Ven, conoce la provincia de Granada.
UN RECORRIDO POR EL PATRIMONIO Y LA HISTORIA DE GRANADA VIII

Relieves de caballos de Ilurco, los exvotos de santuario exhibidos en el Museo Arqueológico de Granada

Cultura - M.A. - Domingo, 16 de Agosto de 2020
Con estas singulares piezas procedentes del Cerro de los Infantes de Pinos Puente, seguimos conociendo los fondos del museo granadino.
Imagen de una de las piezas procedentes del Cerro de los Infantes expuesta en el Museo Arqueológico.
Museo Arqueológico
Imagen de una de las piezas procedentes del Cerro de los Infantes expuesta en el Museo Arqueológico.

"Ya hace bastantes años que se tienen noticias de que en las cercanías del importante yacimiento arqueológico del Cerro de los Infantes (Pinos Puente, Granada), donde se sitúa la ciudad ibero-romana de Ilurco, se encontraban abundantes placas de caliza con relieves de caballos. De esta noticia se hizo eco Don Manuel Gómez Moreno, quien señalaba el hallazgo de relieves de équidos en el yacimiento del Cerro de los Infantes y en el no lejano pueblo de Valderrubio. De estos lugares precisamente proceden las tres losas de arenisca con caballos en relieve que forman parte del Museo Arqueológico de Granada y que fueron publicadas en 1950 por Don Emeterio Cuadrado".

Esas piezas que presentan así Pedro Rodríguez Oliva, Francisco Peregrín Pardo y José R. Anderica Frías en la comunicación "Exvotos sibéricos con relieves de équidos de la Vega granadina" protagonizan esta nueva entrega para conocer los fondos del Museo Arqueológico de Granada y, a través de ellos, acercarnos al patrimonio y la historia de Granada. 

Estas obras de la colección del museo granadino, los caballos asociados al puente de Pinos y otras 64 piezas de características similares de otras colecciones proceden, según los autores citados, del Cerro de los Infantes, pero sin conocer su localización exacta. Como explican, las piezas fueron adquiridas a agricultores que las encontraban cada año al arar sus tierras. Fueron localizadas en la zona conocida como Cuesta de Velillos, entre los arroyos de Enmedio y Cerrajones y entre los kilómetros 422 y 423 de la N-432 -la Carretera de Córdoba-. 

Bajorrelieve

Materia/Soporte Piedra Caliza Blanco amarillento

Técnica Tallado

Dimensiones: Altura: 21 centímetros; Anchura: 34 centímetros

Descripción: Placa de forma rectangular con tosco relieve plano de una figura de caballo de perfil marchando hacia la derecha. Se ha rebajado la piedra alrededor del caballo.

Datación 400[aC]=1[aC]

Contexto Cultural/Estilo General: Ibérico

Lugar de Procedencia Ilurco, Pinos Puente (Vega de Granada -comarca-, Granada) Gómez-Moreno González, Manuel [Nº 14 de la colección Gómez-Moreno].

Clasificación Razonada: Se trata de un exvoto relacionado con la divinidad indígena protectora de los animales.

Se han localizado más placas con el mismo motivo. Todas estas placas de relieves de équidos son exvotos relacionados con un santuario ibérico que pudo haber en la zona de Ilurco.

Ficha Colecciones en Red Ministerio de Cultura y Deporte

Fotografía: Inmaculada de la Torre Castellano

La concentración de piezas en un mismo lugar pone de manifiesto la existencia de un santuario donde se adoraría a una divinidad, en este caso, según los estudios al respecto, una diosa protectora de los caballos, y estos relieves, se serìan exvotos. Esto último en el caso de las piezas más pequeñas, porque las de mayor tamaño hacen pensar en componentes de un friso.

Muestran la importancia del caballo en el arte prerromano de la península

Las obras aportan otro dato fundamental, como es la importancia del caballo en el arte prerromano de la península. El caballo, aparece representado en todo tipo de tumbas y monumentos funerarios. Para resaltar el carácter heroico del difunto, ensalzar sus hazañas en vida y representar su valor incluso más allá de la muerte, según expone en su tesis 'La escultura zoomorfa ibérica en piedra' Teresa Chapa Brunet. 

Se encuentran en cajas funerarias, en frisos..."Su figura está unida a resaltar el carácter heroico del difunto, participando en las escenas que demuestran su valor después de la muerte, o que representan algún tipo de leyenda en relación con la ultratumba. La variedad de estas representaciones es mucha, existiendo también esculturas exentas que forman parte de escenas o que quizás estuvieron solas", como representación del difunto al exterior de la tumba.

Y, como se ha apuntado, la figura de estos caballos aparece asociada a una divinidad.

Fotografía: Museo Arqueológico Granada

En la guía oficial del museo se hace referencia al momento en el que comienzan a 'dar el relevo' a las tumbas monumentales. Puede fecharse, indica, entre los siglos IV y I a.C, periodo en el que se produce "un corte brusco" en el acceso a productos exóticos de prestigio. A partir de esa fecha, explica la publicación de referencia, en las necrópolis ibéricas se advierte la progresiva desaparición de vasijas importadas.

"En la nueva revitalización que se produce tal vez paulatinamente a lo largo del siglo IV, coincidiendo más o menos con la destrucciones masivas de esculturas, se evidencia un cambio notable en la religiosidad y en las prácticas sociales". En ese momento desaparecen los caballeros heroizados, fieras y animales fantásticos prácticamente desaparece para dar lugar a la figura humana. Una nueva élite social que se hace representar con los exvotos que se depositan en los santuarios. 

Estos santuarios son de muy diversos tipos. Ubicados en el acceso a los poblados o en parajes naturales, pueden presentar exvotos de piedra o de bronce, también de determinadas formas cerámicas -procedentes de objetos que se rompían ceremonialmente-. Dan lugar, refiere textualmente la publicación, a "auténticos vertederos de cerámica". De ese tipo hay al menos una docena en la provincia de Granada -Puebla de Don Fadrique, Galera, Huéscar, Dólar, Ferreira, Jérez del Marquesado o Cogollos de Guadix-.

Los exvotos representando a figuras humanas fueron de bronce y pequeño tamaño. Ejemplo de éstos cita Molata de Casas Viejas (Puebla de Don Fadrique) y el seminario de Granada. En cuanto a los de piedra, es el relacionado con Ilurco y sus proximidades, la mejor representación. 

"Las interpretaciones sobre este santuario coinciden en que estaría dedicado a una divinidad protectora de los caballos, una diosa de carácter fecundante que deriva del Despotes o la Potnia hippon conocidos en la religión griega. Otros santuarios dedicados a este mismo 'culto' son los de Mogón (Jaén), Villaricos (Almería), El Cigarralejo y Caravaca (ambos en Murcia) o el de Sagunto (Valencia). Se trataría según los autores que se han aproximado al tema, de un culto de criadores y poseedores de caballos, de tipo numérico (de numen, 'genio'). Este es un nuevo testimonio de la importancia del caballo como elemento de prestigio social más que estrictamente militar, ya que todo parece indicar que la caballería fue minoritaria en el terreno bélico".

Cerro de los Infantes, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Zona Arqueológica en octubre de 2003

El Cerro de los Infantes se encuentra situado en el término municipal de Pinos Puente, en el borde septentrional de la Vega de Granada, siendo ésta una de las depresiones que forman el surco intrabético en la Alta Andalucía, y, aunque rodeada de zonas montañosas, constituye una unidad geográfica que queda abierta a las costas mediterráneas, al valle del Guadalquivir y a las planicies de Guadix-Baza por importantes pasos naturales que condicionan sus principales rutas de comunicación.

El yacimiento se encuentra ubicado sobre un cerro calizo, en la margen derecha del río Velillos, consta de tres afloramientos rocosos, presentando el más elevado de ellos un amesetamiento superior de unos 100 m de longitud. La parte Sur de la meseta se eleva abruptamente, dando forma a una especie de acrópolis natural, que se conoce con el nombre de Corona y en cuya cima existen diversos lienzos de muralla, que pueden datarse en el Bronce Pleno, aunque en tiempos ibero-romanos y en época árabe se superpusieron otras construcciones. Al Norte, bajo la Corona, hay que destacar principalmente la potente secuencia estratigráfica que arranca de la Edad del Cobre documentada ya en las excavaciones de 1971 y 1976, resaltando la presencia de construcciones romanas pertenecientes a un edificio público. Al Oeste de esta meseta y sobre un promontorio calizo algo menos destacado que los anteriores, excavaciones clandestinas pusieron al descubierto varios edificios de época romana, cuyas paredes estaban recubiertas por estucos pintados, así como una necrópolis, con tumbas de sillares, de época más avanzada.

En las laderas que, hacia el Sur y el Este, bajan en dirección al río Velillos, aparecen materiales ibero-romanos y del Bronce Final. En la zona más alta de la ladera meridional destacan en número las cerámicas ibéricas clásicas, pero conforme se baja en altura, aproximándonos al río, abundan los materiales del Bronce Final y de época protohistórica.

El Cerro de los Infantes ha despertado desde el siglo XVI el interés de numerosos eruditos e investigadores, que localizaban en este yacimiento las ciudades de Ilurco e Iliberis.

Expediente de declaración como Bien de Interés Cultural del Cerro de los Infantes, de octubre de 2003.

Publicaciones de referencia utilizadas: Guía oficial del Museo Arqueológico de Granada, de Ramos Lizana; XVI Congreso Nacional de Arqueología, Zaragoza 1983, con la comunicación 'Exvotos ibéricos con relieves de équidos de la Vega granadina' de Pedro Rodríguez Oliva, Francisco Peregrín Pardo y José R. Anderica Frías; y tesis doctoral 'La escultura zoomorfa ibérica en piedra', de Teresa Chapa Brunet bajo dirección de Martín Almagro-Gorbea.

Puedes conocer otras piezas singulares que forman parte de los fondos del Museo Arqueológico de Granada en los siguientes enlaces: