Un verano en el Parque de las Ciencias.
22 de febrero, Día por la Igualdad Salarial

Brecha salarial: la hora de trabajo de un hombre, dos euros más que la de una mujer

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 22 de Febrero de 2018
La máxima 'a igual trabajo, igual sueldo' está aún muy lejos como demuestran los estudios de CCOO y UGT, que constatan diferencias salariales de hasta 12.500 euros, según el sector.
Concentración sindical este jueves en la Plaza del Carmen por la igualdad salarial.
IndeGranada
Concentración sindical este jueves en la Plaza del Carmen por la igualdad salarial.

La brecha salarial media en Andalucía se sitúa en 3.853 euros, aunque en sectores como el financiero llega a alcanzar los 12.572 euros. Las mujeres ganan menos que los hombres "sea cual sea el sector, contrato o nivel". Son datos de los informes hechos públicos esta semana por CCOO y UGT en Andalucía coincidiendo con el Día por la Igualdad Salarial y mientras se prepara la huelga del próximo 8 de marzo para visibilizar la desigualdad y exigir de una vez que cambie esta realidad. 

El informe de CCOO destaca que los datos demuestran que "la crisis y la reforma laboral han sido aprovechada por el sector empresarial para perpetuar la desigualdad entre hombres y mujeres, manteniéndolas en una situación de inseguridad permanente y de dependencia que limita su autonomía y libertad".

Las actividades feminizadas se encuentran entre las peor pagadas y un 52 por ciento de las mujeres cobran salarios por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), según informa Europa Press.

El informe, presentado este miércoles, precisa que la brecha aumenta en los tramos de edad comprendidos entre 36 y mayor de 65 años, produciéndose el más elevado en los mayores de 65 años con un 48,3 por ciento.

Y enfatiza que "la crisis ha sido la excusa y la reforma laboral la herramienta que ha utilizado el sector empresarial para intentar relegar de nuevo a la mujer al ámbito doméstico y ha ayudado a perpetuar la situación de desigualdad en el mundo laboral entre mujeres y hombres".

De los datos, la secretaria de Mujer del sindicato, Yolanda Carrasco, ha destacado que la brecha salarial media en Andalucía se sitúa en 3.853 euros aunque en sectores como el financiero llega a alcanzar los 12.572 euros. "Estamos hablando de una diferencia del 23,2 por ciento, lo que supone que la hora de trabajo de un hombre vale dos euros mas que la de una mujer".

Esa brecha se aumenta en los tramos de edad comprendidos entre 36 y mayores de 65 años, produciéndose el más elevado en los mayores de 65 años, con un 48,3 por ciento.

CCOO ha apuntado que el caso de Andalucía "es especialmente preocupante ya que las ocho provincias andaluzas se encuentran entre las once últimas en cuanto a salarios medio anual, por lo que es urgente implementar medidas que corrijan esa discriminación".

Un empleo marcado por la temporalidad y parcialidad

El sindicato ha apuntado que en la actualidad el trabajo de la mujer "se caracteriza por una concentración masiva en el sector servicios, con un 90 por ciento del empleo, y de ese porcentaje, el 77 por ciento pertenece al sector privado con una alta temporalidad y parcialidad".

De hecho, Carrasco ha explicado que "si ha habido un descenso de la temporalidad no es debido a un aumento de los contratos indefinidos, sino a un descenso de los contratos temporales" y ha recordado que "el 94 por ciento de los andaluces que se quedaron en paro en el mes de enero fueron mujeres y en los últimos diez años, mientras la tasa de empleo de los hombres han descendido casi un 14 por ciento, en las mujeres ha sido entre el uno y el dos por ciento".

En cualquier caso, el dato de la temporalidad sigue siendo, en opinión del sindicato, "escandaloso", con 35,9 por ciento, mientras la parcialidad afecta a más del 70 por ciento de las mujeres, "algunas con contratos de una hora y media diaria". Además, la parcialidad ha aumentado en los hombres en un uno por ciento en los últimos cinco años mientras que en las mujeres el aumento ha sido del cinco por ciento.

CCOO ha añadido que los factores que influyen en esa alta parcialidad son el cuidado de los hijos y los dependientes (96,04 por ciento) así como otras obligaciones familiares (90,68 por ciento).

Puestos de responsabilidad

CCOO ha agregado que a pesar de que las mujeres permanecen en el sistema educativo durante más tiempo y su rendimiento académico es superior al masculino en muchas ocasiones, "la incorporación de la mujer al trabajo se produce a edad mas avanzada que el de los hombres y el acceso a puestos de responsabilidad está muy por debajo de los hombres, aún en sectores altamente feminizados". De este modo, la tasa de actividad de mujeres andaluza en 2016 era de 51,27 por ciento frente a los 64,64 por ciento de varones, tres puntos inferiores que en el resto de España, y a pesar de que constituyen el 52,62 por ciento del funcionariado en el nivel superior, tan solo hay un 38,75 por ciento de mujeres.

