Ven al Parque de las Ciencias
El alcalde trata de desvincularse de la decisión, que atribuye a "una denuncia ante la Guardia Civil de un vecino"

El alcalde de Puebla de Don Fadrique rectifica y suspende un Vía Crucis previsto para el Viernes Santo

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 7 de Abril de 2020
A pesar del estado de alarma y las restricciones de movilidad, en su bando, Mariano García (PP) no esconde su enfado por tener que cancelar el evento y pone el énfasis en que lo iba a celebrar "de forma individual" el sacerdote.
Banderas a media asta por las víctimas del coronavirus en el Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique.
vía twitter @AytoPueblaDFadr
Banderas a media asta por las víctimas del coronavirus en el Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique.

El Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique ha rectificado y ha suspendido el Vía Crucis que estaba previsto celebrarse en el municipio el próximo Viernes Santo.

En un bando municipal difundido a través de las redes sociales del Consistorio, el alcalde, Mariano García (PP), culpa de la suspensión a "una denuncia a la Guardia Civil de un vecino de Puebla de Don Fadrique". Agrega, además, que se trataba de un Vía Crucis que se iba a celebrar el Viernes Santo "de forma individual por parte del sacedorte de nuestra parroquia".

Este es el bando: 

Algunos vecinos han cuestionado en esas redes sociales el argumento del regidor, por atribuir la decisión a una denuncia, y no reconocer que el estado de alarma ha trastocado todas las actividades y celebraciones, incluida la Semana Santa e incluso las eucaristías, que la Conferencia Episcopal ha llamado a seguir por radio y televisión para no contribuir a la expansión del coronavirus. 

Según la información del Ayuntamiento, el Vía Crucis se enmarcaba en las actividades alternativas preparadas por la Parroquia Santa María de la V Angustia para que creyentes y feligreses católicos pudieran disfrutar de esta Semana Santa "un poco peculiar".  

En esa agenda, difundida por el Consistorio antes de la suspensión del Vía Crucis, se detallaba que el sacerdote pasaría rezando a partir de las once por las calles del pueblo. Y animaba a que lo acompañaran "desde vuestras ventanas y balcones", para "rezar juntos y acompañar a Jesús en su Pasión".

Desde que se decretara el estado de alarma se han sucedido algunos actos de carácter religioso que han terminado suspendidos, entre ellos una misa que se celebraba en una azotea sevillana y fue disuelta por la Policía Local, o el intento de mujeres de Porcuna de simular una procesión nocturna. Otras imágenes, como la de sacerdotes con una custodia bendiciendo calles, por contra sí se han visto estos días. 

Entre los mensajes que cuestionan la manera de actuar del Ayuntamiento, se recuerda que el Consistorio debería haber informado a la parroquia en su momento de que ese Vía Crucis no es una actividad esencial y, por tanto, no debería haberse ni siquiera planteado.

Afean que el Consistorio y, particularmente el alcalde, no vele por el cumplimiento del estado de alarma y que haya tenido que ser la Guardia Civil la que se pusiera en contacto con el Ayuntamiento para advertirlo y que, ni Consistorio ni parroquia infringieran la legalidad.