Loading
Súbete al Metropolitano de Granada

Ana Santos, voluntaria de Cruz Roja en Motril: "Tenemos una responsabilidad con las personas inmigrantes"

Implicados - IndeGranada - Martes, 8 de Agosto de 2017
Ana María Santos Bernal.
Cruz Roja
Ana María Santos Bernal.

Ana María Santos Bernal, barcelonesa de 65 años, es licenciada en Medicina y Cirugía, y lleva diez años ayudando en diferentes ONGs mediante su experiencia en puericultura, medicina interna y familia. Este verano, una vez más, colabora con Cruz Roja en el Puerto de Motril.

¿Qué te llevó a ser voluntaria de Cruz Roja Española?

Llevo tiempo colaborando de voluntaria en diferentes ONG y países, al jubilarme y cambiar mi residencia a Almuñécar quise seguir con mi voluntariado y vi que Cruz Roja en Motril me ofrecía una gran oportunidad para hacerlo.

¿Por qué decidiste participar en esta labor de ayudar a los recién llegados en Motril?

En primer lugar porque pienso que a mí, en las mismas circunstancias en las que llegan los inmigrantes, me hubiera gustado tener alguien que me ofreciera una mano a mi llegada. En segundo lugar al ser médico mi trabajo en el ERIE era una buena opción.

¿En qué consisten las tareas que realizas?

Me encargo del triaje (valoración) y posteriormente de hacerle una revisión médica a los derivados a la enfermería. Se efectúan informes de cada uno de ellos con el diagnóstico y el tratamiento. Por supuesto, si hay que echar una mano en otro tipo de actividades se hace siempre que yo sepa hacerlo.

"Hay que concienciar a la población"

Una vez llegan a la costa y desembarcan, ¿cómo responden las personas al apoyo que les ofrece Cruz Roja?

A través de un chat en el WhatsApp, me informan de la hora aproximada de llegada de la patera al Puerto de Motril. A la llegada de la patera y tras el desembarco de los inmigrantes a los que se les espera a pie de barco con ambulancia, mantas  y sillas de ruedas, se les hace un triaje para ver su estado de salud. En el triaje solo se les pregunta su nacionalidad, edad y estado de salud.

Si no presentan enfermedad se les pone una pulsera verde, se les da ropa nueva y pasan a disposición policial. En el caso de presentar cualquier tipo de enfermedad, contusiones, dolores, fiebre, problemas dermatológicos, etc., se les pone pulsera roja y pasan a enfermería.

En enfermería junto con la ATS  se valora su afección y si es preciso se les pone tratamiento. En alguna ocasión es necesario derivarlos al hospital, esto se hace a través de la ambulancia. A las mujeres embarazadas se las deriva siempre para valorar su estado. En el caso de precisar seguir con tratamiento se les informa tanto a ellos como a la Policía la pauta de tratamiento y la medicación. También, hay una persona que informa del estado de las pacientes a los nuevos sitios de derivación pasadas las 72 horas que permanecen en el departamento de la Policía del Puerto. Por supuesto todo el tiempo que permanecen en el Puerto somos los encargados de suministrarle la comida.

Y transcurridas las 72 horas que permanecen en el CIE, ¿cómo se les ayuda?

Una vez pasadas las 72 horas ya el ERIE no se hace cargo de estas personas.

¿Cuáles son las satisfacciones que encuentras como voluntaria?

Lisa y llanamente el saber que estás haciendo algo por otro ser humano que en ese momento lo necesita.

¿Cómo animarías a los granadinos a que colaboren con nuestra organización humanitaria?

Hay que concienciar a la población de la necesidad de colaborar en estas tareas, a personas que simplemente por no haber nacido en el Primer Mundo como nosotros, se encuentran en situación de miseria y que si no somos nosotros “los de a pie” los que ayudamos nadie va a hacerlo. Son personas que, como nosotros,  quieren mejorar la vida de su familia y la de ellos y tenemos una responsabilidad con ellos. Nuestra ayuda nunca va a ir en detrimento nuestro, tenemos que dejar de pensar cosas como “nos van a quitar el trabajo”,  “a saber quiénes vienen”, “ Ya no caben más”, etc...

¿Qué nos queda por hacer en Cruz Roja Española para ayudar a los más necesitados?

Seguir trabajando en la búsqueda de soluciones para estas personas, y pienso que sería necesario aumentar la plantilla de trabajadores de Cruz Roja que son los que nos orientan nos ayudan y nos enseñan a ejercer nuestra labor como voluntarios. Por ultimo, mi eterno agradecimiento a todas las personas que componen Cruz Roja Motril por todo lo que me han aportado para mejorar como persona.