Un verano en el Parque de las Ciencias.
Los árboles ayudan a prevenir la erosión del terreno, combaten el cambio climático, limpian el aire

Árboles contra el cambio climático

E+I+D+i - Juan Pérez/ 7 TV Andalucía - Martes, 29 de Enero de 2019
Creada en Granada una asociación dedicada a la repoblación con árboles y arbustos autóctonos en las zonas afectadas por incendios, carentes de vegetación o con la vegetación existente en proceso de degradación.
Unas de las plantas sembradas por la Asociación.
ACCC
Unas de las plantas sembradas por la Asociación.


La bióloga, veterinaria y activista medioambiental, Lola Ortega, junto a un grupo de personas con "alma verde", sensibilizados con los problemas medioambientales, han puesto en marcha una iniciativa particular para luchar contra el cambio climático de la forma más sencilla y necesaria: plantando árboles. Desde su constitución a mediados del pasado mes de diciembre la Asociación Contra el Cambio Climático, ya ha actuado en varias zonas degradadas de Granada.

En Granada según la Asociación, hay muchas zonas donde es necesaria una intervención urgente, "porque la deforestación en los alrededores de la capital y en muchos municipios próximas a ella es enorme. Hay zonas que han sufrido recientemente un incendio y aún no han sido repobladas, como las laderas situadas bajo los muros del cementerio que ardieron en el verano de 2017 o las más de 200 Ha que ardieron frente a Cenes de la Vega, en 2014, y que aún no están totalmente recuperadas".  

La primera acción se ha desarrollado en Pinos Genil, con la siembra de encinas y bellotas en el monte situado detrás del edificio el Duque. Hace unos días una treintena de miembros de la Asociación y colaboradores plantaron 162 arbustos autóctonos de tres especies: gayomba, lentisco y aladierno en una de las zonas afectadas por el incendio de 2017 en el parque periurbano cercano al Cementerio Musulmán, en la Dehesa del Generalife.También sembraron 200 bellotas de encina pregerminadas. Y este fin de semana otro grupo importante de activistas de la Asociación, junto a miembros de FAISEN y alumnado, padres y madres del Colegio Hurtado de Mend oza, del Realejo, han plantado en la misma zona bellotas germinadas, plantones de encinas de dos años y cuatro tipo de arbustos: rosa canina, romero, tomillo y lavanda. En estas acciones ha colaborado la Consejería de Medio Ambiente, con la cesión de las herramientas usadas en las plantaciones.

En Granada según la Asociación, hay muchas zonas donde es necesaria una intervención urgente, "porque la deforestación en los alrededores de la capital y en muchos municipios próximas a ella es enorme. Hay zonas que han sufrido recientemente un incendio y aún no han sido repobladas, como las laderas situadas bajo los muros del cementerio que ardieron en el verano de 2017 o las más de 200 Ha que ardieron frente a Cenes de la Vega, en 2014, y que aún no están totalmente recuperadas".  

Denuncian los activistas contra el cambio climático la existencia de áreas desprovistas de vegetación que llevan así decenas o cientos de años, como las zonas montañosas de algunos municipios como Pinos Genil, Dúdar o Güejar Sierra, donde la fuerte pendiente de algunas laderas favorece la erosión y dificulta la regeneración natural, siempre muy lenta".

Inciden en la existencia también de zonas situadas dentro de la ciudad, como San Miguel Alto o zonas del Sacromonte, casi todas ellas de titularidad privada, que carecen de vegetación arbórea al estar sometidas a intensa presión humana".

La Asociación pretende repoblar "imitando un poco a la naturaleza, es decir, se repueblan varias especies, para conseguir una diversidad "similar" a la que hay en el bosque mediterráneo"

La Asociación pretende repoblar "imitando un poco a la naturaleza, es decir, se repueblan varias especies, para conseguir una diversidad "similar" a la que hay en el bosque mediterráneo". En las repoblaciones del pasado fin de semana plantaron especies como, "los lentiscos y los aladiernos, que además de ser muy resistentes a la sequía y prosperar en suelos muy pobres y rocosos, producen frutos en forma de baya muy apetecibles para los pájaros. De este modo, proporcionamos a estas aves cobijo y alimento y ellas al comer los frutos dispersan de forma natural las semillas", según indica la promotora de la iniciativa, Lola Ortega.También han plantado Gayomba, "una planta leguminosa, que crece muy bien en todo tipo de suelos, y fija el nitrógeno del aire, enriqueciendo el suelo en sales nitrogenadas. Además, sus semillas germinan con gran facilidad y la planta se propaga con rapidez". La función de estos arbustos también es proteger a la planta estrella: la encina. Los arbustos dan sombra y protegen de los fríos el crecimiento de la encina, que nace de una bellota germinada plantada simultáneamente.

La creación de la Asociación responde a un intento de llamar la atención sobre "la importancia de los bosques en la supervivencia de la Tierra como un planeta vivo, especialmente en nuestros días".Sostienen que "mucha gente ve los bosques simplemente como un componente del paisaje puramente estético, sin ninguna función importante y, por tanto, su ausencia no les llama la atención ni tampoco les preocupa". Para la Asociación, los bosques son los pilares más importantes sobre los que se sustenta el resto de los seres vivos de las zonas terrestres, "son productores encargados de captar la energía de la luz del Sol y con el agua del suelo y el CO2 obtenido de la atmósfera fabrican la materia orgánica que los forma y que después será utilizada por los animales y otros seres vivos".

La Asociación tiene previsto para los próximos días nuevas acciones en distintas zonas necesitadas de repoblación arbórea. La siguiente acción se desarrollará en Pinos Genil. La financiación de estas actividades de lucha contra el calentamiento global y el cambio climático se realiza con las aportaciones de las personas asociadas y de pequeñas colaboraciones de los voluntarios participantes en cada acción. La promotora de la iniciativa, Lola Ortega, también quiere sensibilizar e implicar activamente a los escolares granadinos en las tareas de repoblación y recuperar zonas degradadas, para ello esta semana tiene previstas varios encuentros con colegios que han mostrado su disposición a sumarse al proyecto.