Recicla la ropa que ya no usas.
Urbanismo ha emitido dos informes, el último tras una inspección conjunta con técnicos del Gobierno andaluz

La capital vuelve a pedir a la Junta que frene el deterioro de la Azucarera de San Isidro y estudia acudir a la Fiscalía

Cultura - M.A. - Sábado, 25 de Mayo de 2019
La Consejería de Cultura derivó la intervención al Ayuntamiento de Granada a pesar de que se trata de un Bien de Interés Cultural.
El conjunto fue catalogado e inscrito como BIC en 2015.
P.V.M.
El conjunto fue catalogado e inscrito como BIC en 2015.

La Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Granada estudia los informes sobre la Azucarera de San Isidro para comprobar si procede presentar una denuncia ante la Fiscalía. Lo hace a petición del área de Urbanismo, que ha constatado el deterioro del conjunto, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), y que ha intentado sin éxito hasta ahora que la Junta de Andalucía intervenga, al tratarse de patrimonio protegido.

Fueron los vecinos y vecinas de Bobadilla quienes alertaron al Ayuntamiento de la presencia de okupas en las antiguas instalaciones de la Azucarera de San Isidro y el Ingenio de San Juan, un conjunto que fue declarado BIC en 2015. Esa denuncia vecinal activó la intervención municipal que, el pasado 27 de marzo emitió un informe alertando a la Delegación de Cultura de la Junta del "deficitario estado" de la Azucarera. 

Lo hizo tras una inspección de los técnicos municipales del área de Conservación de Edificios, que constataron el deterioro al que está sometido el conjunto patrimonial. 

La respuesta que llegó de la Junta de Andalucía, tras recibir ese primer informe, fue plantear Consistorio efectuar una visita conjunta a esos edificios, inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico andaluz con la tipología de Lugar de Interés Industrial. Esa inspección se efectuó el 7 de mayo y se ha plasmado en un nuevo informe que se vuelve a remitir a la Delegación Territorial de Cultura, como recoge el expediente consultado por El Independiente de Granada

La Delegación Territorial de Cultura, a la que se le vuelve ahora a solicitar su intervención, sostiene que debe ser el Ayuntamiento el que se encargue de intervenir y requerir a la propiedad que tome las medidas necesarias para la adecuada conservación.

En el escrito que Urbanismo envía a la Junta -el segundo relacionado con estos inmuebles elaborado en los dos últimos meses-, fechado el 15 de mayo, Urbanismo recuerda a la Junta que se trata de un conjunto protegido. 

Requerir a Aliseda, propietaria, que lleve a cabo una intervención adecuada en este elemento catalogado

"En cumplimiento del deber de colaboración entre Administraciones Públicas y el deficitario estado del BIC al que nos referimos, inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz con la tipología de Lugar de Interés Industrial (BOJA nº184 de 21 de septiembre de 2015), esta Concejalía entiende que se ha dar traslado a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía al efecto de que se requiera a la propiedad de Aliseda, Servicios de Gestión Inmobiliaria SL para que proceda a llevar a cabo una intervención adecuada en dicho elemento catalogado". 







Fotos: P.V.M./IndeGranada

El escrito insta a la Junta de Andalucía a que dicte la orden de ejecución al amparo del artículo 15 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, al entender que "dentro del deber de conservación tienen especial importancia aquellos bienes incluidos en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz con un régimen de protección BIC como es el caso de la Azucarera de San Isidro".

"Por ello -agrega el escrito- el deber de conservación y preservación de dicho Lugar de Interés Industrial se superpondría al deber general de conservación de la legislación urbanística (competencia municipal), añadiendo un plus de protección y conservación por el que habría de velar la Consejería de Cultura como Administración en última instancia competente". 

Fuentes de Urbanismo explican a este diario que hay sentencias del TSJA que refrenda que le corresponde a la Junta la tutela. 

En cualquier caso, desde el Ayuntamiento de Granada se ha dado un paso más. Los informes y la documentación referida estos inmuebles se han trasladado a los servicios jurídicos para que estudien, y así lo están haciendo ya, si procede presentar una denuncia ante la Fiscalía por el abandono, por parte de la propiedad, de estos edificios y las responsabilidades que se deriven.