Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
"No soy partidario de que se cierre ninguna línea", asegura Moreno

El presidente de la Junta cuestiona a Educación y rechaza el cierre de centros

Política - María Andrade - Viernes, 10 de Enero de 2020
Juan Manuel Moreno pide a la Diputación y a los ayuntamientos de los municipios afectados colaboración para "ver si entre todos podemos mantener" abiertos todos los colegios. "Ese es el objetivo de cara al próximo curso".
El presidente de la Junta, este viernes, en la inaguración del Centro de Salud de Bola de Oro.
Junta de Andalucía
El presidente de la Junta, este viernes, en la inaguración del Centro de Salud de Bola de Oro.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha cuestionado este viernes en Granada la reforma que planea la Consejería de Educación para el próximo curso y que, como adelantó El Independiente de Granada, incluye el cierre de centros educativos. "No soy partidario de que se cierre ninguna línea", ha asegurado.

Se ha pronunciado así a preguntas de los periodistas durante el acto de inauguración del Centro de Salud de Bola de Oro. Las palabras del presidente, que ha invitado a la Diputación de Granada y a los ayuntamientos de los municipios del ámbito rural que se verán afectados por esta reestructuración, a trabajar de manera conjunta para mantener todos los centros educativos. 

Su pronunciamiento desautoriza muy especialmente al delegado territorial de Educación, Antonio Jesús Castillo, que un día antes defendió la necesidad de llevar a cabo esa reorganización y que dejó claro que los planes de su departamento pasan por poner fin a los llamados Semi-D, colegios de Primaria en los que se imparte los dos primeros cursos de Secundaria, de manera que ese alumnado deberá desplazarse a otros municipios para cursar esa etapa obligatoria. 

"Evidentemente no queremos que se cierre ninguna línea, pero tenemos un problema severo" con un descenso anual de alumnado, ha argumentado el presidente, señalando que con ese "descenso brutal de la natalidad" que se registra desde hace más de seis años es "difícil mantener los centros abiertos cuando no hay alumnos". 

Pide colaboración a la Diputación Provincial y a los municipios

Tras esa explicación inicial, ha asegurado que pese a ello la Junta hará "todo lo posible" por mantener todas las líneas. "No soy partidario de que se cierren", ha dicho para añadir, no obstante, que "también hay que ser realista". Y en este punto ha pedido "un esfuerzo entre todos" y ha invitado a la Diputación Provincial y a los ayuntamientos de los municipios afectados a colaborar para que "podamos mantener y agrupar líneas en los centros afectados". "A ver si entre todos podemos mantenerlos". Ese, ha dicho, "es el objetivo de cara al próximo curso", ha zanjado Moreno. 

Juan Manuel Moreno ha hecho esta reflexión durante la inauguración del Centro de Salud de Bola de Oro, que presta asistencia a una población de 20.000 granadinos y granadinas. Se puso en funcionamiento a finales de 2019 "tras veinte años de espera", ha recordado el presidente de la Junta, subrayando que con su apertura, "la Junta da respuesta a una larga reivindicación histórica". Ha detallado que en su construcción y entrada en servicio se han invertido 2,7 millones de euros -1,5 en la última fase-.

De las instalaciones ha elogiado que cuenta con una dotación "moderna" y que está planificado con vista al futuro, teniendo en cuenta la previsión de crecimiento de la población. "Esperamos y deseamos que la población crezca porque necesitamos también en Andalucía que tengamos más natalidad y no nos vayamos envejeciendo, porque si no hacen más uso de la sanidad. Y queremos también que haya más vida, más niños, mas familias y, en definitiva, más futuro".

Granada, "una prioridad"

Durante su intervención ha defendido que las necesidades de la provincia de Granada están "muy presentes en la agenda" del Gobierno andaluz, que está "ansioso por dar respuestas a las más perentorias", porque "no hay dinero para todo". 

Tras recordar inversiones en materia de salud como la renovación de la UCI Pediátrica del Hospital Virgen de las Nieves, se ha referido a que el Presupuesto de la Junta ha incrementado sus inversiones para Granada en un 43 por ciento respecto al ejercicio anterior. Granada, ha detallado, ocupa el tercer puesto en inversiones del Gobierno andaluz. Entre los proyectos ha mencionado la ampliación del metro, el acelerador de partículas, nuevos colegios o institutos en Maracena y Alhendín y el Hospital de la Alpujarra, entre otros. "Todos están en previsión, tienen consignación presupuestaria y van a estar en marcha en esta legislatura", ha añadido. 

En el ámbito sanitario, que le ha traído este viernes a Granada, Moreno ha agradecido a los profesionales su "esfuerzo" tras prácticamente una década de "ajustes muy severos". Ha admitido que "faltan recursos", y ha cifrado en 3.000 millones de euros "el déficit heredado". En ese sentido se ha referido a "la presión" que reciben para mejorar. "Nos sentimos muy observados", ha asegurado el presidente de la Junta.

Un cocidito en casa del suegro

Moreno ha vuelto a recordar su vinculación con Granada, una tierra a la que siempre está "presto a acudir". "Hoy tomaré un cocidito en casa de mi suegro, y eso es un acicate", ha dicho para recordar esa vinculación familiar que según él, le hace sentirse "como en mi casa". 

Al acto han asistido el alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), y concejales del PP, PSOE y Vox. Entre ellos Sebastián Pérez, primer teniente de alcalde y presidente provincial del PP, que no ha estado sentado en la sala donde ha intervenido el presidente -al que han precedido la directora del distrito sanitario y el alcalde-. "Vamos a dejar aquí a la prensa", ha dicho para justificar que salía. También cargos de la Junta de Andalucía y representantes del PP, como el senador y alcalde de Güéjar Sierra, José Antonio Robles.