Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

Cruz Roja Granada facilita el baño a personas con discapacidad mediante una silla anfibia

Implicados - IndeGranada - Martes, 28 de Julio de 2015
Una persona se baña en la silla anfibia en Motril.
Cruz Roja
Una persona se baña en la silla anfibia en Motril.

Cruz Roja Granada ayuda a personas discapacitadas o con movilidad reducida a disfrutar del baño en la playa. La entidad desarrolla esta actividad desde 2003 en un punto adaptado en la motrileña Playa de Poniente, aunque de manera excepcional se desplaza a otras localidades donde solicitan el servicio para personas mayores, con alguna discapacidad y/o movilidad reducida. El año pasado se atendió a 125 usuarios y durante el verano de 2015 ya han hecho uso de la silla anfibia más de medio centenar personas.

Los objetivos de este servicio de Cruz Roja en las playas de Granada son favorecer la integración social y mejora de la calidad de vida de las personas mayores y discapacitadas mediante actividades de ocio y tiempo libre, acercar y favorecer el disfrute de actividades acuáticas a personas con movilidad reducida y facilitar la acción voluntaria con el colectivo de personas mayores y discapacitadas, informa la organización en un comunicado.

La gestión de la actividad de silla anfibia, en la que colaboran 15 voluntarios de Cruz Roja, se realiza desde la Asamblea Comarcal de Motril. El voluntariado cuenta con la experiencia de años anteriores, lo que propicia la transmisión de conocimientos a las personas que participan por primera vez en la actividad.

Convenio con ONCE

Para promover este servicio en las playas españolas Cruz Roja Española y Fundación ONCE han firmado un convenio de colaboración. La Fundación ONCE ha entregado a Cruz Roja sillas anfibias y diverso material que facilita el baño a personas con movilidad reducida.

La ONCE destaca la importancia económica que tienen para el sector turístico no sólo quienes componen el colectivo de personas con discapacidad, sino también aquellos con algún tipo de limitación funcional debido al aumento de la esperanza de vida. “Son personas que no viajan solas, sino que en muchos casos van acompañados por sus familias”.

Cruz Roja Española, que cuenta con vigilancia y salvamento en 343 playas del litoral, dispone actualmente del servicio de baño adaptado en 145 playas. “Es un compromiso de Cruz Roja con las personas con movilidad reducida, y por eso estamos incrementando este servicio”, apunta el presidente de la Institución Humanitaria, Javier Senent.

Con este convenio, ambas entidades llevarán a cabo diversas iniciativas y actividades en las playas españolas para la promoción de la accesibilidad universal y el diseño para todas las personas.