Ven al Parque de las Ciencias
Buena parte de sus discursos se centran en criticar la gestión socialista y elogiar al nuevo Gobierno andaluz

Sin autocrítica y sin resolver el '2+2'

Política - María Andrade - Jueves, 26 de Septiembre de 2019
Luis Salvador y Sebastián Pérez comparecen, escoltados por sus ediles, durante alrededor de cien minutos y tratan de convencer de que su gobierno está cohesionado, trabaja y tiene un plan ambicioso para la ciudad.
Luis Salvador y Sebastián Pérez, este jueves, al dirigirse a la rueda de prensa en la que han hecho balance.
J.Algarra/Ayto.Granada
Luis Salvador y Sebastián Pérez, este jueves, al dirigirse a la rueda de prensa en la que han hecho balance.

El alcalde, Luis Salvador, ha comenzado su intervención pidiendo a los periodistas que recogieran "fielmente" las palabras de Sebastián Pérez, que le había precedido para, durante tres cuartos de hora, trasladar que el gobierno, tras unos meses "complicados", estaba "en marcha" y que, con las dificultades de cualquier "familia" y aunque no haya sido fácil, ya están "enganchados al cambio". 

En esa idea, la de que funcionan como un equipo cohesionado y trabajan, y en las duras críticas a los tres años socialistas en el anterior mandato, a los que han culpado hasta del "pufo" de lo 40 millones de deuda a Inagra y los 22 a Rober, han coincidido ambos. 

No ha habido autocrítica; sí reproches a la prensa por trasladar una imagen que en su opinión no se ajusta a la realidad; y más declaraciones de intenciones y planes para el mandato que logros de estos cien días, resumidos en un vídeo al inicio de su comparecencia en el que, al igual que en sus intervenciones, la cercanía con el Gobierno andaluz y las ventajas que esto tendrá para la ciudad ha sido su principal baza. 

Y lo más sorprendente es que ambos mantienen sus posiciones respecto el 2+2. Molesto con esas preguntas de los periodistas, el alcalde ha querido zanjarlo asegurando que van a buscar lo que les une y que no iba a alimentar un asunto que "fragiliza las oportunidades" del gobierno y es "perjudicial" para Granada. Y en el caso de Sebastián Pérez, ha repetido que él ya se ha pronunciado al respecto, que mantiene sus compromisos y, por si había dudas, ha remachado: "a buen entendedor, pocas palabras bastan".

Así que no hay cambio de postura pese a los esfuerzos que ahora van a seguir haciendo para proyectar una "imagen de normalidad", la que según han repetido, se ajusta "a la realidad". Es un gobierno "sin fisuras", en el que "no hay dos equipos" y que está trabajando por "el mismo proyecto", con "ambición" y con un plan para la ciudad. A doce años, según Salvador.

En el haber del gobierno bipartito en estos cien días ambos coinciden en la limpieza, la adquisición de nuevos vehículos para Rober, la reducción de los sueldos a los altos cargos -que no a los concejales o al alcalde- y la apertura de las puertas de la Junta para Granada como los principales logros de estos cien días, en los que defienden que han lidiado con los problemas derivados de la 'herencia' del socialista Francisco Cuenca. 

De la cercanía a la Junta sirva el agradecimiento de Salvador al presidente, Juan Manuel Moreno (PP), como ejemplo de cuál es el sentir del gobierno bipartito. Y estas de Pérez, que lo resumen aún más: "Con los socialistas, las inversiones iban a Málaga y a Sevilla; y este Gobierno va a trabajar para que se invierta esa tendencia". 

Pero al margen de lo señalado, poco más. Lo que han intentado ambos es revertir la imagen que ellos mismos se han encargado de proyectar, no la prensa, con errores como la suspensión el pasado lunes, a solo unos minutos de la hora prevista, de la comparecencia que finalmente se ha celebrado este jueves. 

Un plan de saneamiento en el que se estudiará "qué hacer con los activos" del Ayuntamiento

Ha habido alguna pincelada para avanzar líneas de actuación. Ha citado el alcalde un plan de saneamiento en el que se verá "qué hacer con los activos" del Ayuntamiento, y en el que también se prevé renegociar la deuda a largo plazo. En materia de cultura, sin más detalles, se ha referido a que están trabajando en un festival de música que se celebraría en la antesala del Festival Internacional de Música y Danza. 

Salvador y Pérez han coincidido en ir elogiando uno a uno a los ediles del gobierno -solo faltaba Carlos Ruiz Cosano, del PP, pero la rueda de prensa ha sido tan larga que finalmente le ha dado tiempo a incorporarse-. 

Críticas a la oposición "destructiva"

"Querido Luis, aquí estamos, somos gente honesta, hicimos un compromiso y lo vamos a cumplir como Dios manda", ha resumido Sebastián Pérez, a quien ha seguido Luis Salvador en una comparecencia igualmente larga, algo más de tres cuartos de hora.

Una intervención en la que ha aclarado que Pérez "no es un primer teniente de alcalde, es mucho más", tiene "un rango especial en esta relación". 

Como su socio de gobierno, repaso a los cien días, con más críticas a los socialistas, a quienes ha reprochado que adviertieran de que con su gobierno iban a llegar "las siete plagas" y un largo discurso sobre sus planes sobre Human Tech, ciudad verde europea y la capitalidad cultural europea en 2031.

A la oposición le ha pedido el alcalde que "dejen de dar trabajo" y "se pongan a trabajar", reprochando especialmente a los socialistas la que ha considerado una labor fuera del gobierno "destructiva".

No cree Salvador que prospere la moción de censura con la que amaga Vox. Ha repartido a Pablo Iglesias -líder de Podemos- y a Santiago Abascal, de Vox-. En su opinión habría que preguntarle a Pablo Iglesias si "está dispuesto a pactar con lo que describe como ultraderecha", ha dicho agregando que no cree que Abascal "esté de acuerdo" con ir de la mano con Podemos-IU.  Porque la confluencia, a cuyo portavoz se ha referido en otro momento de la rueda de prensa Sebastián Pérez como "comunista independiente", le reclama a Vox que "se ponga de rodillas, le dé sus votos y no exija nada". 

Pero al margen de ese comentario con carga de profundidad respecto a la moción, Salvador ha expresado su "máximo respeto" hacia el grupo que, con sus impresicindibles tres votos para alcanzar la mayoría absoluta, lo hizo alcalde.

Para Salvador, el gobierno tiene una misma partitura, la misma música y no necesita a ningún maestro con batuta. "Dos partidos, con un proyecto, un compromiso y un equipo de gobierno sin ningún tipo de fisuras", ha resumido.

La otra crónica de la comparecencia: