Nueva reordenación del transporte público en la capital.
Tras casi ocho años de cierre

Cuenta atrás para la reapertura del Museo Arqueológico

Cultura - IndeGranada - Miércoles, 25 de Abril de 2018
El Togado de Periate, símbolo de la movilización ciudadana contra el cierre del museo y pieza icónica de la colección, vuelve a su sala.
El Togado de Periate, instalado en su sala desde este martes.
Redes sociales Museo Arqueológico
El Togado de Periate, instalado en su sala desde este martes.

El Togado de Periate, una de las piezas más importantes de los fondos del Museo Arqueológico de Granada, quedó este martes instalado en su sala, culminando de esa manera la museografía y activando la cuenta atrás para la reapertura de un espacio cultural que cerró en 2010.

El propio museo y su director, Isidro Toro, se hicieron eco a través de sus redes sociales de este momento simbólico, como también lo es la escultura. Ha sido en estos prácticamente ocho años el símbolo de la lucha ciudadana por la reapertura de un museo que nunca debiera haber permanecido cerrado por tan largo tiempo.

Concentración en enero de 2017 que puso fin a la movilización ciudadana tras lograr las obras. arqueológico ya

Togado de Periate

Bronce, fundido en hueco.

Altura, 160 cm.; anchura, 65 cm.

Edad Antigüa, cultura romana, siglo I.

Procedencia Cortijo de Periate, Piñar, Granada.

Escultura en bronce fundida en hueco que representa un personaje masculino a tamaño natural cubierto con larga toga. La cabeza es de distinta factura al cuerpo, más tosca, de pequeño tamaño, de pómulos salientes y ojos hundidos que dirigen la mirada hacia arriba en actitud ausente. Solamente conserva la mano izquierda, larga y de dedos finos, con gruesos anillos en los dedos anular y meñique. Tanto la cabeza como la mano están unidas al cuerpo con estuco. Se trata de un retrato de un importante personaje del que se ha querido destacar su papel civil, tanto por el gesto de la mano como por la ostentación de los anillos, símbolos de poder y prestigio. Probablemente adornaba la sala de una villa, una statio militar o una mansio. No obstante, se ha sugerido que el lugar donde apareció, donde también se ha localizado una inscripción honoraria, podría ser un antiguo "opidum" o poblado fortificado indígena al que habría sucedido una ciudad romana, donde habrían residido los "accitanis veteres" -miembros de un ordo especial, vinculado al ordo de Acci- , e incluso se ha sugerido que la inscripción dedicada a Lucius Aemilius Propinquus pudiera ser el pedestal que soportase el Togado de Periate. No obstante, unos pocos materiales cerámicos superficiales no parecen avalar esta hipótesis. También choca que la mencionada inscripción sea fechable en el siglo II y la escultura lo sea en el siglo III. Esta cuestión, en fin, queda abierta a discusión. Javier Arce cree que representa a Claudio II el Gótico, que gobernó el Imperio entre los años 68 y 70 d.C. 

(Descripción recogida en la página de los museos de Andalucía)

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ya adelantó en su visita a Granada la pasada semana que el proyecto museográfico estaba prácticamente concluido. Y que a partir de ese momento, estaba en manos de la Junta completar los trámites -incluido el servicio de seguridad y mantenimiento-. Tanto Gobierno como Junta de Andalucía creen que el museo podría estar reabierto en mayo.

En redes sociales miembros de la Plataforma Arqueológico YA, que lograron con su tesón que las dos administraciones ejecutaran al menos las obras precisas para frenar los problemas del edificio que alberga el museo, se felicitaron por este momento, considerando que la reapertura estaba "más cerca".

Más información: