Un verano en el Parque de las Ciencias.
Los populares endurecen el final de la campaña electoral

El PP se encomienda a la investigación de la Fiscalía en la Alhambra

Política - María Andrade - Jueves, 21 de Mayo de 2015
El PP alzó con dureza todas sus voces tras conocer la investigación de la Fiscalía, que ha puesto bajo sospecha el contrato del servicio de audioguías que se presta en el monumento. Hasta el presidente del PP andaluz pidió la dimisión de Villafranca, que niega cualquier irregularidad y defiende la transparencia del concurso. Juan García Montero llegó a hacer "un llamamiento solemne" a los granadinos para que voten al PP y "desechen de una vez por todas al socialismo de nuestro monumento más querido".
Unos turistas fotografían a la Alhambra desde el mirador de San Nicolás.
Miguel Rodríguez
Unos turistas fotografían a la Alhambra desde el mirador de San Nicolás.

Después de una campaña electoral polarizada por el PP en la Alhambra, la investigación abierta por la Fiscalía de Granada, que ha puesto bajo sospecha el contrato del servicio de alquiler de audioguías del monumento, movilizó a todo el partido. El PP alzó con dureza todas sus voces, hasta la de su presidente regional, Juanma Moreno, que pidió la dimisión de María del Mar Villafranca. Un goteo de declaraciones apoyándose en la investigación para volver a esgrimir sus argumentos: “La Alhambra es de los granadinos”, no “su cortijo”, y el Ayuntamiento ha de participar más activamente de su gestión y de sus ingresos.

El argumentario del PP se construyó en torno a una contundente frase que fue repetida en distintos escenarios y por distintos protagonistas: “El PSOE ha vuelto a poner la Alhambra en el círculo de la corrupción”, sumando ya esta investigación a otro caso, el del fraude en las entradas –pendiente de juicio-.

 

La marea azul, llamó el PP al acto de Torres Hurtado con militantes del partido con la camiseta de la Alhambra. pp

Del otro lado, soledad en el Patronato de la Alhambra. Primero a través de un comunicado, difundido junto a la documentación que, según el organismo, acredita la inexistencia de irregularidades, y después multiplicándose ante los medios, su directora negó que estuviera señalada por las diligencias. Solo una voz, la del secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, a través de un comunicado, salió al paso, aunque para responder a Moreno Bonilla. No hay irregularidades en la Alhambra, sostuvo Cornejo, como tampoco las hay en la mina de Aznalcóllar –asunto al que también respondió, según informa Europa Press-.

La investigación

La Fiscalía de Granada ha abierto diligencias penales tras recibir la denuncia de la Agencia Tributaria, que había investigado a la empresa adjudicataria de ese servicio por supuesta apropiación indebida de parte de la recaudación y un posible delito contable. La investigación, adelantada por El Mundo, está en una fase preliminar, según confirmó la Fiscalía de Granada a El Independiente. Se ha ordenado la práctica de diligencias, entre ellas la toma de declaraciones, y el resultado de estas pesquisas determinará si se formula denuncia o se archivan las investigaciones.

La corrección del contrato, tres años después de su adjudicación, para rebajar el porcentaje que la empresa adjudicataria tenía que pagar en concepto de canon variable, del 47 al 15%, es el dato que hace sospechar a la Agencia Tributaria. En las pesquisas preliminares que han derivado en la investigación de la Fiscalía se apunta también a que, pese a la deuda que llegó a mantener la empresa por esa contribución, se renovó el contrato. Y es ahí donde las informaciones señalan un supuesto delito de tráfico de influencias.

“Error material”

La Alhambra asegura que ese cambio en el porcentaje se efectuó conforme a lo establecido en la ley porque se cometió un “error material” y, en lugar del 47% que proponía la empresa en la oferta con la que se adjudicó el concurso, se transcribió en el contrato el 15% que figura en los pliegos administrativos para la licitación. Cuando se advirtió –lo hizo la empresa al recibir las facturas de la Alhambra-, se “solucionó a través de procedimientos legales”. El Patronato, que hizo pública parte de la documentación del expediente, asegura que prueba de que se aplicó el 47% son los 77.000 euros que se ingresaban a través de las liquidaciones anuales.

Respecto a la renovación del contrato y a la deuda que mantenía la adjudicataria, recuerda que el Pleno del Patronato, en el que están sentados el Ayuntamiento, la Universidad, el Ministerio de Cultura y la Junta, aprobó la prórroga y el plan de pagos propuesto por la empresa para hacer frente a los atrasos en el abono del canon. La deuda fue liquidada conforme a dicho plan de pagos, según consta en la documentación contable de la Intervención General, asegura el Patronato, que aporta las actas de una reunión en la que la secretaria general da cuenta del plan de pagos después de que la edil Isabel Nieto preguntara por las cantidades pendientes de cobro e informa de que, si no se hace efectivo el pago, se iniciaría un procedimiento de apremio.  

La Alhambra defiende la "transparencia" del contrato y niega irregularidades ni tráfico de influencias. miguel rodríguez

La empresa GTP –que pasó a denominarse posteriormente Stendal-, resultó elegida tras un concurso público “transparente”, cuya mesa de contratación estuvo formada por funcionarios, la Intervención General y el Gabinete Jurídico de la Junta, y en la que “no formó” la directora general. El órgano de contratación fue el que adjudicó el contrato, posteriormente y según el veredicto de la mesa, a la empresa GTP por tratarse de “la mejor oferta”.

El comunicado difundido ayer pone el acento en que, “ni el Patronato, ni su directora han sido acusados por la Fiscalía de ningún delito” y niega “categóricamente” que existan acusaciones de tráfico de influencia, al tiempo que precisa que la investigación se dirige a la empresa adjudicataria, no al monumento.

El Patronato ha puesto a disposición de la Policía y la Fiscalía toda la documentación que le ha sido requerida y en todo momento, “como no podía ser de otra forma, ha colaborado en este proceso de investigación”.

Duras reacciones

En cascada salió el PP, que llegó a convocar hasta una rueda de prensa de urgencia en la que, el portavoz de campaña, Juan García Montero, utilizó duras manifestaciones contra María del Mar Villafranca. El también edil de Cultura recordó en varias ocasiones el insulto del que tuvo que retractarse la directora del Patronato. "Tontos del culo, nos llamaba, y es que quien debe ser muy lista es la señora Villafranca". Tras precisar que lo conocido no era una "estratagema política del PP", sino una denuncia de la Agencia Tributaria ante la Fiscalía, repasó los detalles de la investigación, para criticar que se niegue a destinar 2 euros de las entradas a Granada, como pide el PP, mientras que "se detrae dinero del canon de las audioguías". Y sacó a relucir el Atrio, el otro elemento de confrontación. "Parece mentira que quieran construir un centro comercial que no es más que una excusa para seguir llevándose el dinero de los granadinos a otros bolsillos". 

Preguntado por si el Ayuntamiento, como parte del Patronato que se sienta en el pleno, conocía los detalles de este contrato, García Montero respondió categórico: "absolutamente no", resaltando que no reciben información detallada en el pleno y que todas las competencias corresponden a la directora y a la secretaria general por delegación. Y finalizada su exposición, y ante este "nuevo escándalo", opinó que ahora "toca votar al PP", para "limpiar el nombre de la Alhambra". 

También el alcalde y candidato a la reelección se pronunció, según Europa Press. "Auténtica vergüenza" dijo sentir porque, "aún no se ha cerrado el tema de las entradas falsas" cuando se hacen públicas estas supuestas irregularidades. "Por culpa del PSOE se vuelve a poner el nombre del monumento estrella en entredicho", añadió para aferrarse a su discurso: que la administración de la Alhambra pase a "las manos de los granadinos" porque "está en Granada para bien de la ciudad y no para su desprestigio".

Juanma Moreno, con Sebastián Pérez y Avelino Díaz, durante su visita a Maracena. miguel rodríguez

Al duro discurso de los populares se sumó una voz casi inédita en la polémica por la Alhambra, el presidente del PP-A, Juanma Moreno Bonilla, de visita en la provincia para respaldar a sus candidatos. El líder del PP andaluz exigió la "inmediata" dimisión de la directora y reclamó explicaciones a la Junta. En Maracena, donde atendió a los periodistas, lamentó este "nuevo episodio" de "indicios de posibles corruptelas", vinculadas en este caso a uno de los monumentos "más importantes" del país, y el más visitado de España.

"Otra vez" la Fiscalía y la Policía Judicial están "investigando un nuevo contrato de la Junta", afirmó para ahondar en sus críticas a la gestión de los socialistas. "Es absolutamente insoportable que los andaluces todos los días nos desayunemos noticias con sospechas de irregularidades, ayer Aznalcóllar, antes de ayer el secretario general del PSOE de Almería y hoy la Alhambra", manifestó Moreno que pidió a Susana Díaz que aclare "cómo se está gestionando" la Alhambra y "por qué estamos ante un nuevo caso de sospecha de irregularidades y posible corrupción. "Le pido a Susana Díaz que deje de ser implacable con la transparencia, porque no hay comunidad con más opacidad en sus contratos píblicos". Todo este asunto, en sus palabras, daña a la imagen de Andalucía, al turismo y al empleo. Este "episodio bochornoso" no se habría dado si el Patronato incluyera un mayor papel del Ayuntamiento y fuera más transparente. "Esto es una pesadilla y el cuento de nunca acabar, por lo que esperamos una pronta explicación".