Ven al Parque de las Ciencias

El Festival de Música y Danza arranca este jueves con un gran concierto en la Catedral

Cultura - IndeGranada - Miércoles, 24 de Junio de 2020
Dedicado a las personas que han fallecido por Covid-19, los fondos que se recauden se destinarán al Banco de Alimentos y Cáritas.
Presentación del concierto.
Festival Granada
Presentación del concierto.

El Requiem de Mozart será la obra que abrirá este jueves la 69º edición del Festival de Granada. Será el primer gran concierto de esta nueva etapa tras el confinamiento, como destaca el certamen. La Catedral será el escenario del concierto inaugural, con el que se le rinde homenaje a las personas fallecidas por la pandemia de la Covid-19

Correrá a cargo de la Orquesta y Coro Ciudad de Granada, bajo la dirección de Andrea Marcon, que dejará su titularidad artística al frente de la orquesta andaluza tras este concierto sacro.

Además se cuenta con un cuarteto vocal estelar, integrado por la soprano alemana Katharina Konradi, el contratenor vasco Carlos Mena, el joven y prometedor tenor donostiarra Xabier Anduaga, además del malagueño Carlos Álvarez, uno de los barítonos más importantes del mundo en la actualidad, según destaca el festival.

La recaudación obtenida se destinará a Cáritas Diocesana y al Banco de Alimentos de Granada. El concierto, coproducido por el Arzobispado y Caixabank, se emitirá en directo a través de Canal Sur (ATV y a través de su web), y Radio Clásica, de RNE. Asimismo, la televisión del Arzobispado conectará con la señal que emitirá en directo por www.vatelevision.es

La última obra que compuso Mozart y una de las más importantes

Según resalta el festival, la Misa de Réquiem en re menor K. 626 es la última obra que Mozart compuso y, probablemente, una de las más importantes de todo su catálogo, no solo por su calidad musical, sino también por la leyenda que a ella va asociada. Mozart (1756-1791) escribió mucha música sacra y religiosa, en la que fusionó todos los estilos de la época y captó el sentimiento religioso de una manera muy particular, desligándolo de toda institución y transformándolo en música pura. Las características musicales de este Réquiem reflejan muy bien el estilo compositivo de la última época del compositor, que casan a la perfección con el contenido de la obra y con el momento vital en el que se encontraba. Una extraordinaria combinación de grandiosidad e intimidad, de contrapunto y melodía, de historicismo e innovación han hecho del Réquiem de Mozart uno de los pilares indiscutibles de la música occidental.

El festival lo resume así: "El Réquiem  de Mozart es el culmen de su talento artístico y el dominio de su oficio como compositor, y lo erige como uno de los músicos más importantes de todos los tiempos".