Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
Duras críticas de la oposición al Gobierno de Moreno Bonilla

La mayoría absoluta del PP certifica en el Parlamento la conversión de la EASP en un satélite del nuevo del Instituto de la Salud

Política - Redacción El Independiente de Granada - Miércoles, 12 de Junio de 2024
Te informamos del debate parlamentario, con duras críticas de la oposición por acabar con la brillante historia de la Escuela.

La consejera de Salud, Catalina García, este miércoles en el Pleno del Parlamento en el cierre del debate del Instituto de Salud de Andalucía.Parlamento de Andalucía.

El pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado este miércoles, con los votos de la mayoría absoluta del PP y la abstención de la extrema derecha, la Ley de creación del Instituto de Salud de Andalucía, una nueva agencia administrativa que, absorbe a la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) que, al cambiar su fórmula jurídica, se extingue de facto, que abre una nueva etapa en la que la Escuela se convierte en un satélite del Instituto.

Ni siquiera en el último momento el PP ha cambiado de parecer y certificó que la sede del nuevo organismo resida en Sevilla, al igual que la dirección, los órganos de gobierno y la potente área de conocimiento, que quita a la Escuela

En contra han votado los tres grupos de izquierdas: PSOE-A, Por Andalucía y Mixto-Adelante Andalucía, cuyos portavoces han lanzado duras críticas al Gobierno de Moreno Bonilla por una decisión que, han considerado, no se justifica.

Ni siquiera en el último momento el PP ha cambiado de parecer y certificó que la sede del nuevo organismo resida en Sevilla, al igual que la dirección, los órganos de gobierno y la potente área de conocimiento, que quita a la Escuela.

A Granada, que llama la Ley “otra sede” la relega al atribuirle solo las competencias en formación, consultoría y colaboración con organismos e instituciones internacionales, pese a que el paso dado por la Junta, hasta reconoció la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, que el acuerdo estrella con la Organización Mundial de la Salud, que mantenía la Escuela, se caerá con la creación del nuevo organismo.

Y ello, "sin perjuicio de lo que dispongan sus estatutos”, que puede ser peor para la Escuela.

El presidente de la Junta,Juan Manuel Moreno Bonilla, en el Parlamento, este miércoles. Parlamento de Andalucía.

La nueva agencia administrativa, con sede en Sevilla, también absorberá a la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, además de aglutinar también una parte de la estructura de la Consejería de Salud y la Secretaría General de Salud Pública e I+D+i en Salud, lo que le valió la advertencia del Gabinete Jurídico de la Junta advirtió de una posible redundancia de las funciones del propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) y de este futuro organismo en su condición común de agencias administrativas, por lo que plantearon "o bien suprimir o reducir debidamente las funciones de la agencia ya existente (Servicio Andaluz de Salud)".

El Instituto adoptará la forma jurídica de Agencia Administrativa y su naturaleza será de Organismo Público de Investigación.

Fin de una brillante etapa. Cuatro años y medio después desde que El Independiente de Granada desvelara la propuesta del PP de extinguir la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) para integrarla en un Instituto de la Salud de Andalucía (ISA), junto a la Fundación Progreso y Salud, el Parlamento autonómico procederá esta tarde al debate final y, con la mayoría absoluta de la derecha, será aprobada definitivamente.

Atrás queda un largo proceso, que movilizó al personal de la Escuela, sindicatos, partidos de la oposición y a la ciudadanía, sin lograr que el PP retrocediera. A partir de la aprobación de la Ley, la EASP no operará tal y como la hemos conocido desde su fundación, en 1985, en un tiempo en la que llegó a ser referencia internacional de salud pública, loque le valió la apreciada acreditación de colaboradora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya en cuestión por el organismo.

Con la incertidumbre del futuro del personal, en la recta final del proceso sucedió la dimisión de su directora gerente, Blanca Fernández Capel, en una reflexión, que reconoció en su mensaje a la plantilla, que llevaba tiempo meditando. En su lugar, la Junta 'premió' a Diego Vargas, ex gerente del SAS, que salió de la Consejería por las inaceptables listas de espera, con la dirección de la EASP en su recta final.

La Junta de Andalucía defendió que la creación del ISA no implicara un incremento presupuestario. Su coste anual se prevé que sea de 51,33 millones, de los cuales 31,73 los aportará la Junta de Andalucía y los 19,63 restantes es una previsión de ingresos por sus actividades, según la memoria económica anexa.

