Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
Polución atmosférica

El calor dispara la contaminación por ozono en el área metropolitana

Ciudadanía - J. M. M. - Sábado, 11 de Agosto de 2018
El aire está siendo de mala calidad todos los días de agosto por elevados niveles de O3, un contaminante que provoca un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar.

Nube de polución en el área metropolitana. archivo

El área metropolitana de Granada lleva todos los días de agosto, desde que empezó la ola de calor, registrando elevadas concentraciones de ozono troposférico (O3), días en los que el aire ha sido calificado por la Consejería de Medio Ambiente como de "mala calidad", según las mediciones en la estación ubicada en la Ciudad Deportiva de Armilla, consultadas por El Independiente de Granada. 

El ozono troposférico es un contaminante que se produce por reacción entre la radiación solar, el dióxido de nitrógeno (que emite el tráfico de vehículos) y las partículas en suspensión. Y alcanza sus mayores niveles en el extrarradio de las ciudades, más que en el interior de los núcleos urbanos. 

Desde el 17 de julio, excepto un día, en todas las jornadas la calidad del aire ha sido mala en alguna estación de medición de la provincia, la inmensa mayoría en la estación de Armilla. En total, en julio ha habido 21 días de aire malo y en agosto todos los días hasta este jueves (último informe disponible) también han tenido esa calificación. Principalmente por O3, aunque también ocasionalmente por altos niveles de partículas en suspensión, según los informes diarios de Medio Ambiente. 

Informe de calidad del aire de este jueves, emitido por la Consejería de Medio Ambiente. 

El ozono troposférico también se mide en la estación ubicada junto al Palacio de Congresos de Granada, aunque no registra niveles tan altos como la de Armilla, que el año pasado tuvo 49 superaciones del límite máximo de media diaria permitido por la legislación para la protección de la salud humana. Este 2018, entre enero y junio, ha habido 18 superaciones, a las que hay que sumar las 24 registradas entre julio y lo que llevamos de agosto. 

Según explica Ecologistas en Acción, la inhalación del ozono troposférico, también conocido como ozono “malo” por contraposición al de la estratosfera, provoca un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares. La OMS estima entre 1.600 y 1.800 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los registrados estos días en muchas zonas de España. El ozono, además de para las personas, también es tóxico para la vegetación, dañando los bosques y reduciendo la productividad de los cultivos.

Ecologistas en Acción ha alertado estos días del elevado nivel de ozono en España, coincidiendo con la ola de calor, con setenta superaciones del umbral de información a la población y 200 estaciones por encima del objetivo legal, en una semana negra para la calidad del aire.

En Granada no se han superado los umbrales diarios de peligro, establecidos en 180 microgramos/m3 medidos en una hora, ya que en la estación de Armilla no se suelen rebasar los 150 microgramos/m3 de pico máximo, aunque sí se superan los 120 microgramos/m3 de media diaria, que son los que otorgan calidad mala al aire en los informes diarios, como ha pasado ininterrumpidamente desde el 17 de julio hasta. 

No obstante, los niveles elevados de ozono troposférico afectan de manera estructural al 80% de la población y el 90% del territorio estatal, siendo el contaminante más extendido en España, con tendencia al alza, indica Ecologistas en Acción.

"Pasividad de las administraciones"

Al margen de las superaciones del umbral de información a la población, en Madrid, ambas Castillas, Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña y Baleares, así como en el valle del Ebro, de Tarragona al sur del País Vasco, pasando por Aragón, La Rioja y Navarra, se ha superado de manera generalizada el objetivo establecido por la normativa para proteger la salud, dice el colectivo ecologista, "ante la pasividad de las administraciones autonómicas y locales y del Gobierno central, que siguen sin adoptar los Planes de Mejora de la Calidad del Aire obligados en esta situación".

Este episodio de contaminación por ozono ha coincidido en el tiempo con una intrusión de polvo procedente del norte de África, que ha elevado por encima del límite legal el nivel de partículas PM10 en todo el centro y sur de la Península, en una “tormenta perfecta” de polución por ozono y partículas que resulta muy peligrosa para la salud pública, advierte la organización ecologista. 

Más información: