Un verano en el Parque de las Ciencias.
El socialista Cuenca será elegido hoy alcalde poniendo fin a la era de 13 años del PP

El PSOE vuelve con Cuenca al gobierno municipal de Granada tras 13 años de PP

Política - Juan I. Pérez - Jueves, 5 de Mayo de 2016
El socialista Francisco Cuenca se convertirá hoy en alcalde de Granada, con los votos favorables de Ciudadanos, Vamos Granada e IU, poniendo fin a 13 años ininterrumpidos de gobiernos populares de José Torres Hurtado. La ‘lucha contra la corrupción’ y la necesidad de ‘limpiar’ el Ayuntamiento unieron a los grupos de la oposición, después de que se destapara el caso Nazarí de presunta corrupción en el área municipal de Urbanismo, que se llevó por delante a Torres Hurtado, la concejal de urbanismo Isabel Nieto, y al concejal de Presidencia y Transparencia, Sebastián Pérez, por exigencia del ex alcalde.

Francisco Cuenca, ayer, en el patio del Ayuntamiento. P.V.M.

Cuenca será el quinto alcalde socialista, tras Antonio Camacho (seis meses de 1979), Antonio Jara (1979 -1991), Jesús Quero (1991-1995) y José Mortalla (1999-2003) y el séptimo desde la instauración de democracia, tras el franquismo, con la Constitución de 1978 una etapa en la que también fueron regidores los populares Gabriel Díaz Berbel (1995-1999) y José Torres Hurtado (2003-2016).
 
Para ello, los socialistas han tenido que sortear no pocos obstáculos tras asumir el liderazgo para encabezar un cambio de Gobierno, después de que el pasado 13 de abril estalla el caso Nazarí, con las detenciones de 17 políticos del PP, funcionarios del área municipal de Urbanismo y empresarios, puesto en libertad con cargos que ya están pasando escalonadamente por dependencias judiciales para declarar.
 
Aunque el mismo miércoles 13 de marzo, todos los grupos de la oposición se mostraron favorables a un cambio de gobierno, la primera opción, mediante una moción de censura, que llegaron a firmar Ciudadanos e IU, fue descartada por la dimisión de Torres Hurtado.
A partir de entonces, llegaron las exigencias, las más duras las de Ciudadanos que tras vetar a IU y Vamos Granada para que entraran en el gobierno, tensó la cuerda con la condición irrenunciable de que dimitiera el diputado de Deportes y Administración Electrónica, Mariano Lorente.
 
Finalmente, la dimisión de Lorente llegó. La renuncia del socialista, junto al abrumador apoyo de las bases de Vamos Granada al apoyo a los socialistas, despejaron el pasado marte el camino de Cuenca a la Alcaldía.
 
Así, tanto Ciudadanos como Vamos Granada garantizaron el apoyo a Cuenca para que hoy sea alcalde, sumándose con ello al de IU que, desde el inicio de la crisis, mostró su apoyo sin fisuras asumiendo la necesidad del cambio de Gobierno para erradicar la corrupción.
Si no hay sorpresas, Cuenca será alcalde al frente de un gobierno en minoría formado por tan solo 8 concejales y dejará al PP y a su candidata, Rocío Díaz, en la oposición.
 
Se cerrará de esta forma la era del PP que ha gobernado los últimos 13 años de Granada.
 
No será fácil el camino, puesto que los soialistas se hacen cargo de un Ayuntamiento en plena crisis institucional y económica, con una oposición acechando y con el peligro de que Ciudadanos vuelva a brindar su apoyo al PP en algún momento de los tres años que faltan hasta las próximas Elecciones Municipales. Y para empezar la convoctoria electoral del 26 de junio, que puede influir, en función de los posibles pactos. De momento, Ciudadanos ya ha ha puesto sobre la mesa su decálogo que incluye las popuestas que firmó con el pp hace diez meses.
 
En la agenda de Cuenca, tras el reparto de las tareas de gobierno entre sus concejales, para lo que es previsible que la diputada provincial Ana Muñoz asuma tareas municipales en detrimento de su ocupación, hasta ahora, casi plena en la Diputación, las audiorías y la reclamación del AVE soterrado.