El informe ha apuntado que "aunque esta es una causa que afecta a la salud de las mujeres de forma directa y que suele condicionar la permanencia en un puesto de trabajo, no existen datos que reflejen las repercusiones del acoso, ya que es bastante reciente la denuncia de las mujeres ante esta violencia". CCOO ha añadido que, no obstante, en los últimos años se ha avanzado en concienciación y son más las mujeres que demandan asesoramiento. En ese sentido, Carrasco ha señalado que en la actualidad "en torno a un 30 por ciento de las demandas que atendemos en el Servicio de Defensa Legal son por acoso sexual o por razón de género".

Las mujeres suponen un 50,7% de la población andaluza, pero representan el 60% de la población inactiva

El informe de UGT, presentado también esta semana -el martes-, pone el acento en que las mujeres ganan de media menos que los hombres "sea cual sea el sector, contrato o nivel profesional".

Así lo ha señalado la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT-A, Cristina García, en la presentación del informe sobre la brecha salarial en el mercado de trabajo realizado bajo el título 'Porque yo lo valgo', lema publicitario de una marca "con toda la carga de estereotipos que supone para las mujeres". El estudio presenta ocho datos, ocho causas, ocho casos prácticos y ocho soluciones para erradicar la brecha salarial. Las mujeres suponen un 50,7 por ciento de la población andaluza y representan un 60 por ciento de población inactiva frente al 40 por ciento de los hombres.

Según informa Europa Press, en Andalucía hay 833.700 mujeres de 20 a 64 años que ni trabajan ni buscan empleo, lo que supone un 32 por ciento de la totalidad de las mujeres andaluzas de esa edad (2.585.629). La segunda causa de inactividad más frecuente tras la jubilación es la dedicación a las tareas del hogar, 39.200 mujeres son 'amas de casa' frente a 6.600 hombres (86% frente a 14%). De cada diez andaluzas de 20 a 64 años, tres no pueden o no quieren trabajar.

En cuanto a las tasas de actividad y paro, las mujeres tienen las peores. De cada diez personas contratadas, cuatro son mujeres, la mayoría temporales. Y de cada cien contratos a tiempo parcial más de 70 son mujeres. "En Andalucía, casos típicos de brecha salarial se da en sectores feminizados como limpiadoras, camareras de piso o las manipuladoras de la industria alimentaria donde se dan salarios ínfimos en categorías que en su equiparación con los hombres, estos tienen salarios más altos", ha explicado la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía. Este informe eleva la brecha salarial en Andalucía  hasta el 24,21 por ciento, lo que supone, según los datos de UGT, que las mujeres dejamos de percibir de media 5.859,24 euros al año.

La brecha se traslada también a las pensiones, donde también se perciben cantidades más bajas. m.rodríguez

Además, la brecha salarial es mayor en la contratación indefinida. En industria supone un 27 por ciento, sector servicios un 23 por ciento y construcción, un 21 por ciento. "La discriminación salarial se da en todas las edades y nos preocupa muchísimo la situación entre las más jóvenes, "39 por ciento de brecha salarial, muy por encima de la brecha salarial estatal para menores de 25 años que es de un 33%", según la líder sindical.

Y la situación no mejora al finalizar la vida laboral, la brecha en las pensiones es del 35,14 por ciento, "las mujeres pensionistas dejan de recibir 5.043,78 euros anuales con respecto a los hombres. Y son más las mujeres con pensiones no contributivas", ha explicado la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía.

"En Andalucía, el 70 por ciento de las mujeres pensionistas reciben una pensión por debajo del Salario Mínimo Interprofesional", ha aseverado García. "Esto demuestra que las mujeres ganan de media menos, sea cual sea el sector, cualquier tipo de formación profesional y en todos los contratos", ha indicado.

"No se valora ni el trabajo ni el empleo de la mujer. El trabajo doméstico no se valora y tampoco los empleos más feminizados, que están infravalorados, como ayuda a domicilio, limpieza o cuidado de menores"

Entre las causas, "no se valora ni el trabajo ni el empleo de la mujer. El trabajo doméstico no se valora y tampoco los empleos más feminizados, que están infravalorados. Me refiero a la ayuda a domicilio, limpieza, cuidado de menores". Además, "las mujeres promocionamos menos, tenemos peores condiciones laborales, recibimos menos pluses y complementos salariales y nos acogemos a las reducciones de guarda legal en muchos casos porque no tenemos con quien compartir las tareas de responsabilidad familiar". "La contratación a tiempo parcial nos penaliza a lo largo de nuestra vida laboral con menor salario, menor cotización y pensiones ínfimas. Actualmente vivimos en una sociedad con una igualdad formal pero siguen existiendo discriminaciones", ha insistido la líder sindical.

Por todo ello, "UGT Andalucía tiene el gran reto de eliminar esta brecha salarial y para eso hay que valorar el trabajo de hombres y mujeres. Pedimos una ley de igualdad salarial, sancionar a las empresas y administraciones que discriminen a las mujeres, restringir y endurecer la contratación a tiempo parcial, dotar herramientas a los agentes sociales para promover la aplicación de igual salario por trabajos de igual valor, hacer una valoración de puestos de trabajo desde una perspectiva igualitaria, fomentar medidas de conciliación y de igualdad en los centros de trabajo, aumentar los salarios con medidas correctoras de brecha en la negociación colectiva e incentivar el papel de los planes de igualdad como instrumento de corrección de las desigualdades y de la brecha salarial".

Más información: