Conoce a la Diputación de Granada

Cosas que nunca te dije

Blog - La buena vida - Ana Vega - Sábado, 12 de Septiembre de 2015
Cartel de la inolvidable película de Isabel Coixet.
IndeGranada
Cartel de la inolvidable película de Isabel Coixet.

Las vacaciones permiten que pasemos más tiempo del habitual con nuestra pareja; veinticuatro horas dan para mucho.... Según la psicóloga Megan McCarthy, una persona con baja autoestima tiende a sufrir ansiedad inducida al evitar plantear abiertamente los problemas que surgen cotidianamente en una relación sentimental. Lo peor de todo esto es que terminará deteriorando realmente la relación que pretendía proteger con su actitud.

Me viene a la cabeza la película de Coixet, Cosas que nunca te dije y no quiero acabar llorando como la protagonista por el helado de café...

La educación tradicional y los mensajes sociales recibidos a lo largo de nuestra vida no han facilitado el desarrollo de la asertividad en el marco de la pareja. La idea del amor romántico que idealiza a la persona amada ocultando sus carencias, defectos o limitaciones tampoco ha ayudado mucho al presuponer que quien nos ama tiene la capacidad de adivinar todo lo que deseamos y necesitamos sin necesidad de que lo expresemos o solicitemos.

Aunque cada pareja sea única e irrepetible como lo somos cada uno de nosotros, sí podemos establecer una serie de principios básicos para practicar la asertividad en su marco:

  • En la medida en que una persona se ama y respeta, podrá amar y respetar a su pareja
  • Lejos de interpretar el amor a uno mismo como egoísmo, se considerará la base de una relación sana.
  • Sólo cuidándonos, escuchando y atendiendo nuestras necesidades, podremos hacerlo con nuestra pareja.

Pero ¿cómo llevarlos a la práctica cotidiana?.. Ahora viene lo difícil:

  • Acostúmbrate a realizar peticiones, nadie tiene una bola de cristal para adivinar lo que queremos.
  • Practica el reforzar positivamente cada vez que atiendan tus deseos, necesidades y derechos; agradece los comportamientos que te agraden.
  • No dejes pasar situaciones que te molesten sin expresar tu desacuerdo, háblalo de forma directa, en el momento en que se produce, en un tono firme pero no agresivo y propón alternativas.
  • Al criticar un comportamiento, hazlo de forma que el otro no se sienta agredido para que la conversación no derive en discusión y céntrate en el hecho y no en la persona; no conviertas un error puntual en un comportamiento o característica habitual de tu pareja.
  • No expreses tus quejas desde el victimismo sino desde la asertividad y emplea para ello los “mensajes yo “ :Cuando haces… (explicita el comportamiento que te desagrada)… yo me siento… (describe los sentimientos que te provoca)…preferiría…( describe la alternativa que te haría sentir mejor).
  • En lugar de acusar, pregunta el porqué de ese comentario o comportamiento que pretendes cambiar.
  • Reconoce límites y empatiza; nadie está constantemente en el mejor estado físicamente y mentalmente para comportarse como la pareja ideal; el amor desde el reconocimiento de la realidad ayuda a ponerse en el lugar del otro y ser más tolerantes y flexibles.
  • Intercambia con frecuencia afecto verbal y físico.

Solo desde el conocimiento de la vida que queremos vivir y la creación de nuestro propio espacio en ella podremos compartirla con otra persona. Convivir requiere negociar pero como explica Fina Sanz en Los Vínculos Amorosos ,debemos emplear el nosotros sin olvidar el yo.

   

Licenciada en Filosofía. Experta en Género e Igualdad de Oportunidades y especializada en temas de Inteligencia Emocional. Con su blog, La buena vida, no pretende revelarnos nada extraordinario. Tan solo, abrirnos los ojos un poquito más y mostrarnos que la vida puede ser más llevadera.