Recicla, para respirar un aire más limpio

El interventor alerta de la morosidad del Ayuntamiento

Política - IndeGranada - Jueves, 30 de Julio de 2015
Según establece la ley, cuando una corporación local supera durante más de dos meses consecutivos el plazo de pago a los proveedores, el interventor ha de emitir una alerta de morosidad. Ese aviso ha llegado a la junta de gobierno local. IU y PSOE advierten de que esta situación obligará a más recortes o subidas de impuestos y avisan que, de no reconducirla, el Ayuntamiento se enfrenta a la intervención de Hacienda.
El edil de Economía, Hacienda y Smart City en el último pleno municipal.
Miguel Rodríguez
El edil de Economía, Hacienda y Smart City en el último pleno municipal.

El incumplimiento reiterado del Ayuntamiento de Granada del límite en el periodo medio de pagos establecido por la Ley 2/2012 de Estabilidad presupuestaria ha provocado que el Ayuntamiento de Granada esté en situación de alerta de morosidad, según ha informado el interventor municipal tanto a la junta de gobierno local como al Ministerio de Hacienda. 

Según ha explicado el concejal de IU, Francisco Puentedura, el artículo 18.5 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria indica que si un Ayuntamiento durante reiterados meses supera en más de 30 días el plazo límite (de otros 30 días) para el pago de facturas en su periodo medio de pagos, el interventor debe declarar e informar al Ministerio de Hacienda sobre esta alerta de morosidad.

Según señala el informe de Intervención, el Ayuntamiento de Granada ha superado este límite de 60 días en total en los meses de Febrero (70 días), Marzo (68 días) Abril (64 días) Mayo y Junio (con 67 días ambos) .

Este incumplimiento reiterado del periodo de pagos, ha explicado Puentedura, obliga a la declaración de esta alerta de morosidad, lo que implicará "nuevas medidas de ajuste" para cumplir con el límite de días establecido por la ley. En caso de no conseguirse, ha advertido, supondrá "la intervención de la economía municipal" por parte del Ministerio de Hacienda, con conocimiento de la Junta de Andalucía, pudiendo llegar a retener las transferencias que estas administraciones hagan al Ayuntamiento para ser ellas quienes paguen las facturas.

Para el portavoz municipal de IU, de no corregirse esta situación, implicará “los hombres de negro del Ministerio de Hacienda en la economía municipal y más recortes en servicios municipales básicos, o aumento de ingresos con más la presión fiscal para la ciudadanía”.

Francisco Puentedura no confía en que el plan de tesorería del gobierno local pueda corregir la situación. m.rodríguez

Además, el artículo 13.6 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria indica que el Ayuntamiento debe presentar un plan de tesorería para corregir la situación, documento que tiene previsto aprobar mañana la junta de gobierno local. A juicio de Puentedura, la previsión de ingresos de y pagos de este plan “difícilmente puedan hacer que el Ayuntamiento de Granada presente unos datos de morosidad por debajo del límite establecido por la ley”.

El edil de la formación de izquierdas ha indicado que las previsiones de Tesorería Municipal indican que en 2015 los ingresos corrientes serán de 228 millones de euros, cuando el presupuesto municipal prevé unos ingresos para 2015 de 260 millones de euros. “Existen 32 millones de euros de ingresos que no se convertirán en ingresos corrientes y sobre los que sí se reconocen obligaciones de pago y facturas, lo cual implicará más morosidad por parte del Ayuntamiento de Granada”, ha asegurado, para agregar “que la previsión de tesorería también señala por encima de los 60 millones de euros las facturas y obligaciones pendientes de pago, lo que está aumentando el periodo medio de pagos del Ayuntamiento de Granada”.

Para Izquierda Unida “esta situación de alerta de morosidad es consecuencia de una gestión irresponsable por parte del gobierno municipal del PP con el alcalde de Granada y su concejal de Economía a la cabeza, que están arruinando cada vez más a la ciudad y que está afectando a numerosas empresas y al empleo que generan porque cobran tarde mal y nunca”.

Puentedura ha insistido en la necesidad de establecer un plan de pagos realista que priorice a las pymes, y reformar la estructura de gastos del Ayuntamiento para garantizar liquidez, negociando los pagos con los grandes contratos, reestructurando la deuda con los bancos para no pagar impuestos abusivos y aumentar los periodos de amortización y respecto a los ingresos mayor progresividad y lucha contra el fraude fiscal “solo así el el ayuntamiento podrá salir de esta situación sin recortes injustos ni impuestos abusivos”.   

El edil del PSOE Baldomero Oliver avisa que, de no reconducir la situación, el Ayuntamiento puede ser intervenido. m.rodríguez

También ha avisado de las consecuencias de esta situación el grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada. Su responsable económico, Baldomero Oliver, ha asegurado que, “por desgracia, no es una noticia que nos sorprenda. Llevamos cuatro años diciendo que el señor (Francisco) Ledesma nos iba a llevar de cabeza al desastre económico y así está siendo”. 

Oliver ha exigido “al señor Ledesma que, de forma inmediata, explique qué medidas va a adoptar para situar el periodo medio de pago a proveedores en la media legalmente establecida;  que explique cómo va a priorizar el pago de esa deuda a proveedores y cuándo piensa trasladar a los grupos de la oposición la situación real de la economía municipal”.

A juicio del concejal del PSOE, “el comunicado de alerta es una prueba más de que el Ayuntamiento no consigue pagar su deuda con proveedores en los plazos legales, lo que viene a constatar el fracaso en la gestión del señor Ledesma que en cuatro años, ha hecho que el nuestro sea uno de los diez en los que más ha crecido la deuda. Estamos en la antesala de la intervención del Ayuntamiento de Granada”.

Oliver ha valorado la situación como “de extrema gravedad, ya que pone de manifiesto lo que nuestro Grupo viene denunciando durante todo el mandato anterior: la nefasta gestión económica del PP; el falseamiento de la información que da el equipo de gobierno, enrocado en una mentira que crece y crece y que ya nadie se cree; y que todas apariciones marianas en forma de planes de rescate que ha tenido el PP están siendo sistemáticamente desaprovechadas. Más allá de la valoración cuantitativa de los datos que arroja el comunicación de alerta de la Intervención, nuestro grupo estima que lo realmente grave es la falta de medios, de ideas y de recursos del PP para hacer frente a esta difícil situación. Son incapaces de sacarnos de aquí”.

En este sentido, el edil ha manifestado que “el grupo municipal socialista entiende que detrás de estos plazos de morosidad hay una deuda a proveedores por encima de los 50 millones de euros, los cuales el Ayuntamiento de Granada ha sido incapaz de reducir en los últimos años. Esta cantidad debe ser sumada  a los 268 millones de euros de deuda bancaria. Podemos decir, tristemente que la deuda con proveedores convierte al PP en el responsable de la difícil situación de cientos de  empresas, comercios, profesionales. El PP y su política económica es el lastre de la economía granadina y el empleo local para poder despegar como sí hacen otras ciudades”.