Ven, conoce la provincia de Granada.
El nuevo gobierno da los primeros pasos

Primer escollo: la 'herencia' del PP aboca a un año sin presupuesto

Política - M.A. - Sábado, 14 de Mayo de 2016
A la espera de la información económica y del estudio que se elaborará a partir de esos datos, el portavoz del gobierno local cree que la situación heredada hará imposible aprobar unas cuentas para 2016 e hipotecarán las de años posteriores.
Primera reunión del alcalde con los portavoces de los grupos municipales.
Miguel Rodríguez
Primera reunión del alcalde con los portavoces de los grupos municipales.

En la oposición, con los datos económicos que manejaba, ya alertó de que la elaboración del presupuesto para 2016 era "técnicamente imposible". "A cada paso que doy, a cada información que recibo y a cada entrevista que tengo, lo que era una aproximación se va convirtiendo en una convicción". Así se ha expresado al término de su primera Junta de Gobierno Local, la de constitución, el portavoz del gobierno socialista, Baldomero Oliver.

No es que haya llegado el equipo de gobierno a la conclusión de es imposible, ha precisado a los periodistas, es que "nos hemos encontrado con una situación en la que ya era imposible la elaboración de esos presupuestos".

Es el primer escollo al que se enfrenta el equipo de gobierno de Francisco Cuenca. La situación económica, como el propio Oliver, ha señalado este viernes, no ha sido una sorpresa para el nuevo gobierno, que ha constatado la situación económica tan complicada que atraviesa el Ayuntamiento. "No es ninguna broma", ha llegado a decir el portavoz.

El gobierno local dio instrucciones para recopilar toda la información económica necesaria para tener un diagnóstico lo más ajustado de la situación y a partir de ahí tomar decisiones. Siempre con dos premisas, como ha recordado Oliver: que la presión fiscal no se incrementará hasta que "la bolsa llena de agujeros no quede remendada", en alusión al estado de las arcas municipales, y respetando los servicios básicos y que afectan a derechos esenciales.

Cuando tenga esas conclusiones será necesario sentarse con los grupos políticos, una práctica obligada en la nueva etapa con un gobierno en minoría que ha salido adelante con el respaldo de otros tres grupos políticos. 

Para justificar esa convicción de que no podrán aprobarse las cuentas, ha recordado el remanente negativo de tesorería descubierto tras la última liquidación presupuestaria, de 40 millones de euros. "Una losa" no solo para el presupuesto de este año, también para el de 2017.

A ese "lastre" se suman otros problemas, entre los que ha citado que este año se comienza a pagar el principal de los planes de pago a proveedores, sin que se hubieran establecido criterios para afrontarlo; no se había cumplido el plan de ajuste incumpliendo su contenido, por ejemplo en lo referido al transporte público, que no solo no se ha reducido sino que se ha duplicado, según Oliver; o la reducción en los ingresos por IBI en los dos últimos años, lo cual evidencia que igual ya se ha alcanzado el tope.

Baldomero Oliver ha expresado la voluntad del gobierno local de dar los pasos necesarios para superar la crisis institucional que ha vivido el Ayuntamiento a raíz de la Operación Nazarí, "la más grave en la historia de la democracia", y volver "en la mayor brevedad posible a la normalidad". Pero sin dar pasos precipitados para no cometer errores. Así lo ha señalado cuando ha sido preguntado por la anunciada remodelación del área de Urbanismo, en entredicho tras la investigación, y también lo ha puesto como ejemplo para justificar su deseo de valorar la fórmula en la que el Ayuntamiento debe estar personado en esa causa. El PP ya dio el paso de hacerlo como responsable civil subsidiario, cuestionado por el resto de grupos. Y por ello ha insistido en que no cometerán el mismo error. 

Para dar pasos en el ámbito económico, Oliver espera recibir información sobre la ejecución presupuestaria, para conocer qué partidas están agotadas a esta fecha. También cuáles son los proveedores a los que no se les ha pagado. 

Pese a este panorama tan complicado que ha dibujado el portavoz del gobierno socialista, ha lanzado un mensaje de traquilidad respecto a las nóminas. ¿Hay dinero para pagarlas? "Fue lo primero que pregunté", ha reconocido a los periodistas. "Me dicen que sí", ha añadido al respecto.

"Habrá que hacer encaje de bolillos", augura.

De momento el equipo de gobierno da los primeros pasos. Ha quedado constituida la Junta de Gobierno Local y ratificados los cargos de confianza. Son 25, 21 de ellos corresponden a los grupos políticos y cuatro a Alcaldía -entre ellos el ayudante del Defensor del Ciudadano-.