Ven, conoce la provincia de Granada.

El PSOE pide a Salvador que dé "un paso atrás" por su gestión de la crisis sobre los fondos europeos

Política - IndeGranada - Miércoles, 11 de Diciembre de 2019
"No está capacitado para llevar las riendas de la ciudad", afirma la viceportavoz socialista en la capital, Raquel Ruz.
Raquel Ruz, en una imagen de archivo.
PSOE
Raquel Ruz, en una imagen de archivo.

El grupo municipal socialista ha tachado de “esperpéntica y dañina” la nueva crisis provocada en el seno del bipartito a raíz de la gestión de los fondos europeos para formación de desempleados, y ha pedido al alcalde, Luis Salvador, que dé “un paso atrás tras demostrar que no está capacitado para llevar la riendas de esta ciudad”.

Al respecto, la viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, ha lamentado “la nueva polémica protagonizada por Ciudadanos a cuenta de los planes de empleo para los granadinos que ha dejado patente la debilidad de un alcalde que gobernaba con tres concejales, para en las últimos días pasar a sólo dos por las disputas internas y diferencias manifiestas”. Para la socialista, "este señor tiene que dejar de hacer daño a Granada, y darse cuenta que sino es capaz de liderar a sus propios compañeros, mucho menos a una Ciudad que no le ha votado y a la que no representa".  

"Estamos ante un ejemplo más de la sinrazón que gobierna esta ciudad y ante una situación kafkiana y dantesca que pone de manifiesto el daño irreparable que en menos de seis meses se está provocando no sólo a la imagen de Granada, sino a la credibilidad de una ciudad a la que le ha costado mucho dejar atrás el estigma de la corrupción", ha agregado la edil, que ha lamentado que en estos días asistamos "a un nuevo capítulo del patético desgobierno que cada día protagoniza Luis Salvador, una persona que a diario demuestra su incapacidad para ser alcalde de Granada.  El ejemplo más palpable es que es incapaz de liderar y controlar a su propio grupo municipal formado por tres personas, pues mucho menos una ciudad como Granada”. Para Ruz, "Luis Salvador ya no es el alcalde de los tres concejales. Ha pasado a ser el alcalde de los dos concejales al perder el apoyo de un Olivares que amenaza con irse evidenciando la debilidad del gobierno paralizado de Granada".

La socialista ha destacado además que "es inaudito que el bipartito se tambalee porque haya un concejal que se niegue a gestionar los 12 millones de euros que ha concedido el Fondo Social Europeo para ayudar a 1.700 personas desempleadas. Este hecho es una prueba más de la absoluta insensibilidad social de un bipartito que en 7 meses ha cerrado las puertas a las familias más necesitadas y ha subido el IBI a todo el mundo con independencia de sus ingresos". 

Respecto a las excusas esgrimidas para no gestionar los fondos, la edil del PSOE ha sentenciado que "nadie en su sano juicio es capaz de creer que la Unión Europea aprueba una ayuda millonaria a un proyecto mal construido, sin los informes técnicos necesarios y sin contar con el respaldo institucional que requiere. Pensar en eso es tomarnos el pelo a todos y una demostración de un gobierno basado en la mentira y la crispación". 

"Es una pena que en 7 meses, el equipo de gobierno no sea capaz de hablar de otra cosa que no sea el pacto de los trapos sucios, ese por el que, a base de engaños lograron la alcaldía y que cuenta con la responsabilidad de Cs, PP y Vox, el cómplice necesario en toda esta tropelía", ha apuntado la edil, quien ha reiterado que "la situación del Ayuntamiento es crítica. Llevamos meses padeciendo conflictos y crisis que nada tienen que ver con los problemas de la ciudad, algo inaudito, imperdonable y vergonzoso. Siete meses, donde el debate no es Granada, sino, el dos más dos, la relación de los dos medios alcaldes y ahora la crisis que ha estallado en Ciudadanos, que gobierna la ciudad con tres concejales, ahora sin hablarse entre ellos".  

En este sentido, Ruz ha tildado de "lamentable la situación de un equipo de gobierno donde su miembros no se hablan, están enfrentados y tirando la imagen de Granada por los suelos, en un ejemplo más de las consecuencias de este acuerdo a tres bandas de la derecha que se adoptó in extremis y sin ninguna solidez para evitar que gobernara la persona que claramente había ganado las elecciones municipales de mayo".