Un verano en el Parque de las Ciencias.

Muere Mariluz Escribano, un ejemplo de conciencia ética

Cultura - IndeGranada - Sábado, 20 de Julio de 2019
Considerada una de las más importantes autoras de las letras granadinas, deja aclamados poemarios y también una importante obra en prosa. Descanse en paz.
Mariluz Escribano, tras recibir la Bandera de Andalucía en 2018.
J.M.Grimaldi/Junta
Mariluz Escribano, tras recibir la Bandera de Andalucía en 2018.

La poeta granadina Mariluz Escribano Pueo (Granada, 1935), un ejemplo de conciencia ética y una de las más importantes autoras de la letras granadinas, ha fallecido este sábado 20 de julio en la Clínica de la Inmaculada de Granada, acompañada de familiares y amigos. 

La editorial Valparaíso Ediciones, que publicó uno de sus libros de poesía más importantes, ‘El corazón de la gacela’, ha hecho público un comunicado en el que informa de su fallecimiento y transmite su pésame y cariño a sus familiares y allegados.

Su padre, Agustín Escribano, que era director de la Escuela Normal de Granada fue fusilado el 11 de septiembre de 1936, tan sólo unos días después de que muy cerca asesinaran al poeta Federico García Lorca. Su madre, Luisa Pueo y Costa, fue también represaliada y con su hija de nueve meses fue enviada a prisión. 

Pese a las tragedias de su vida, Mariluz Escribano ha sido un ejemplo de superación y valentía, según destaca la editorial. Crió sola a sus cinco hijos, a quienes le dedica el impresionante poema “Escribiré una carta para cinco”, después de que su esposo, profesor de la Universidad, falleciera en un accidente de tráfico. 

Ella cursó estudios de Filosofía y Letras y se doctoró en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, en la que ha ejercido como Catedrática de Didáctica de Lengua y Literatura en la Facultad de Ciencias de la Educación. Además, desde los años sesenta estuvo vinculada a los movimientos ciudadanos de su ciudad desde colectivos como Mujeres Universitarias o Mujeres por Granada, colectivo que fundó y lideró durante varios años.

Ha sido colaboradora habitual de revistas científicas, simultaneando sus estudios teóricos con la creación literaria, tanto en poesía como en prosa poética. Entre sus poemarios destacan Sonetos del alba, (1991 y 2005), Desde un mar de silencio (1993), Canciones de la tarde (1995), y Umbrales de otoño (2013), obra ganadora del Premio Andalucía de la Crítica. 

También es autora de obras en prosa como Cartas de Praga (prólogo de Luis García Montero, 1999), Sopas de ajo (2001, 2a ed.), Memoria de azúcar (2002), Ventanas al jardín (2002), El ojo de cristal (2004), Jardines pájaros (2007), Los caballos ciegos (2008) y Escuela en libertad (2009); en colaboración con Tadea Fuentes ha publicado, Diálogos en Grana- da (1995) y Papeles del diario de doña Isabel Muley (2o ed. 2008). Ha sido columnista habitual del diario Ideal desde 1971 como antes lo fue de Patria y dirigía desde su fundación, en 2005, la publicación semestral EntreRíos. Revista de Arte y Letras.

Medalla de Oro al Mérito de la Ciudad de Granada, Mariluz Escribano fue seleccionada como una de las 82 poetas más relevantes nacidas entre 1886 y 1960 en el volumen Poesía soy yo. Poetas en español del siglo XX (1886-1960) (Visor). En 2016 Visor publica su antología Azul melancolía, y su último libro, ‘Geografía de la memoria’ fue publicado en 2018 por la editorial Calambur, donde recogía su poema “Cuando yo me vaya”. En enero de este año recibió de manos de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el Premio Elio Antonio de Nebrija.