Loading
La junta general de accionistas de BMN aprobará el jueves que la entidad sea absorbida por Bankia

El fin de BMN pone en riesgo 300 empleos del banco en la provincia

E+I+D+i - J.I.P. - Domingo, 10 de Septiembre de 2017
El próximo jueves la junta general de accionistas de BMN certificará la desaparición de la entidad y, con ello, el anunciado final de la antigua CajaGranada, al aprobar la fusión con Bankia por absorción. La operación deja en el aire la continuidad de al menos 300 empleados y empleadas de la maltrecha caja en la provincia de Granada.
Sede de BMN-CajaGranada.
P.V.M.
Sede de BMN-CajaGranada.

El definitivo final del fallido banco menos de siete años después de que lo crearan las antiguas cajas de Murcia, Granada, Baleares y Penedès tendrá consecuencias para la plantilla de la entidad financiera en Andalucía y, especialmente, en la provincia granadina.

Después de que en marzo pasado los consejos de administración de ambos bancos aprobaran la forzosa absorción, las juntas generales de accionistas de ambas entidades lo ratificarán el próximo jueves, pese a la oposición en Mare Nostrum de un grupo minoritario de accionistas, que la llevarán a los tribunales. Comienza el proceso que culminará el año próximo que, pese a los mensajes iniciales de tranquilidad, tendrá un coste y elevado para la plantilla de un banco que en Granada, diluyó su peso en la economía provincial y regional por la errática gestión de un grupo, incapaz de devolver los más de 1.600 millones que recibió para evitar su quiebra.

Los primeros cálculos operativos de la absorción de BMN por Bankia, conocidos por El Independiente de Granada, prevén el cierre de 120 sucursales, sobre un total de 2.515 que sumarán tras la absorción, y lo que es aún más dramático el recorte de 1.350 puestos de trabajo de los 17.572 que quedarán unificados en el nuevo banco.

BMN aporta a la operación 659 oficinas y 4.029 trabajadores. En Andalucía hay 67 oficinas de Bankia, por 252 de BMN.

Desmantelamiento de servicios centrales y más cierres

El plan de ajuste de Bankia, aún no revelado ni comunicado oficialmente, estima el mayor recorte de plantilla en la Comunidad Valenciana, donde Bankia mantiene una fuerte presencia con unas 400 oficinas, mientras que BMN 83, seguido de Madrid y Andalucía.

Mientras en Granada la absorción tendrá un alto coste para el empleo, en Murcia el impacto será mínimo

En la capital de España por razones obvias, dado que el banco de la antigua Caja Madrid es líder en el territorio. BMN cuenta ya con muy pocas oficinas allí y pese a desmantelar los servicios centrales en Madrid dispone aún con de un pequeño grupo.

En Andalucía, la supresión de puestos de trabajo no se deberá tanto a la duplicidad de oficinas, puesto que es escasa, sino a los departamentos de servicios centrales del banco que trabajan desde Granada, en la sede del Cubo, y que serán innecesarios tras la absorción, pese a la alta cualificsación de algunos de esos servicios.

Mientras en Granada la absorción bancaria tendrá un alto coste, el ajuste de plantilla en Murcia será mínimo al negociar por separado la cúpula de BMN, que todavía preside el que fuera presidente de Caja Murcia, Carlos Egea. El escaso peso de Granada en BMN hacen impensable la defensa de los puestos de trabajo del banco en la provincia, como ya demostró en los anteriores ajustes de plantilla.

BMN contaba en 2012 un total de 7.040 empleados. Ahora, 4.029. Ha perdido el 43 por ciento de la plantilla. Disponía en Andalucía de 327 oficinas, ahora 252, la mayoría de las sucursales cerradas en la provincia de Granada, Alpujarra, Zona Norte, y Jaén, protagonizando en estos territorios la exclusión financiera, contra la que luchaba la desaparecida caja.

La integración en Bankia de BMN era inevitable. La mala gestión del banco integrado por las cajas de Murcia, Granada y Balares se ha visto reflejado desde la integración en las sucesivas cuentas de resultados, pese a la sangría de puestos de trabajo y cierre de oficinas, y las altas comisiones. La hoja de ruta de fusionar las dos entidades nacionalizadas, en las que el Estado posee en cada una de ellas el 65 por ciento del capital, estaba ya trazada, como El Independiente de Granada ha informado puntualmente desde junio de 2016. BMN estaba abocada a su definitiva desaparición.

El futuro del Cubo



Tras vender el histórico edificio de Gran Vía por 30 millones de euros al empresario Tomás Olivo, el promotor del Centro Nevada, la sede del Cubo puede correr la misma suerte. Desde hace tiempo se baraja su venta, cesión o alquiler, aunque BMN nunca encontró comprador pese a tantear a cadenas hoteleras, grandes almacenes e instituciones. El Cubo mantiene espacios y plantas cerradas desde la creación de BMN, debido a la paulatina disminución de trabajadores.

También te pueden interesar: