Tu ropa tiene aún mucha vida
Movilización social para impedir que naufrague el proyecto

Un equipo de científicos granadinos no tiene financiación para seguir una exitosa investigación contra el cáncer

E+I+D+i - IndeGranada - Sábado, 19 de Septiembre de 2015
La continuidad de una prometedora investigación para combatir el cáncer, fruto del trabajo de más de dos décadas de un equipo de científicos de la Universidad de Granada, está en riesgo por falta de fondos. A las puertas de un ensayo clínico para comprobar si el fármaco en el que han trabajado, y cuyos defectos iniciales han logrado mejorar, es eficaz en pacientes, se acaba el dinero para seguir investigando.

Pero se multiplican las voces que se han movilizado para impedir que se vaya al traste el trabajo que lideran el catedrático de Anatomía y Embriología Humana Juan Antonio Marchal y el catedrático de Química Farmacéutica Joaquín Campos. En apenas dos semanas, una petición en la plataforma change.org ha reunido más de 90.000 firmas para solicitar al Gobierno central y a la Junta de Andalucía que aporten financiación al proyecto, que ya ha perdido a algunos de los investigadores, que han emigrado en busca de trabajo en otras instituciones docentes y equipos de investigación internacionales a Miami y Dinamarca. De los quince investigadores iniciales quedan diez. 

 

El responsable de esta movilización es Sebastián Martín Recio, que conoció de las dificultades del proyecto a través de informaciones en la red. Como señala a El Independiente de Granada, "sensibilizado" con estos temas por su profesión -es médico-, comprobó la importancia de la investigación y su solvencia -corroborada por la publicación del estudio en la prestigiosa revista Oncotarget- antes de promover las iniciativas y contactó con el equipo de investigación. 

Según Martín, recurrió a change.org porque permite una difusión "activa y muy participativa" a través de las redes, canalizando la información, en principio, a través de las páginas de facebook, twitter y su agenda de correos electrónicos... Amigos/as, contactos, grupos, y asociaciones y entidades relacionadas con el tema del cáncer y de la salud. 

La movilización en change.org se ha dirigido a Mariano Rajoy y Susana Díaz

Cuando llegó a los 1.500 firmantes, dio un paso más: "envié al Gabinete del presidente del Gobierno y de la presidenta de la Junta de Andalucía, la solicitud de change.org, con un anexo de los firmantes", a los que informó de sus pasos. Y añade: "Tras esta 'primera fase', pasé a una segunda de extensión, enviando la iniciativa a todos los grupos parlamentarios y diputados del Parlamento de Andalucía y del Congreso de los Diputados, a los medios de comunicación y periodistas", sobre todo a través de twitter... Y también a los ayuntamientos de Andalucía. Martín conoce bien su funcionamiento, fue alcalde de Carmona por IU. 

A partir de aquí se fue multiplicando el número de firmantes -"ya hemos superado los 90.000", destaca-, suscitando el interés de más medios de comunicación y entidades, incluso de change.org.

Ya ha obtenido respuesta. Según Martín, ha recibido correos de los gabinetes presidenciales del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía, que le han informado de que la Consejería de Salud y los Ministerios de Economía y Competitividad, y de Educación, Cultura y Deporte van a estudiar la petición. Por ello, Martín cree que es necesario "intensificar la campaña para que estos ámbitos valoren en justicia la necesidad de atender la petición".

IU alerta del 'paso atrás' para el desarrollo económico y exige apoyo inmediato

Este jueves en Granada, el coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, se refirió a la llamada de "auxilio" que se está lanzando desde la Universidad de Granada a fin de conseguir financiación pública para continuar con este proyecto. A este respecto consideró "un riesgo y un drama" que las administraciones públicas no consigan fondos para este tipo de investigaciones. "Es dar un paso atrás en el desarrollo económico y en el cambio de modelo productivo del país", afirmó, alertando de que no ofrecer financiación pública para el medicamento que llevan dos décadas investigando en la Universidad de Granada supone que "las multinacionales farmacéuticas puedan hacerse con su exclusividad". Por ello, IU reclamó a las administraciones que el proyecto dirigido por el doctor Marchal "tenga un apoyo inmediato y una atención significada que impidan la precariedad o la desaparición del mismo, y se materialice en una apuesta definitiva por la investigación en Andalucía".

El trabajo científico

Fruto de sus investigaciones, el equipo logró diseñar el compuesto denominado Bozepinib, que fue probado con éxito en ratones, estableciendo que el fármaco actuaba de forma selectiva frente a las células madres cancerígenas (CMC) de mama, colon y melanoma. En julio del año pasado, su investigación se publicó en la prestigiosa revista Oncotarget.  La propia UGR se hizo eco del trabajo y lo difundió hace un año.

Las células madres cancerígenas se encuentran en los tumores en muy bajo número, y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia convencionales actúan sobre las células del tumor más diferenciadas, que se encuentran en división, pero no son capaces de destruir a esas células madre.

De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que estas CMC no han sido destruidas. Es más, cuentan con mecanismos de resistencia que cogen los tratamientos y lo eliminan.  

En los últimos años, la investigación en la lucha contra el cáncer se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a estas células madres, de tal forma que si estas son eliminadas, el tumor será destruido en su totalidad y ello dará lugar a la curación de los pacientes.  

Y en esa línea han centrado su investigación los científicos granadinos, llegando al Bozepinib, como explica a El Independiente de Granada Juan Antonio Marchal.

Este medicamento tiene una actividad selectiva frente a las células madres cancerígenas –de mama, colon y melanoma- y una baja toxicidad, como se comprobó al probarlo en ratones.  

Aún así, encontraron defectos: no es fácil de sintetizar y eso dificulta el ensayo clínico y la rentabilidad de su producción.  Pero el trabajo ha continuado y el equipo del profesor Campos ha hecho pequeñas modificaciones y, en palabras de Marchal, “ya creemos que tenemos posibilidades de llegar al ensayo clínico”.

Con esos resultados, en fase de patente que esperan obtener a lo largo de este mes, han de proseguir el trabajo, haciendo ensayos en otras líneas tumorales –leucemia, páncreas o pulmón-; con estudios más amplios de seguridad, para comprobar cómo se metaboliza el fármaco. Los llamados estudios ADME (Absorción, Distribución, Metabolismo y Excreción).  

Todo ello previo al posible ensayo clínico.

Marchal y su grupo en una imagen de 2014. canal ugr

La crisis y la financiación

Pero no hay dinero suficiente para afrontarlo. En 2013 llegó la última subvención del Ministerio de Sanidad a través del Instituto de Salud Carlos III. Los científicos siguen trabajando con los medios de sus respectivos grupos, que son escasos y que reciben para el funcionamiento ordinario de su actividad, pero no cuentan con financiación específica para esta investigación.

Desde hace poco más de un año encontraron la colaboración de la empresa Canvax Biotech, radicada en Córdoba, que les ha permitido mantener el contrato de un investigador –acabará en diciembre- y correr con los gastos del material fungible. 

Pero el punto en el que se encuentra la investigación, dar el paso hacia la primera fase del ensayo clínico, tramitando ante la Agencia Española de Medicamentos las autorizaciones necesarias, requiere al menos de 1,5 millones de euros. 

El equipo solicitó financiación europea a través del Ministerio de Economía y Competitividad, pero no llega. 

Están muy esperanzados con su investigación. Y, aunque insiste en que no se deben generar falsas expectativas con este tipo de trabajos y deja claro que llegar hasta el fármaco que pudiera utilizarse en pacientes es un camino aún muy largo,  Marchal ve muy prometedor el camino que ha de discurrir por los ensayos.

Se muestra gratamente sorprendidos por la respuesta ciudadana a su situación. Las 90.000 firmas reunidas en apenas quince días y otras iniciativas puestas en marcha con el mismo fin: obtener fondos, como conciertos o la grabación de un vídeo.

Los investigadores. El profesor Juan Antonio Marchal lidera el equipo con su grupo de investigación ‘Terapias avanzadas: diferenciación, regeneración y cáncer’; y la colaboración con el grupo de Joaquín Campos, de la Facultad de Farmacia comenzó hace más de dos décadas, cuando él trabajaba en su tesis doctoral.