Ven a Sierra Nevada, mucho más que una estación de esquí
Siguen las reacciones cuestionando a los ediles, aunque la dirección del partido esperará a que haya una decisión "firme

El caso Serrallo deja tocado al PP a un año de las elecciones y sin candidato

Política - M.A. - Miércoles, 14 de Febrero de 2018
Con seis de sus once concejales señalados en una investigación que, además de la supuesta prevaricación urbanística que se les imputa, indaga en posibles delitos de malversación, cohecho y tráfico de influencias del resto de los investigados, la estrategia popular volcada en censurar la gestión de Cuenca y culpar a Ciudadanos por no avalar una moción de censura se desmorona.

Sebastián Pérez en una rueda de prensa con Rocío Díaz. indegranada

Con seis de los concejales del grupo municipal señalados por las graves irregularidades que se investigan en el caso Serrallo, el PP afronta de nuevo el peor de los escenarios, a punto de cumplirse el segundo aniversario de la Operación Nazarí, a poco más de un año para que se celebren las próximas Elecciones Municipales y sin haber despejado aún la incógnita de quién será el candidato, o candidata, que encabece la marca popular.

El auto con el que la jueza María de los Ángeles Jiménez, la misma que investiga la presunta trama urbanística durante los años de gestión del PP, cierra la instrucción del caso Serrallo ha dejado tocado al PP y muy especialmente al grupo popular, en un momento en el que el partido ya había dado por iniciada la precampaña electoral, con Ciudadanos como blanco de buena parte de sus mensajes. "Votar a Ciudadanos es votar al PSOE", llegó a decir este lunes, poco antes de que se conociera el auto, el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, que censura en cada una de sus comparecencias a la formación naranja, a la que acusa de mantener al socialista Francisco Cuenca al frente de la Alcaldía al no apoyar la moción de censura a la que alude insistentemente desde hace meses.

A la formación naranja, dirigentes del PP le han venido reprochando 'doble vara de medir' por no facilitar la salida de Cuenca, investigado por su etapa como delegado en la Junta y haber retirado sin embargo el apoyo al PP al conocerse la operación nazarí. 

Los populares, que no tienen cerrada la decisión sobre quién encabezará la lista en la capital en la cita electoral de 2019, se aferran a que la situación que afecta a seis de sus ediles no es definitiva. El propio coordinador del grupo, Juan Antonio Fuentes, la voz que puso reacción al auto expresando el desacuerdo de su formación con la decisión judicial, recordó que está pendiente un recurso ante la Audiencia sobre la investigación que le afecta a él y a cinco de sus compañeros por avalar en Junta de Gobierno Local la supuesta operación especulativa del Serrallo -como la define la jueza en su auto-. 

El PP tomará medidas cuando la decisión judicial sea "en firme"

Este mismo martes el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, también recurrió a que aún no hay una decisión judicial "en firme". No sería hasta ese momento cuando el PP tomaría medidas respecto a los ediles. "Hay que darle tiempo al tiempo" y esperar a lo que el procedimiento judicial determine, aseguró Moreno al ser preguntado por los periodistas en un acto en Jaén, donde se encontraba este martes para cerrar el conflicto con los críticos de esa provincia. 

"Si los concejales procesados fueran de Ciudadanos, les habríamos pedido el acta inmediatamente"

Desde Ciudadanos le delvovieron ayer a los populares los dardos que han recibido. Lo hizo su presidente en Andalucía y portavoz del grupo parlamentario, Juan Marín, señalando que si los concejales procesados fuesen de Ciudadanos "les habríamos pedido el acta inmediatamente".

Marín consideró que el PP "debe cumplir con sus propios estatutos, que dicen que en este caso deberían dimitir y creo que no hay ningún género de duda". 

Mientras, en el Ayuntamiento de Granada la iniciativa vino de la mano del portavoz de IU, Francisco Puentedura, que registró una solicitud de pleno extraordinario para pedir la reprobación de los seis ediles del PP señalados en el auto (Juan Antonio Fuentes, Juan García Montero, Fernando Egea, María Francés, Telesfora Ruiz y Francisco Ledesma), y también la del exalcalde José Torres Hurtado, la exconcejala de Urbanismo Isabel Nieto y los otros dos exediles que ya no están en la Corporación -Juan Antonio Mérida y Vicente Aguilera-.

Su firma no es suficiente; para que prospere necesita a un cuarto de la corporación y ese hecho debe hacer, como suele decir Puentedura, 'retratarse' al resto de grupos. Especialmente a Ciudadanos, como él mismo indica en el escrito, al recordar que avalaron al PP para reprobar a Cuenca. Con una diferencia, señala el edil, el caso del alcalde está en fase de instrucción y en el Serrallo se ha cerrado y la jueza procesa a los representantes del PP.

No parece que vaya a prosperar la iniciativa. El alcalde, Francisco Cuenca, evitó pronunciarse abiertamente y dijo a los periodistas que es un asunto que debe estudiarse en Junta de Portavoces. No obstante deslizó que no es partidario, al señalar que es un gesto para perpetuar el "pimpapum". 

Desde Ciudadanos, su portavoz municipal, Manuel Olivares, consideró que la petición de IU tenía como único objetivo "buscar titulares". "Hay que ser serios", dijo en una conversación con este diario. "Por supuesto que las acciones [que recoge el auto] son reprobables", afirmó para añadir que tal y como ha planteado Puentedura la solicitud no se puede respaldar, pues incluye incluso a ediles que ya no forman parte de la corporación. 

Y en este punto sacó pecho para recordar que ni Torres Hurtado ni Isabel Nieto están ya en la corporación "gracias a Ciudadanos", recordando también que en su día, con el PP aún en el gobierno, también hicieron que Juan Antonio Fuentes fuese relevado en TG7 o que Telesfora Ruiz no siguiera en el área de Movilidad. 

Si la solicitud de reprobación se refiriera únicamente a los seis ediles del PP, "habría que estudiarlo", aclaró Olivares para añadir, no obstante, que una reprobación debe hacerse sobre "los que gobiernan", no sobre corporativos que están en la oposición. 

También censuró al portavoz de IU porque, en la reprobación de Cuenca se abstuvo. "La corrupción no es de izquierdas o de derechas. Se tiene que sancionar y actuar con la misma contundencia con unos y otros", reflexionó.

El interventor, en el punto de mira

Además de los ediles del PP, investigado por presunta prevaricación urbanística está el interventor del Ayuntamiento Francisco de Paula Aguilera. Sobre su situación preguntaron este lunes los periodistas al alcalde. "Con todo el rigor, respetando la presunción de inocencia y tomando decisiones dentro de la lógica del buen funcionamiento del Ayuntamiento". Así afrontará cualquier decisión que haya que tomar al respecto. Ahora no hay ninguna determinación tomada, pero "nada se descarta", según el alcalde, que apuntó también que en esta nueva etapa "quedaron atrás las persecuciones".