La diputada del Partido Popular Beatriz Jurado ha defendido que este proyecto de ley será "una herramienta fundamental para fortalecer (la Escuela de Salud Pública) y ofrecer mejores prestaciones" para blandir "el deseo de tener un Instituto de Salud Pública antes de que gobernara el Partido Popular"

La creación de este organismo y la ubicación de su sede ha sido materia polémica por las críticas de la oposición, que ha señalado la pérdida de un organismo de reconocido prestigio en el ámbito de la investigación como es la Escuela Andaluza de Salud Público, además de su vinculación con Granada.

La diputada del Partido Popular Beatriz Jurado ha defendido que este proyecto de ley será "una herramienta fundamental para fortalecer (la Escuela de Salud Pública) y ofrecer mejores prestaciones" para blandir "el deseo de tener un Instituto de Salud Pública antes de que gobernara el Partido Popular".

Por su parte, la parlamentaria de Vox Cristina Jiménez ha reclamado que "el nuevo Instituto dé cabida a los investigadores biomédicos", así como ha planteado "la necesidad de que el centro granadino se blinde y no pierda ese prestigio internacional", convencida de que "tiene que ser algo más que la suma de lo que hay" y ha pedido que "debe crecer en calidad", antes de proclamar que "Granada tiene que ser un referente en la Escuela de Salud Pública y esto no se puede perder" y pedir que el futuro Instituto de Salud de Andalucía "sea un faro en I+D+i".

Duras críticas de la oposición

La socialista María Ángeles Prieto ha afirmado que "hoy el Partido Popular pone fin a 40 años de trabajo de la Escuela de Salud Pública, una institución de prestigio internacional, único centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los nueve de este país", hecho que ha atribuido a "la prepotencia, a la gestión necia de una mayoría absoluta que se impone al criterio de las sociedades científicas".

"No nos oponemos a que creen el Instituto, pero no a costa de la Escuela de Salud Pública", ha afirmado Prieto, quien ha apuntado que "Moreno Bonilla cierra la única institución dedicada a la salud pública", mientras que ha proclamado que "ahora toca defender la salud pública, la independencia de nuestros estudios" 

"No nos oponemos a que creen el Instituto, pero no a costa de la Escuela de Salud Pública", ha afirmado Prieto, quien ha apuntado que "Moreno Bonilla cierra la única institución dedicada a la salud pública", mientras que ha proclamado que "ahora toca defender la salud pública, la independencia de nuestros estudios" y ha hecho "una llamada a la resistencia, a trabajar con los determinantes sociales de la salud", entre los que ha señalado perfiles como "las personas mayores, los migrantes, las personas que han sufrido desahucio".

La portavoz del Grupo Parlamentario Por Andalucía, Inmaculada Nieto, ha descrito "el doloroso proceso" que hay detrás de esta decisión, que ha enmarcado en que "esto viene de la legislatura pasada, a requerimiento de Vox, que el PP asumió la supuesta reducción de entes administrativos", mientras que ha reivindicado "la excelencia de la Escuela, socio colaborador de la Organización Mundial de la Salud, que se ha ganado a pulso en una trayectoria ejemplar", antes de indicar al Partido Popular que "en esta aventura están tremendamente solos" y que esta decisión "no tiene que ver con la simplificación y sí con el dogmatismo del Partido Popular".

La portavoz del Grupo Parlamentario Por Andalucía, Inmaculada Nieto, ha descrito "el doloroso proceso" que hay detrás de esta decisión, que ha enmarcado en que "esto viene de la legislatura pasada, a requerimiento de Vox, que el PP asumió la supuesta reducción de entes administrativos"

La parlamentaria andaluza por Granada Alejandra Durán ha acusado al Gobierno de la Junta de “liquidar la Escuela Andaluza de Salud Pública con sede en Granada", al presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, de "usar el gobierno de la comunidad autónoma en beneficio de intereses y empresas radicadas fuera de Andalucía".

Para Podemos, "la política centralista de Juan Manuel Moreno Bonilla no es para beneficiar ni siquiera a la población sevillana, donde radica la sede de las consejerías  del Gobierno andaluz, es para usar el Gobierno andaluz como turbo extractor de poder, instituciones y recursos de toda Andalucía y canalizarlos a los amiguitos del PP con domicilio final principalmente en la región de Madrid".

Información relacionada: