Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
La escritora uruguaya recoge este miércoles el Premio Federico García Lorca de Poesía.

Ida Vitale: "No hay escritor en lengua española que no haya empezado tanteando algo de Lorca"

Cultura - IndeGranada - Martes, 30 de Mayo de 2017
El programa de actividades para rendir homenaje a la ganadora de la XIII edición del premio ha comenzado este martes con una recepción en el Ayuntamiento de Granada a la que ha seguido una conferencia sobre la autora.
Ida Vitale ha firmado en el libro de honor de Granada.
J.Algarra/Ayuntamiento
Ida Vitale ha firmado en el libro de honor de Granada.

El Centro Lorca acoge, desde las 21,00 horas de este miércoles, el acto de entrega del XIII Premio Internacional Ciudad de Granada-Federico García Lorca de Poesía a la escritora uruguaya Ida Vitale, un galardón dotado con 30.000 euros y con el que la capital granadina reconoce el conjunto de su obra poética, así como su valor literario y aportación relevante al patrimonio de las letras hispanas.

Ida Vitale recogerá el galardón de manos del alcalde de Granada, Francisco Cuenca, junto a quien presidirán la ceremonia la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, y el presidente de la Diputación Provincial, José Entrena, informa Europa Press.

"Para una ciudad espléndida, no hay más espléndida palabra que corresponda que gracias"

El alcalde de Granada ha recibido a Ida Vitale este martes en el salón de la Mariana del palacio consistorial.

La autora, rebosante de humor y exhibiendo unas condiciones óptimas de salud, pese a sus "cumplidísimos" 93 años, ha mostrado curiosidad por el entorno que le rodeaba, especialmente por los cuadros que cuelgan de las paredes del citado salón. El alcalde le ha dado cumplida información del espacio y otros lugares del patrimonio granadino, por los que ha manifestado interés, para más tarde invitarle a firmar en el libro de honor de la ciudad. La flamante premio de poesía Lorca ha escrito: "Para una ciudad espléndida, no hay más espléndida palabra que corresponda que gracias. Muchas gracias porque nos ofrecen a sus dichosos visitantes. Gracias, gracias pues".

"Trabajo" y "no descansar" es la medicina que Ida Vitale receta cuando sus interlocutores exclaman elogios sobre su estado personal. De ahí que el galardón recién obtenido le suponga "un estímulo para seguir trabajando pese a la edad" y máxime cuando el premio lleva el nombre del poeta de Fuente Vaqueros. "Lorca son palabras mayores. No hay escritor en lengua española que no haya empezado tanteando algo de Lorca", ha afirmado.

El recibimiento oficial es el primero de una serie de actos de homenaje que Granada rinde a la poeta ganadora de la décimo tercera edición del premio Lorca. Tras el encuentro con el alcalde, comenzaron las jornadas académicas, impulsadas por Ayuntamiento y Universidad. María José Bruña Bragado, profesora de la Universidad de Salamanca y estudiosa de la obra de la escritora uruguaya, ofreció una conferencia titulada 'Ida Vitale, herida esencial y soberanía de la palabra'.

Las jornadas académicas continúan este miércoles con una conferencia de Aurelio Major, editor, antólogo y traductor de la obra de la ganadora del Lorca de Poesía, bajo el rótulo 'Tan flexible y contrastada, la prosa de Vitale', a las 11,30 horas en el salón de Plenos del Ayuntamiento. Después, a las 13.00 horas, el patio del Ayuntamiento albergará una lectura en la calle de poemas de la autora, actividad coordinada por los profesores de Literatura Juan Mata y Andrea Villarrubia, de la asociación Entrelibros.

Alumna de José Bergamín, de quien "le viene el legado directo" de la Generación del 27, según resaltó Carlos Pardo como portavoz del jurado del premio, Ida Vitale fue recogida, aún "muy joven", en la antología de poesía hispanoamericana que preparó Juan Ramón Jiménez, formando parte de una "generación dorada, muy potente, de la gran literatura uruguaya de los 40" denominada Generación Crítica y en la que también se puede incluir a Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti o Idea Vilariño.

La poesía de Ida Vitale, que recibió en 2015 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, logra "forzar el lenguaje para que diga más de lo que dice", añadió Pardo incidiendo en que su lenguaje "muy rico, hereda algo del Barroco español" y, en concreto, de escritores como Luis de Góngora.

Tiene gran predicamento entre los lectores más jóvenes, también del ámbito anglosajón, dado que la poeta uruguaya vive desde 1989 en Austin (Texas, Estados Unidos).

A propuesta de Casa de América, de Uruguay, el galardón fue concedido de forma unánime por el jurado, formado también por los expertos Andrés Soria, en representación del departamento de Literatura Española de la Universidad de Granada; José Antonio Mesa, del Centro Generación del 27; Ángeles Mora, del Patronato Municipal Huerta de San Vicente; Antonio Chicharro, de la Academia de Buenas Letras de Granada; Mercedes Cebrián, de la Residencia de Estudiantes; y Santiago Miralles, de la Casa de América.

Ida Vitale estudió Humanidades en Uruguay y ejerció la profesión docente. Empujada por la dictadura en su país, se exilió en 1974 en México donde conoce a Octavio Paz que la introdujo en el comité asesor de la revista 'Vuelta'.

Volvió a Uruguay en 1984 y dirigió la página cultural del semanario 'Jaque' trasladándose cinco años más tarde a Estados Unidos aunque viaja muy frecuentemente a Montevideo donde fue nombrada doctora Honoris Causa por la Universidad de la República en 2010.

Sus tres últimos libros, editados en España, son 'Reducción del infinito' (2002), 'Trema' (2005) y 'Mella y criba' (2010) reuniendo parte de su primera obra el volumen 'Sueños de la constancia', editado en México en 1988.