las temperaturas por encima de los 30 grados continurán hasta final de semana, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología. Este lunes ha habido una máxima de 34 grados centígrados y para este martes se espera alcanzar los 35ºC, prevé la AEMET. De los últimos siete dias, en seis de ellos se han rebasado los 30 grados.

Información relacionada: