Un verano en el Parque de las Ciencias.
ARTÍCULO DE OPINIÓN DE JOSÉ MARÍA CORPAS, ABOGADO Y SECRETARIO DE TRANSPARENCIA Y POLÍTICA MUNICIPAL DEL PSOE DE GRANADA

'Piensa en Granada'

Política - José María Corpas - Jueves, 10 de Enero de 2019
En defensa de la continuidad del Consejo Consultivo, con sede en Granada, entre otras reflexiones, en esta opinión de José María Corpas, abogado y secretario de Transparencia y Política Municipal del PSOE de Granada capital.
P.V.M.

El comienzo del año suele ser un buen momento para realizar propósitos para los meses venideros. Uno de los orígenes de esta idea que, de alguna manera, practicamos todos, se remonta a la vieja Babilonia en donde sus gentes hacían promesas a los dioses para obtener su bendición. En la Roma antigua, el año nuevo era el momento en el que se pedía perdón.  Los anglosajones hacían “juramentos del jabalí” para el año entrante.

No está mal que, a parte de los típicos deseos de carácter individual, nos paremos y llevemos a cabo una mirada colectiva: piensa en Granada.

Con independencia de que, desde entonces, ha existido poca corresponsabilidad de los distintos grupos municipales, lo cierto es que la ciudad ha recuperado elementos clave que desaparecieron hace 13 años: la igualdad y la transparencia en la gestión publica.

En las últimas elecciones locales de 2015, el PP perdió alrededor de 16 puntos y 5 concejales. En aquella ocasión los resultados obtenidos hicieron complicada la configuración del Gobierno Local. El líder de Ciudadanos optó en última instancia por inclinar la balanza a favor del candidato popular frente a la opción de renovación que representaba Paco Cuenca. Fue el denominado “Pacto del Asador”, entre Ciudadanos y el Partido Popular que posibilitó la entrega del gobierno a la formación conservadora.

El 13 de abril de 2016 el Alcalde del PP salía por una puerta trasera del Ayuntamiento, detenido por la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera. Se ponía a Granada en el Teatro de la Corrupción a escala nacional.

El 5 de mayo de 2016,  tras el Pleno convocado al efecto, es nombrado Alcalde Paco Cuenca, que como segunda fuerza más votada, tenía que dar un paso de responsabilidad en el gobierno de la ciudad.

Podríamos decir que Granada ha recuperado algo el protagonismo que le pertenece, y del que ha estado privada durante muchos años.

Con independencia de que, desde entonces, ha existido poca corresponsabilidad de los distintos grupos municipales, lo cierto es que la ciudad ha recuperado elementos clave que desaparecieron hace 13 años: la igualdad y la transparencia en la gestión publica.

Las imágenes que ofrece Granada al mundo ya no sonrojan a nadie, sino que producen orgullo y amor propio. Granada se vuelve a conectar con el mundo por aire, con un importante crecimiento del aeropuerto, en destinos y pasajeros; Granada vuelve a estar conectada por tierra después del fatídico aislamiento ferroviario, una infamia más del PP hacia Granada, y aunque todavía no se ha conseguido el objetivo más importante, el tren ha vuelto a la Avenida de Andaluces; Granada está de nuevo conectada con todo el mundo, todo ello fruto de una labor seria, constante y de colaboración institucional.  Y esa conexión, significa más oportunidades para el empleo, pues Granada se convierte en una ciudad atractiva para la inversión, una ciudad que crea empleo (cerramos el año con 3.000 parados menos que el año pasado, 10.000 nuevos afiliados a las Seguridad Social desde gobierna el PSOE en el Ayuntamiento);  con un incremento esta navidad del 35% de visitantes,  alcanzando una media de 3 noches de tiempo de pernocta; una ciudad que participa en foros y espacios que capta inversiones y ayudas, como los 12 millones que se han logrado para el empleo hace un mes provenientes del Fondo Social Europeo.

Pero es mucho lo que queda por hacer. Es bastante lo que hay que asentar. Y sobre todo, son numerosas las cuestiones que tenemos que defender.

Podríamos decir que Granada ha recuperado algo el protagonismo que le pertenece, y del que ha estado privada durante muchos años.

Pero es mucho lo que queda por hacer. Es bastante lo que hay que asentar. Y sobre todo, son numerosas las cuestiones que tenemos que defender.

Estos días estamos observando como desde fuera de Andalucía, hay quienes están fraguando y asentando un pacto de gobierno que puede ser decisivo para el mantenimiento de derechos, de la igualdad, y de las libertades conseguidas en muchos años. En Europa todos los partidos conservadores y liberales han puesto veto a los pactos con la ultraderecha. Aquí parece que esa práctica no se va seguir ni por Ciudadanos ni por el PP.  Pero, en lo que desde una perspectiva más cercana nos interesa,  y por lo que se está viendo parece que puede ser perjudicial para Granada.  En efecto en el punto 7.1  del pacto alcanzado entre la derecha andaluza, se establece la desaparición del Consejo Consultivo de Andalucía.

Es cierto que la desaparición de éste órgano, al tener que modificar el Estatuto de Autonomía, exigirá una mayoría cualificada en el parlamento, y que por tanto es una medida que será complicado poner en práctica. Pero quédense con un dato: la intención de sus firmantes es restarle importancia no solo a un órgano estatutario, la pretensión es degradar y menospreciar a Granada

Hay que recordar que el articulo 129 del Estatuto de Autonomía lo configura  como  el órgano superior consultivo  “…del Consejo de Gobierno y de la Administración de la Junta de Andalucía, incluidos sus organismos y entes sujetos a derecho público. Asimismo, es el supremo órgano de asesoramiento de las entidades locales y de los organismos y entes de derecho público de ellas dependientes, así como de las universidades públicas andaluzas.

La Ley 8/1993, de 19 de octubre, que lo creó, fijó su sede de Granada. Y lo cierto es que si, como todo parece apuntar, se configura la mayoría conformada por el PP, Ciudadanos y VOX, Granada perderá la capitalidad de un órgano clave en el Gobierno de Andalucía. Porque con independencia de la opción política que haya en un momento o en otro, lo cierto es que a Granada se le dejaría huérfana de un órgano importante de  la administración autonómica.  

Es cierto que la desaparición de éste órgano, al tener que modificar el Estatuto de Autonomía, exigirá una mayoría cualificada en el parlamento, y que por tanto es una medida que será complicado poner en práctica. Pero quédense con un dato: la intención de sus firmantes es restarle importancia no solo a un órgano estatutario, la pretensión es degradar y menospreciar a Granada. No solo los pactos los alcanzan fuera de Despañaperros, es que también piensan poco en las gentes que habitamos esta tierra. Mañana empiezan por esto, y al día siguiente seguirán atentando y boicoteando aun más logros alcanzados hace años. Piensa en Granada.



José María Corpas es abogado y secretario de Transparencia y Política Municipal de la Comisión Ejecutiva Municipal del PSOE de Granada capital.