El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022

El alcalde y el presidente de la Diputación piden una reunión urgente a ADIF

Política - M.A. - Miércoles, 31 de Agosto de 2016
Dando cumplimiento al acuerdo de la Mesa del Ferrocarril, en una carta firmada de manera conjunta por Francisco Cuenca y José Entrena, solicitan de nuevo un encuentro con los responsables del Administrador Ferroviario de Infraestructuras para abordar "la gravísima situación ferroviaria de la provincia de Granada".
Detalle de la carta enviada a ADIF.
Detalle de la carta enviada a ADIF.

Como se acordó el lunes por la noche al finalizar la reunión de la Mesa del Ferrocarril, Granada vuelve a llamar a la puerta del Ministerio de Fomento.

En una carta firmada de manera conjunta por el alcalde de la capital, Francisco Cuenca, y el presidente de la Diputación Provincial de Granada, José Entrena, como representantes institucionales de la ciudadanía granadina, solicitan a los responsables del Administrador Ferroviario de Infraestructuras, ADIF, una reunión para abordar "la gravísima situación ferroviaria de la provincia de Granada".

Así lo acordó la Mesa del Ferrocarril, que al margen de las acciones de protesta para exigir el fin del aislamiento ferroviario, considera imprescindible un encuentro con Fomento para recibir información precisa de la situación de las obras y de los plazos. En su misiva, así lo expresan Cuenca y Entrena, aclarando que en ese foro están representados sindicatos, empresarios y comerciantes, representantes vecinales, mareas sociales, partidos políticos con representación en institucionales autonómicas y nacionales, Diputación, Junta de Andalucía y grupos políticos en el Ayuntamiento de Granada. 

El objetivo que se marcaron los representantes de la Mesa es establecer una comisión con el Ministerio en el seno de la cual se pueda contar con esa información, negada hasta ahora oficialmente.

Porque como el propio alcalde recordó durante la reunión, él sigue llamando a diario para recibir esas respuestas que no llegan. Facilitar esa información es "una exigencia moral", en las palabras que utilizó ante la Mesa Entrena. 

No es el primer escrito que envían de manera conjunta los dos representantes institucionales, pero sí el primero que llega después de agravarse la situación una vez que la empresa adjudicataria de las obras del AVE en Loja ha solicitado la rescisión del contrato. Este nuevo revés puede suponer un retraso adicional de dos años en la finalización de las obras y nadie en Granada, ni representantes institucionales, ni agentes económicos y sociales ni ciudadanía quieren oír hablar de la posibilidad de que la provincia y la capital sigan aislada por tren.